Kim Jong Un felicita a comandantes, universitarios y jóvenes trabajadores por el 90º aniversario del Ejército Revolucionario Popular de Corea

Publicado:

Noticias populares

El estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la República Popular Democrática de Corea, se fotografió el Primero de Mayo con universitarios y jóvenes trabajadores de esta urbe, quienes contribuyeron a la efectuación exitosa del desfile militar por el 90º aniversario de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea.

 

Participaron en la filmación el secretario del Comité Central del PTC, Ri Il Hwan, y el secretario responsable del Comité del PTC en la ciudad de Pyongyang, Kim Yong Hwan.

Los jóvenes y estudiantes se encontraban muy emocionados por volver a acoger el inolvidable momento glorioso y dichoso tras participar en el gran festival político y militar de mayor dimensión de la historia, que ha demostrado plenamente la dignidad de la patria y el poderío de la gran unidad monolítica, con el entrañable Secretario General en la tribuna de gloria.

Cuando el Secretario General llegó al lugar, todos los participantes recibieron con estruendosas vivas a él quien forma el gran destacamento de los sucesores de la revolución, presentando siempre el aprecio a los jóvenes y el asunto de la juventud como asunto estatal más importante y orienta el socialismo a estilo coreano por el camino de la victoria y gloria.

Respondiendo cordialmente a los jóvenes y estudiantes, el Secretario General evaluó altamente sus esfuerzos, quienes hicieron aporte a celebrar el aniversario 90 de la fundación del ERPC como gran festival de la unidad monolítica sin precedente y la escena de manifestación de la fuerza nacional.

Llega al cielo el ímpetu de nuestros jóvenes, subrayó el Secretario General y destacó que el radiante futuro del socialismo coreano es de los jóvenes y constituye una sagrada causa patriótica a cumplirse por ellos mismos.

Coronar la juventud con el fervor revolucionario, patriótico y de lucha guardando la fidelidad al Partido y la revolución como gran honor y orgullo es rasgos propios de los jóvenes coreanos inimitables por otra sociedad del mundo, dijo. Y agradeció a los jóvenes y estudiantes quienes contribuyeron a la celebración exitosa de la parada militar con su elevado carácter organizativo y habilidad artística para demostrar sin reservas la fuerza organizativa y unida de la sociedad coreana, al tomar parte en esta ceremonia de gran envergadura.

Se retrató junto con los reunidos tras exponer gran confianza y esperanza de que ellos sean dignos trabajadores que juegan un rol importante en la lucha por la prosperidad de la patria, al estudiar con afán con misma pasión ferviente e ímpetu revolucionario manifestados en la plaza.

Terminada la filmación, volvieron a estremecer el cielo de Pyongyang las aclamaciones «Kim Jong Un» y «Defensa a ultranza» de los vanguardistas juveniles del PTC.

Todos los participantes tomaron la decisión de avanzar con más energía hacia el futuro radiante del socialismo, el comunismo, haciendo gala del poderío de los hijos infinitamente fieles al Partido y el honor de jóvenes de la potencia.

El estimado camarada Kim Jong Un recibió y estimuló también, en la sede del Comité Central del Partido, a los comandantes del Ejército Popular de Corea, que dirigieron exitosamente el desfile militar y otros actos por el aniversario 90 de la fundación del Ejército Revolucionario Popular de Corea.

Estuvieron presentes en la ocasión Pak Jong Chon, miembro del Presidium del Buró Político del Comité Central del PTC, vicepresidente de la Comisión Militar Central y secretario del CC del PTC, el ministro Ri Yong Gil y otros directivos del Ministerio de Defensa Nacional, los comandantes de los tipos de fuerza armada y los jefes de cuerpos del Ejército Popular de Corea.

Los comandantes del Ministerio de Defensa Nacional y del ejército se sentían invadidos por la gran confianza en el Comandante Supremo quien concede todo el honor a los camaradas si bien él mismo convirtió el solemne desfile militar de abril en una manifestación del poderío absoluto y la superioridad técnico-militar de las fuerzas armadas de la RPDC, capaces de lograr una victoria aplastante sobre cualquier enemigo poderoso del mundo, y en un acontecimiento revolucionario que multiplicó la convicción de victoria cierta a todos los habitantes del país.

Tomando cordialmente las manos de los comandantes que le daban el parte de fidelidad, el Secretario General evaluó de altos los méritos realizados por ellos para festejar con un solemne desfile militar la susodicha efeméride significativa y gloriosa en la historia de la revolución coreana y la nacional.

El primer paso de nuestras fuerzas armadas revolucionarias, que tuvieron como su recurso inicial dos pistolas nada más, se ha extendido a la marcha gallarda e impetuosa del ejército partidista revolucionario, el único y más poderoso del mundo, dijo y agregó que el tiroteo de máuser, repercutido en el bosque de Antu, quedó amplificado en el trueno de Hwasongpho que acaba con la fanfarronada militar de las fuerzas hostiles.

Esta realidad grandiosa es precisamente la historia de victoria fulminante de las fuerzas armadas de la RPDC que se registrará en letras doradas en los anales de la patria, apuntó.

En el mundo actual donde se enfrentan agudamente una fuerza y la otra y se puede defender la soberanía y los derechos e intereses propios mediante el fortalecimiento continuo, la formidable capacidad ofensiva y el predominante e irrefrenable poderío militar constituyen la línea vital que garantiza la tranquilidad de nuestro Estado y pueblo y el futuro de todas las generaciones venideras, subrayó.

Manifestó la firme voluntad del CC del Partido de mantener y mejorar sin parar la superioridad absoluta de las fuerzas armadas revolucionarias a fin de doblegar y frustrar de manera preventiva, si es necesario, todos los intentos peligrosos y acciones amenazantes, inclusive la persistente y creciente amenaza nuclear de las fuerzas hostiles. Y exigió a los comandantes militares que abran audazmente la nueva etapa de desarrollo de las fuerzas armadas revolucionarias ateniéndose al rumbo y línea general del Partido sobre la construcción del ejército.

Se retrató junto con los reunidos tras exponer la esperanza y convicción de que ellos dedicarán todo su cuerpo y alma, inteligencia y pasión a la sagrada causa para consolidar por todos los medios el potencial autodefensivo de nuestro gran Estado con la fe en la victoria cierta, sin olvidar nunca su noble misión asumida ante la patria, la revolución y el pueblo.

Al volver a recibir las muestras de confianza especial y afecto del Comandante Supremo, los altos mandos le rindieron máximo tributo al invencible General de Acero quien escribe nueva crónica de incremento del potencial defensivo del Estado formando nuestras fuerzas armadas revolucionarias, herederas de la brillante tradición antijaponesa, como ejército más poderoso del mundo.

Todos los participantes juraron defender con firmeza el Partido y la revolución y seguir exaltando la dignidad y prestigio de la RPDC, nuestra patria poderosa, al dedicarse con coraje redoblado a la empresa de fortalecer por todos los medios el poderío militar como el intocable e inigualable, en pleno acato a la idea y línea del gran Comité Central del Partido sobre la construcción de fuerzas armadas revolucionarias.

ACNC

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Rendición y evacuación

Roto el bloqueo, abiertos los canales de comunicación e iniciado el proceso, la evacuación de los soldados ucranianos que durante semanas han permanecido en la acería Azovstal sitiados por las fuerzas rusas y de la República Popular de Donetsk se ha acelerado en las últimas horas. Lo que en un principio pudo parecer únicamente la evacuación de combatientes heridos de gravedad -es así como Ucrania quiso presentarlo y como se reflejó durante las primeras horas en la prensa occidental- era en realidad la rendición final de esos más de 2000 miembros del Ejército Ucraniano, el regimiento Azov, la Guardia de Fronteras y la Policía.