Díaz-Canel: Por Cuba, por su historia y su presente, seguimos inspirados y decididos a pelear ¡Hasta la Victoria Siempre!

Publicado:

El Código de las Familias es sin dudas una de las normas legales que más trascendencia legal y política ha tenido en la historia política del país, pues también responde a los compromisos internacionales asumidos por Cuba en estas materias y contra toda forma de discriminación, señaló

Noticias populares

Las sesiones de la actual legislatura tienen gran importancia, aquí hemos aprobado el Código de las familias, norma indispensable para la sociedad cubana y que será llevada a referendo en septiembre para que se pronuncie sobre ella el pueblo cubano, aseguró el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

 

Recordó que cuando el 10 de abril de 2019 aprobamos la Constitución de la República, entre las materias más reflejadas en la regulación constitucional, destaca el derecho de las familias por su papel vital en la formación de generaciones y transmisión de valores, costumbres y tradiciones.

El Código de las Familias es sin dudas una de las normas legales que más trascendencia legal y política ha tenido en la historia política del país, pues también responde a los compromisos internacionales asumidos por Cuba en estas materias y contra toda forma de discriminación, señaló.

La norma, aseguró, ha recorrido un largo camino buscando consensos sociales y académicos, y su construcción ha supuesto la coexistencia de saberes aportados desde diferentes ciencias.

Destacó que también ha sido necesaria la sabiduría popular de la nación, en tanto se recoge el sentir de miles de cubanos que en ocasión de la consulta popular expresaron su apoyo y también su diverso parecer sobre los contenidos que recoge el articulado de la Ley.

Foto: Juvenal Balán

Se trata de un Código que hace una apuesta en tiempo presente para saldar las deudas del pasado y educar a las generaciones del futuro, dijo. Con esta Ley ganamos todos como sociedad, porque siendo los primeros destinatarios de las normas jurídicas, nos convertimos también en sus principales artífices, añadió.

Este Código, que en septiembre pasará el escrutinio social a través de un referendo, será algo inédito en Cuba para este tipo de disposición normativa, y se ha desarrollado algo novedoso: el afecto como valor jurídico, sostuvo.

También, valoró, tiene un indiscutido valor ético, nos enseña a pensar y nos da las riendas para educar a las futuras generaciones.

El Jefe de Estado comentó que la crianza positiva de la que tanto se ha hablado no es otra cosa que criar desde la cercanía y el acompañamiento. No se trata de excluir el poder de la sangre, sino de compatibilizarlo con otras maneras de construir maternidades y paternidades, donde a veces no existe el componente genético, pero sobra amor, precisó.

Puntualizó que el afecto es la apuesta continua de este Código, y en función de ello, el derecho ha tenido que amoldar un escenario de rigidez hacia la apertura y flexibilidad.

Sobre la base de protección de la dignidad humana, el derecho de las familias se sustenta en nuevo orden constitucional y legislativo, y podemos hablar de un Código que reconoce los derechos de todos. Un Código, añadió, que visibiliza a la persona mayor como protagonista de su destino y de su entorno familiar, como sujetos de derecho, pero también de deberes para la formación de los más jóvenes en el hogar. Abre, además, las puertas jurídicas a la protección de las personas en situaciones de vulnerabilidad y avizora la necesidad de dar respuesta al envejecimiento poblacional, de ahí, —insistió— lo importante de reconocer el cuidado con afecto como un derecho que tienen todas las personas en el medio familiar.

Como su antecesor de 1975, el presente Código centra también la mirada en los niños, niñas y adolescentes, apuntó.

El principio del interés superior, comentó, es la piedra angular para interpretar y aplicar la Ley. Decía José Martí que los niños son la esperanza del mundo, y para ellos construimos y seguiremos construyendo esta nación, aseguró.

Por otra parte, manifestó que la sustitución de la patria potestad con la nueva visión de la responsabilidad parental deja de lado la mirada patriarcal y estereotipada que no se aviene hoy con el pluralismo familiar.

Los niños, niñas y adolescentes deben ser acompañados en su crecimiento moral, espiritual, en el desarrollo de su personalidad por sus padres y madres en una relación armónica, en la que prevalezca el respeto recíproco, la lealtad, la honestidad y la complicidad del afecto, subrayó el mandatario.

Foto: Juvenal Balán

Si una norma ofrece alternativas y oportunidades es la que acabamos de presentar. «El Código busca el respeto; esa es la palabra clave, respeto al derecho de las personas», señaló.

Precisó que el Código que se aprobó sienta las bases de un derecho familiar más democrático, solidario y mucho más responsable; es cierto que se da autonomía a las personas a escoger las parejas y casarse sean o no del mismo o diferente sexo y para prever de herramientas de autoprotección de las personas ante situación de discapacidad. «No se trata de dar, sino de entregar. Ese es un mensaje que transmite el Código.

No hay precedentes en nuestra geografía hemisférica de un Código de esta naturaleza», resaltó.

El Presidente destacó que hoy nuestra sociedad socialista se fortalece: contamos con una norma jurídica de vanguardia que servirá de ejemplo para futuras normas legales que dan continuidad al proceso legislativo cubano.

Expresó que es un merecido homenaje, por la fuerza de la justeza y la virtud, al pensamiento de nuestra querida Presidenta eterna de la Federación de Mujeres Cubana, Vilma Espín.

Sirve, además, como un gran libro de cabecera que deberían tener a mano los educadores, esencialmente, los maestros de primaria que acompañan a la niñez en la primera formación humanística y como texto de referencia para la formación cívica de hombres y mujeres del mañana, que darán continuidad a esta gran obra que es la Revolución, destacó el mandatario.

«Cada familia es un camino particular, único, irrepetible; como irrepetible es cada persona. La familia es una expresión del más delicado tejido social; de ella venimos, nos formamos y recibimos los más altos valores», añadió.

Las familias –comentó– son como la Patria, nos dotan de identidad, solidaridad, respeto y altruismo. La apuesta por la aprobación del Código en el referéndum es también por la democracia, por la virtud de ser cubano, por la felicidad de cada niño, niña o adolescente, por la inclusión de cada persona con discapacidad, la condena al maltrato familiar, por el respeto a las diversidades familiares. «Es una apuesta por la vida, por la dignad de cubanas y cubanos, por la continuidad de quienes nos han guiado. Es la concreción de la máxima martiana ”Con todos y para el bien de todos”. Es un Código de amor y de paz», destacó. Por estas razones, señaló Díaz-Canel, me siento conmovido y orgulloso al convocar a nuestro pueblo a decir sí por el Código de las Familias.

Por otra parte, el Presidente cubano señaló que las relaciones internacionales transitan por un escenario peligroso. La ofensiva estadounidense conduce a un clima de conflicto cuyas consecuencias son impredecibles. «El mundo ha cambiado», refirió, y en un contexto variado, muchos admiran la indomable resistencia de nuestro pueblo frente a la agresión del imperialismo estadounidense, y la obra de justicia y humanismo que defendemos. Otros, sencillamente, rechazan la política inmoral de Estados Unidos contra Cuba, aun cuando ideológicamente no se identifican con la Revolución.

Agregó que cualquiera advierte que el gobierno estadounidense actúa con deshonestidad cuando alega que el bloqueo se debe a sus preocupaciones por el bienestar del pueblo cubano. La nefasta trayectoria histórica de Estados Unidos en materia de derechos humanos y democracia se conoce, así como los abusos que se comenten en ese país, resaltó.

Destacó que lo que persiguen es destruir el proceso revolucionario cubano y lo que significa, levantando la advertencia de todo aquel que busque una vía alternativa a su manual de instrucciones para el mundo, corre, como Cuba, el riesgo de sufrir la perenne hostilidad por parte de Estados Unidos.

Eso explica –subrayó– la agresividad contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, el golpe de Estado contra Bolivia, entre otros; es el motivo de presiones y amenazas sobre muchos gobiernos para evitar que cumplan con el justo reclamo de sus pueblos; es la razón de exclusiones en la pasada cumbre de las Américas celebrada en Los Ángeles. Lejos de aislar a Cuba y otros países, precisó el Presidente, la Cumbre terminó mostrando el aislamiento de la política estadounidense hacia el hemisferio.

«Sesionó también en Los Ángeles una Cumbre de los pueblos, una verdadera cumbre, evento paralelo de representación popular con la participación de muchas fuerzas progresistas, así como de grupos sociales, comunitarios y gremiales. Fueron ahí a reclamar sus derechos, a defender la paz, a demandar que se ponga fin a la injusticia de un orden económico que privilegia las élites corporativas y al capital trasnacional, a costa de las mayorías y de la explotación del medio ambiente», significó.

El Departamento de Estado –afirmó el mandatario– no tiene manera ni fundamento para argumentar la designación de Cuba como Estado que patrocina el terrorismo. «No hay político ni funcionario del gobierno estadounidense que pueda sostener honestamente esa acusación».

A propósito de esta injusta designación, denunció las consecuencias marcadamente nocivas que ha traído para Cuba, pues perjudica enormemente las transacciones financieras y comerciales internacionales; entorpece el acceso a instituciones financieras y las posibilidades de pagos y créditos; impone un estigma sobre nuestras entidades e instituciones, a las que les resulta en extremo difícil interactuar, incluso con entidades extranjeras con las que la nación sostiene relaciones productivas.

Añadió que Estados Unidos utiliza esta lista del Departamento de Estado y otras entidades como instrumento de coacción política, manipula con oportunismo temas sensibles como el terrorismo, la religión, los derechos humanos, la corrupción y muchos otros, para arrancar concesiones a países soberanos o castigarlos cuando van en contra de sus intereses.

Recordó que desde el año 2019, las medidas aplicadas por el gobierno de Trump llevaron la guerra económica a una dimensión cualitativamente más agresiva, con el consecuente impacto en la vida de todos los cubanos y contra los esfuerzos por impulsar el desarrollo de la nación.

Esa agresividad, dijo, se refuerza además con los programas de subversión que no cesan en el intento de desestabilizar políticamente al país, y para el cual el gobierno estadounidense dedica anualmente a ese propósito decenas de millones de dólares del presupuesto federal que sufragan los contribuyentes.

«Apoyado en una infraestructura tecnológica sofisticada, y dedicado a las campañas de desinformación, calumnias y descréditos, y de sicariato informativo aplican contra Cuba las fórmulas de la guerra no convencional ya ensayadas y aplicadas con graves costos humanos y materiales en otras partes del mundo», advirtió.

Subrayó también que, de forma engañosa, tratan de identificar a ese conjunto gansteril con el universo de las personas de origen cubanos que residen en Estados Unidos, una parte importante de la cual se acerca a Cuba, está en contacto con sus familiares y amigos, respeta al país y se opone al incesante castigo contra Cuba.

Denunció el Presidente de la República que el gobierno de Estados Unidos intentó nuevamente forzar una sublevación popular en Cuba durante este mes de julio y fracasó, como lo intentó y fracasó en 2021. «Lo hizo abiertamente y desplegó una amplia campaña, apoyada en las plataformas digitales y con el apoyo de sus altos funcionarios».

Respecto a la perversa política del bloqueo, recalcó que debemos acostumbrarnos a la idea de que va a durar; el imperialismo no va a quitar con facilidad esa arma despiadada contra Cuba. «La solución a los problemas económicos tendremos que encontrarla con nuestro esfuerzo y creatividad, bajo los efectos del bloqueo y a pesar de ellos. Ese es el reto inmediato y de largo plazo», exhortó.

Destacó Díaz-Canel que, desde nuestra parte, no se descarta la posibilidad eventual de un entendimiento con el gobierno de Estados Unidos hacia una relación de respeto, y se sabe que Cuba está dispuesta a avanzar en esa dirección y a dialogar sobre cualquier tema sin menoscabo de nuestra soberanía.

La trayectoria de Cuba en el desarrollo de sus relaciones exteriores demuestra que el fomento de la paz, la cooperación y solidaridad son características definitorias de nuestra proyección internacional. Lo hemos demostrado en nuestra región y también en otras latitudes, resaltó.

Sobre el actual periodo legislativo, refirió que se han informado cambios importantes para destrabar e impulsar resortes que movilicen, hasta donde sea posible, las fuerzas productivas. «Aún falta mucho por hacer. Nuestra economía transita por un escenario sumamente complejo en el que resulta en extremo difícil lograr los ingresos en divisas que precisa el país», señaló.

Repasó que, como se ha informado, el PIB en el año 2021 alcanzó un ligero crecimiento de 1,3 %, deteniéndose la caída experimentada en los dos años anteriores. No obstante, expresó, los niveles de actividad son inferiores a los que habíamos alcanzado en los años anteriores a la pandemia, por lo que no se aprecia hasta el momento una recuperación significativa en nuestras principales producciones y en el turismo.

El Presidente agregó que con los bajos niveles de divisas que hemos podido disponer se realizan esfuerzos para asegurar los servicios básicos a la población y de forma priorizada a las personas en condiciones vulnerables, pero en esas circunstancias ha proliferado un mercado no oficial de compra-venta de divisas y la inflación sigue afectando la capacidad de compra de las personas.

Nadie va a venir a resolver nuestros problemas, el control de la COVID es paso fundamental para la recuperación de la economía que nos permite avanzar en las medidas elaboradas de acuerdo a los estados de opinión y de expertos y científicos.

De los recorridos por el país, hemos sostenido encuentros con diversos sectores, y los hemos escuchado.

Estamos conscientes de que la economía es el principal reto que enfrentamos, con ideas audaces ajustadas en nuestro modelo, urge enfrentar los retos, dijo.

Las medidas anunciadas, comentó, están orientadas a dinamizar el mercado interno, a partir de la captación de divisas, el incremento de los ingresos por exportaciones y la reactivación de la producción nacional. Con ese fin se ha decidido restituir el mercado cambiario, ampliar el esquema secundario de asignación de divisas para los actores económicos estatales y no estatales, aprobar la participación de Mipymes privadas en negocios mixtos con empresas estatales e inversiones extranjeras.

Todo ello, afirmó, debe permitir incrementar gradualmente los aprovisionamientos de bienes y servicios para los actores económicos y para el mercado interno en moneda nacional, ordenar el mercado cambiario, así como sostener y ampliar los programas sociales, entre otros aspectos.

Ratificó el compromiso con los acreedores y agradeció esa compañía en nuestra resistencia. No podremos avanzar solo con esas medidas, añadió, pues para su impacto en la economía es decisivo incrementar las producciones nacionales y el ingreso en divisas por exportaciones, reducir el déficit presupuestario, mejorar su estructura y alcanzar una mayor eficiencia y control del gasto público. En todo esto avanzaremos, garantizó, porque no estamos con los brazos cruzados, se dispone un programa para evaluar las medidas en que nos permitirán avanzar.

Entre otras cuestiones, reiteró que sobre la contingencia energética quedan días difíciles, no puede faltar la información oportuna, la verdad, la explicación sincera y la planificación con previsión son aspectos decisivos, como el ahorro responsable de la población.

Hoy batallamos simultáneamente contra la COVID, el dengue, y por recuperar la vida económica y social del país, estabilizar el SEN, elevar la producción de alimentos, restaurar las viviendas afectadas por el incendio del Hotel Saratoga y como consecuencia de las intensas lluvias.

Esa lista de tareas, resumió, no es lo único que ocupa al Partido y al gobierno, pues se trabaja en asuntos como la trasformación digital, la soberanía alimentaria, el adelanto de la mujer, contra la discriminación racial, el medio ambiente, el bienestar animal. A este país lo quieren detener, pero no estamos detenidos ni nos vamos a detener, significó.

Nuestra alternativa está clara, nunca será la rendición, no nos dejaremos vencer, a estas afirmaciones las confirman las sesiones de esta Asamblea, no solo por lo que discutimos y aprobamos, sino por la conexión en los municipios, los barrios. El barrio es la patria más pequeña, núcleo duro de nuestra resistencia, expresó.

Lo que discuten las comisiones será más efectivo, mientras más se sistematice en los barrios. La Asamblea es la tribuna del pueblo más consciente de su poder de que hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado.

Recordó también que la apelación a la ciencia y la innovación son claves valiosas.

En pocos días estaremos celebrando el aniversario 69 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, la fecha siempre inspiradora, será una oportunidad para reflexionar y asomarnos desde el presente y la historia al horizonte que nos debemos como premio por tanto esfuerzo y heroísmo, por tanta nobleza y creatividad.

Destacó que en un reciente recorrido por Mayabeque, habló de este pueblo tremendo, que cuando quiere, quiere de verdad, que se distingue por sus sentimientos, estoicismo y nunca más será esclavo, y por eso defiende la Revolución con todas sus energías.

«Precisé entonces que, como servidores de ese pueblo, y como nos enseñaron Fidel, Raúl y la historia de 1868 hasta nuestros días, nuestro deber es hacer que la Revolución avance y evitar que se equivoque». Esa es nuestra pelea, en la que esperamos que todos ustedes nos acompañen, afirmó.

«Por Cuba, por su historia y su presente, seguimos inspirados y decididos a pelear ¡Hasta la Victoria Siempre!».

1 COMENTARIO

Responder a Miriam+Palacios Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

En Ucrania está a punto de comenzar una guerra diferente

Tres semanas después de la celebrada contraofensiva del ejército ucraniano en la provincia de Jarkov, los acontecimientos que al principio quedaron oscurecidos por la niebla de la guerra pueden verse ahora con mayor claridad.