Enfrenta Salud cubana bloqueo económico de Estados Unidos

Publicado:

Noticias populares

ACN.— A sus tres años, Adriana Fernanda Jaureguí Mesa desconoce el alcance del bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba, una política que obstaculiza la adquisición de medicamentos para disímiles dolencias y a la cual se enfrenta cada día el sistema de Salud.

 

Desde sus 27 días presenta una miocardiopatía dilatada, por lo que permanece largas temporadas ingresada en la sala de Cardiología del hospital pediátrico universitario (HPU) Paquito González Cueto, de la provincia de Cienfuegos, donde un equipo de profesionales se encarga de proporcionarle los cuidados necesarios para mejorar su calidad de vida.

La doctora Nancy González Vale, especialista de Primer Grado en Pediatría y de Segundo Grado en Cardiología, dijo a la ACN que esa es una enfermedad primaria miocárdica de causa desconocida, caracterizada por dilatación del ventrículo izquierdo o biventricular y disminución de la contractilidad miocárdica.

Afirmó que debutó mediante un cuadro de shock cardiogénico y ha recibido seguimiento durante estos tres años, pero la respuesta no ha sido ideal y mantiene el miocardio afectado porque la fuerza de contracción del corazón está por debajo de los valores esperados.

Explicó que por ese motivo la niña se encuentra siempre en un estado de insuficiencia cardíaca y necesita tratamiento, pero la presencia de las medicinas en la red de farmacias se dificulta porque no existe la materia prima para fabricarlas en el país por la influencia de la hostil política norteamericana.

Digoxina, captopril, carvedilol y diuréticos como la furosemida son indispensables para Adriana, pero a veces se entorpece su adquisición y por ello los especialistas deben buscarlos en lugares alejados o gestionarlos en el stock de la institución médica, siempre sin costo alguno, agregó la también profesora Auxiliar.

Además, gracias a la Revolución, que prioriza la asistencia sanitaria a sus infantes, la pequeña continúa en hospitalización por el tiempo necesario de forma gratuita, y todos sabemos que una cama en un hospital de cualquier otra nación tiene saldos elevados, enfatizó la jefa de la Red Cardiopediátrica del territorio.

González Vale apuntó que cuando ha sido necesario interconsultan el caso con profesionales del Cardiocentro Pediátrico William Soler, de La Habana, y existe una total concordancia con el diagnóstico y los procederes, algo que siempre comunican a los padres.

Leslie Mesa Valera, madre de Adriana y residente en el asentamiento de Yaguaramas, en el municipio de Abreus, expresó que resulta muy difícil porque, debido a la genocida política yanqui, la disponibilidad de los fármacos necesarios para garantizar la salud de su hija se torna cada vez más complicada.

Destacó que de no ser por las restricciones del bloqueo el acceso a los tratamientos sería más fácil para las familias cubanas, pero sobre todo sería mucho más beneficioso para los pequeños con esos padecimientos.

Sé que Cuba enfrenta una situación compleja con el tema de la compra de las materias primas para producir los medicamentos, pero reconozco y agradezco los esfuerzos para prolongar la existencia, con calidad, de pacientes con enfermedades crónicas como mi niña, alegó.

Pasamos mucho tiempo en el HPU y estoy más que agradecida porque todo el personal de la sala es maravilloso, los he visto hacer todo cuanto está a su alcance por Adriana, relató.

Recibimos un trato dulce, siempre prevalece una comunicación transparente por parte de los médicos, algo que se agradece mucho porque nos ayuda a comprender todo cuanto sucede alrededor de Adriana, resumió la progenitora.

Los expertos del hospital infantil cienfueguero se baten cada día contra una práctica sostenida por las sucesivas administraciones estadounidenses durante más de seis décadas, con el propósito de sanar a los más pequeños y brindarles una vida lo más saludable posible.

El servicio de Cardiología del “Paquito González Cueto”, integrado por cuatro especialistas, así como por enfermeras formadas en esa área, tiene bajo su custodia a los pacientes en edad pediátrica con alteraciones cardiovasculares, ya sea por malformaciones congénitas, trastornos del ritmo cardíaco u otras dolencias propias del corazón.

Fuente: cubasi.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias