Un día fuera de lo normal

Publicado:

Noticias populares

Durante ochos años, en Donetsk nos hemos acostumbrado a los bombardeos, pero incluso para nosotros, el 13 de junio fue un día fuera de lo normal. La ciudad fue bombardeada simultáneamente desde diferentes direcciones y con un récord de munición: más de 300 proyectiles y minas explotaron en Donetsk ese día. Es algo que no había ocurrido ni en 2014 ni en 2015.

 

Estás sentado en tu casa y no sabes si el siguiente proyectil va a impactar en tu casa o en alguna otra. Si tienes suerte, la metralla solo destruirá las ventanas. Si no, puedes acabar en el hospital o en el cementerio. Cada persona reacciona de diferente manera ante estas situaciones. Personalmente, tengo una capacidad de alejarme de la realidad y cierto sentido del fatalismo extremo. Nada depende de ti, pasará lo que vaya a pasar. Así que el día 13, durante un bombardeo infernal, estuve viendo una comedia.

Algunos de mis amigos estuvieron sentados en el pasillo o en baño durante el bombardeo. Por una parte, es una reacción racional, ya que ahí no hay ventanas, lo que significa que hay menos riesgo de impacto de un fragmento de metralla o un cristal. Por otra parte, da cierta sensación psicológica de ausencia de peligro, aunque sea falsa, ya que las paredes no protegen de un misil. Durante el bombardeo, cada persona busca una protección psicológica: para mí fue una serie y para otros, un pasillo.

Pero es mucho más difícil para quienes tienen hijos. El día 13, me llamó un amigo que me contó que su mujer intentó acostar a su hijo de cinco años en el pasillo. El niño no quería, quería dormir en su cama. ¿Cómo se le explica a un niño que está más seguro en el suelo del pasillo que en su propia cama? ¿Cómo se le explica que los nacionalistas ucranianos aterrorizan a las ciudades de Donbass? Es difícil de comprender para todos, no solo para un niño de cinco años, porque es imposible que una persona normal comprenda la lógica de quienes nos disparan.

El día 13 fue el pico más alto de los bombardeos de Donetsk. De hecho, el terror de artillería comenzó el 29 de mayo y continúa a día de hoy. La sensación de la población puede calificarse de una mezcla entre miedo y estupor, mientras que algunos muestran desesperanza. Es molesto que los expertos empiecen a hablar en los programas políticos de la televisión rusa de la fortaleza del pueblo de Donbass, que lo aguanta todo. En la actual situación, esto ya no suena como un halago. En Donetsk se percibe como una señal de que habrá que aguantar durante mucho tiempo.

Sí, hay gente muy fuerte en Donbass y es improbable que nos destruyan, pero los nervios están tan estirados que seguramente valdrían de cuerdas de guitarra. La población de Donetsk, Makeevka, Gorlovka o Stajanov no quieren oír hablar de lo fuerte y valiente que es el pueblo de Donbass sino de cuándo acabará el terror de la artillería ucraniana. Esa es la principal cuestión.

Necesitamos medidas que obliguen a Zelensky a detener la violencia contra la población civil. Puede que sean ataques contra las infraestructuras ferroviarias o los puentes que cruzan el Dnieper o que se encuentran en Ucrania occidental. De ahí que los ojos de las población de Donbass miren a Rusia, ya que, en las actuales condiciones, es la única que, por la fuerza o por la palabra, puede obligara a Ucrania a detener el infierno de artillería.

El pueblo de Donbass no puede contar con la ayuda de la comunidad internacional o las organizaciones internacionales. Durante ocho años, el mundo no se ha preocupado por el destino del pueblo de la RPD y la RPD y nada de eso ha cambiado ahora. La televisión alemana acusó a las tropas rusas de bombardear Donetsk el 13 de junio. ¿De qué vamos a hablar con ellos y qué podemos esperar? En cuanto a la reacción de las organizaciones internacionales, como apuntó Yuri Ushakov, asesor del presidente ruso, hubo un breve comentario en la ONU y ya está.

Parece que la presa occidental solo habla de un Donetsk imaginario, que se corresponde con la imagen mental de Ucrania y que está siendo bombardeado por Rusia. Esa ciudad de Donetsk no existe. Sin embargo, en Europa y Estados Unidos eso no importa, allí se vive en el paradigma informativo de su prensa de lo que dicen sus líderes de opinión. Así que, para ellos, ese Donetsk imaginario existe, como también existe la Ucrania democrática en la que no hay fascismo. También ese es un país que no existe. Así que solo la fuerza puede traer la paz a nuestra tierra, que ha sufrido tanto.

spot_img

1 COMENTARIO

  1. Las cartas están hechadas ; Tanto OTAN como la UE..no quieren que Rusia se,asiente en Donbas,desean ellos contener a Rusia.y está debe Usar todo su armamento..ahora!!

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias