No habrá recuperación económica si no está involucrado el movimiento obrero

Publicado:

El análisis de lo hecho por la CTC desde noviembre del 2021 y las proyecciones de trabajo para el 2022, la rendición de cuentas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) a los trabajadores cubanos, así como una intervención especial de Alejandro Gil, Viceprimer Ministro y titular de Economía y Planificación centraron los debates de la reunión

Noticias populares

Joel García León, Alina Martínez y Gabino Manguela.— “No podemos hablar de una recuperación económica del país si no está involucrado el movimiento obrero”, afirmó Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y Secretario de Organización del CCPCC, durante el CX Pleno de la Consejo Nacional de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), efectuado este sábado en el teatro del Ministerio de Comunicaciones.

El análisis de lo hecho por la CTC desde noviembre del 2021 y las proyecciones de trabajo para el 2022, la rendición de cuentas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) a los trabajadores cubanos, así como una intervención especial de Alejandro Gil, Viceprimer Ministro y titular de Economía y Planificación centraron los debates de la reunión, presidida además por Ulises Guilarte De Nacimiento, integrante además del Buró Político y Secretario General de la CTC, y con la asistencia de 133 delegados.

Al hacer las conclusiones del Consejo, Ojeda convocó a sumar al reto económico el reto ideológico. «Hay que seguir haciendo conciencia revolucionaria.  Es imprescindible ir al funcionamiento interno de la organización, porque no se puede hablar de batalla económica si el sindicato no funciona. Debemos lograr que los mejores trabajadores estén allí en la dirección de las secciones sindicales, en cada Buró», señaló.

Tras ratificar que el administrador o director de una empresa o centro es el cuadro político más importante, invitó a discutir en los colectivos laborales esa vocación exportadora que debemos lograr, cómo sustituir importaciones y hacer un uso racional de los recursos financieros y materiales, la capacidad transformadora de los problemas y todo lo que les preocupe a los trabajadores.

Expuso que hay luces y buenos ejemplos de encadenamiento productivo y distribución de utilidades, así como de empresas azucareras que sí cumplen su plan de azúcar y siguen moliendo como la del 14 de Julio de Cienfuegos.  «Hay que también ir a las Mypimes que se están constituyendo para crear la organización sindical porque esos actores son un complemento de la economía en el marco del socialismo», acotó.

Respecto al enfrentamiento a la subversión político-ideológica realizó un llamado para que los trabajadores tengan un papel más protagónico. Elevar la vigilancia a través de la guardia obrera y que haya más disposición para enfrentar a los enemigos en el espacio físico y digital son ejemplos citados por el dirigente partidista, quien alertó que «no podemos permitir que fragmenten la unidad de los trabajadores a la Revolución y el socialismo».

Finalmente Ojeda mostró su seguridad de que estamos en condiciones de llegar al Primero de Mayo con un gran desfile. «Hay que lograr un esfuerzo decisivo en la batalla económica. Es la única manera en que se puede hacer realidad el lema que ustedes han propuesto para la celebración de esa fecha: «Cuba vive y seguirá trabajando».

Por su parte, el secretario general de la CTC, Ulises Guillarte, valoró como importante instrumento de trabajo para todas las estructuras sindicales la información y el análisis económico realizado en esa jornada por Alejandro Gil sin olvidar que «somos una clase obrera en el poder, lo cual demostrémoslo con una fidelidad en el trabajo y un aumento de las ofertas de bienes y servicios para nuestro pueblo».

Una recuperación económica gradual después de una caída grande

En el segundo punto del Consejo Nacional, la intervención del Ministro de Economía, Alejandro Gil, abordó las prioridades de la economía cubana, la cual ha comenzado una recuperación gradual a partir de una caída grande en el contexto de Covid-19 y las medidas de recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, así como de otros contextos internacionales no esperados, como el conflicto entre Rusia y Ucrania.

En el mercado internacional está ocurriendo una subida de los precios de alimentos y combustibles, que es lo que más se consume por todas las naciones. La recuperación prevista del 4% no podrá todavía suplir la caída de un 13 % sufrida en los años 2020 y 2021, en tanto el enfásis mayor hay que hacerlo hacia lo interno, sobre todo con afectaciones reales en la producción de algunos bienes y servicios.

Informó que en los dos primeros meses del año se observan un conjunto de factores favorables, aunque hay dos actividades muy afectadas: la zafra azucarera y el turismo, aunque no se renuncia a llegar a los 2,5 millones de visitantes. Llamó la atención sobre el incremento de un turismo nacional a partir de la infraestructura creada, lo cual permite una utilización de esas instalaciones turísticas.

Explicó la distorsión que hay a partir del cambio informal o ilegal del dólar respecto al peso cubano, sobre todo en el turismo y las comunicaciones. «Eso es un asunto para atender», precisó. A partir de ahí hay prioridades hoy para nuestras economía. La primera de ella es la generación de energía eléctrica, en la que incide el precio de la tonelada de combustible en el mercado internacional y no mover las tarifas eléctricas ni el precio del combustible que se vende.

El principal consumidor de energía no es solo el sector residencial, sino el sector no estatal como productor de bienes y servicios, comentó el Vicepremier cubano, que alabó la creación y aprobación ya de 2500 Mypimes, así como de otras 1500 que ya presentaron sus documentaciones ante el Ministerio de Economía y Planificación.

La segunda prioridad es el campo de batalla de la inflación.  Hay una que es imposible de quitar: la inflación de costo. «El subsidio es un costo compartido», argumentó Gil, quien pidió ayuda a la CTC para no introducir más déficit al presupuesto estatal.  «No obstante, de esa inflación de costo nadie nos salva», explicó. Pero hay otro tipo de inflación, la de demanda, en la cual los productos pueden venderse muy por encima de su costo.

«Apostamos al incremento de la oferta, pero no será en dos o tres meses. Por eso es importante hablar este tema con ustedes. Nuestro modelo económico reconoce el mercado, pero lo regula. No es libre mercado», remarcó Gil, quien puso como varios ejemplos en los que se trabaja ya tanto en el sector privado como en el sector estatal. «Tiene que haber racionalidad en los precios», acotó.

Explicó que comenzará de inmediato un proceso para revisar las empresas estatales con pérdidas y también las de altas utilidades. «El sector no estatal es complementario en nuestra economía y no protagónico. Y lo que está pasando es que está siendo ese sector privado el principal referente de bienes y servicios. Habrá que regular eso con esclarecimiento y medidas económicas».

Gil reiteró por eso el objetivo principal en este 2022 es que se produzca el verdadero estremecimiento de la empresa estatal socialista, hay que eliminar las empresas con pérdidas. Haremos una evaluación una por una.  «El apoyo del movimiento sindical en este objetivo es insustituible, pues puede llevar fricción y contradicciones, pero hay argumentos y contamos con autoridad moral de estar enfrentando esta crisis económica sin políticas de choque. Las transformaciones fundamentales ya están hechas y corresponde conducirlas de manera coherente» concluyó.

Rendición de cuenta única en el mundo: las Fuerzas Armadas Revolucionarias a sus trabajadores

El primer punto del orden del día del Consejo estuvo dedicado a la rendición de cuentas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) a los trabajadores cubanos, para lo cual se encontraban presentes el General de Cuerpo de Ejército, Joaquín Quintas Solá, viceministro de las FAR y  el General de División, Víctor Rojo Ramos, jefe de la Dirección Política de las FAR, este último encargado de dar lectura al informe.

Tras realizar un balance de la situación político y militar vivida en el 2021, señaló que la agresividad de la actividad subersiva sobresalió en el período con su punto culminante en los sucesos ocurridos el 11 y 12 de julio en varias ciudades del país. Destacó la respuesta dada por la mayoría del pueblo y manifestó que el trabajo en las redes sociales intenta desvirtuar la realidad que vive Cuba, con la desacreditación además de los principales dirigentes cubanos.

Destacó la preparación combativa de las tropas regulares, los ejercicios Moncada y los bastiones estudiantiles, el cumplimiento del Servicio Militar Activo, los cursos del Colegio de Defensa Nacional, así como el trabajo conjunto con otros organismos de la Administración Central del Estado para contrarrestar la agresión a través de diferentes soportes tecnológicos y las propias redes sociales.

Un aparte mereció el aporte de las FAR a la compleja situación sanitaria provocada por la Covid-19, en la que sobresalió la disposición de todos los hospitales militares para atender a los enfermos y la entrega de su personal médico, entre ellos 215, que integraron las Brigadas Henry Reeve para cumplir misiones internacionalistas.

En este punto precisó la contribución dada ante la falta de oxígeno, para lo cual se incorporaron varias industrias militates. En cuanto el Aporte a la Patria informó que ascendió a 2 millones 130 mil 423 pesos, en las que destacaron la CTC, la Organización de Pioneros José Martí y los Comité de Defensa de la Revolución.

Finalmente recordó las palabras del General de Ejército, Raúl Castro en el informe al 8vo. Congreso del Partido. «El escenario descrito y su probable evolución en el futuro exige de todos nosotros asegurar, de modo permanente, la prioridad a la defensa, en total correspondencia con las certeras reflexiones de Fidel contenidas en el Informe Central al Primer Congreso: “Mientras exista el imperialismo, el Partido, el Estado y el pueblo, les prestarán a los servicios de la defensa la máxima atención. La guardia revolucionaria no se descuidará jamás. La historia enseña con demasiada elocuencia que los que olvidan este principio no sobreviven al error”.

Al debatir el informe presentado, Misael Rodríguez, secretario general del Sindicato Nacional de la Construcción, resaltó que en ningún lugar del mundo ocurre un proceso de rendición de cuentas como el que hace las Fuerzas Armadas a los trabajadores. «Esto es el ejercicio práctico de la democracia participativa», argumentó.

Sobre el papel de los constructores al programa de crear y mantener el teatro de operaciones militares, Rodríguez indicó que más de 5 mil trabajadores laboran en eso, con una vinculación mayor a los innovadores para recuperar equipos que llevan más de 25 años en explotación. «Aprendemos todos los días en el trabajo con las Industriales Militares porque hay orden y disciplina», concluyó.

Julio Antonio Suárez Valdés, a nombre de la Industria Militar, trasmitió la experiencia de su empresa Granma, ubicada en la localidad de Casablanca, donde han resuelto muchos problemas de la Marina de Guerra Revolucionaria. Allí también se ha instalado una planta para menaje de cocina y consideró como muy importante la juventud incorporada, con la cual se trabaja no solo en su formación laboral, sino también en su formación política.

En el enfrentamiento a la Covid-19, la empresa Granma fabricó camas para los hospitales en tiempo récord y también trabajó en la climatización del hospital Luis Díaz Soto (Naval). «Esta es nuestra defensa de Revolución, que para nosotros sigue siendo de Patria o Muerte: !Venceremos!.

El secretario general de la CTC, Ulises Guilarte, ponderó la eficiencia, orden y disciplina de esa empresa y sugirió que para un próximo Consejo Nacional pudiera planificarse una visita a esas empresas de las industrias militares. «Allí todos salimos fortalecidos de cuánto podemos hacer en nuestros colectivos y no hacemos. Llega más directo verlo que un informe», puntualizó.

Yordan Hernández Brito, director de la empresa constructora de Obras para el Turismo en La Habana,  puso su propio ejemplo de cómo se ha superado en los 17 años que lleva en ese centro. «No dejamos de producir en tiempos de Covid-19 y continuamos trabajando en la superación de jóvenes porque tenemos muchas misiones», dijo.

Julio Antonio Pérez Salazar, del Buró sindical del Territorial de ETECSA de La Habana, llamó la atención sobre seguir trabajando en la ciberseguridad, aumentar la cultura profesional sobre lo que pasa en las redes sociales, al tiempo que expresó todo lo que hace el sindicato para la repartición de utilidades en una empresa tan trascendental para el país.

Roberto Morajes Ojeda, al intervenir en este punto, comentó en el ejemplo que se ha convertido las FAR para la sociedad cubana, con un uso excelente de la ciencia, el reforzamiento de los valores de la Revolución en cada lugar (unidad, campamento o industria militar) y la disciplina, orden y eficiencia admirables que encontramos en sus combatientes, directivos y trabajadores.

Enfatizó que la doctrina militar de nuestro país es la Guerra de todo el pueblo, por tanto no puede ser de otra manera que una rendición de cuentas como esta, única en el mundo; pero el compromiso de todos nosotros es seguir combatiendo en los espacios físicos y digitales. «La experiencia de las Fuerzar Armadas en cómo nos debemos organizar es vital para enfrentar el escenario que nos quieren montar desde las redes sociales».

El momento fue propicio para reconocer con la Bandera de Proeza Laboral a la Unión de Construcciones Militares y a la Industria Militar, a partir de su contribución a los programas económicos y militares del país.  Asimismo, se entregó el Sello 80 Aniversario de la CTC a las Fuerzas Armadas Revolucionarias, acompañada de una obra de arte del pintor Ernesto Rancaño titulada Grados de Comandante, la cual fue recibida por el General de Cuerpo de Ejército, Joaquín Quintas Solá.

Fortalecimiento del Consejo Nacional de la CTC

Antes de comenzar la reunión se efectuó la votación para el fortalecimiento del Consejo Nacional y fueron electos 20 nuevos compañeros:

  1. Lidier Aguila Machado,
  2. Yanet Adelka Álcantara Oviedo,
  3. Salomé Alemán Casarracio,
  4. Yaquelín Baños Torres,
  5. Yanet Barroso Domínguez,
  6. Osmani Basallo Velazco,
  7. Odalys Batista Pérez,
  8. Yosvani Chávez Lima,
  9. Kilmis Cuelley Pérez,
  10. Lázaro de Jesús Espinosa Yara,
  11. Niurka Ferrer Castillo,
  12. Leysnier García Llamas,
  13. Wiliam Licourt González,
  14. Ernesto Marrero Vega,
  15. Marileidy Rodríguez Marcial,
  16. Katia María Rodríguez Ramos,
  17. Yuniska Romero Leyva,
  18. Erlin Donnelian Rondón Cedeño,
  19. Dayani Samón Matos,
  20. Arlety Savón Quiala.

Asimismo, fueron elegidos como miembros no profesionales del Secretariado Nacional:

  • Yulián León Rondón, secretario de la CTC en la provincia de Camagüey
  • Maglin Del Sol Martínez, secretaria de la CTC en Villa Clara.
Fuente: pcc.cu
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias