La hipocresía del caso Assange

Publicado:

Si WikiLeaks hubiese revelado los horrores de guerra de cualquier otro país que no fuera Estados Unidos, Assange sería un héroe y no un criminal

Noticias populares

Milagros Pichardo.— Un cargo por conspirar para recibir información de defensa nacional, siete por obtener esa información, nueve por revelarla y uno por conspirar para acceder a una computadora.

 

Parece trabalenguas, pero no. Son los cargos que se le imputan al periodista australiano Julian Assange, un total de 17 y, probablemente, 175 años de prisión, si finalmente es extraditado a Estados Unidos.

Parece un chico muy malo, un auténtico criminal, al estilo de Hollywood. Claro está, desde la perspectiva de Estados Unidos, porque si WikiLeaks hubiese revelado los horrores de guerra de cualquier otro país, Assange sería un héroe y no un criminal.

O si cualquier otra nación estuviese moviendo mar y tierra para lograr la extradición de un periodista que reveló, a través de miles de documentos, las muertes de civiles, actos de tortura y operaciones militares clandestinas en Iraq y Afganistán, entonces ese país emprendería una «persecución política» que va en contra de la «libertad de prensa» y «reprime a los medios de comunicación».

Pero, como el que cometió los horrores y violó los derechos humanos fue Estados Unidos, pues esa nación «actúa de acuerdo a ley». Sin medias tintas: eso se llama hipocresía.

Ya hace más de diez años que Assange se encuentra confinado en el Reino Unido. Primero en la Embajada de Ecuador en ese país y, desde 2019, cuando el expresidente Lenín Moreno le retirase el refugio, el periodista permanece en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, al este de Londres.

Aunque no está acusado de cargo alguno después de cumplir una condena de 50 semanas de cárcel por violar una fianza en 2012, la justicia británica decidió mantenerlo encerrado hasta que concluya el caso de extradición presentado por la fiscalía estadounidense.

Han sido años de lucha de su defensa por evitar la extradición, que sería equivalente a la aniquilación total de lo que ha representado Assange para los que sueñan con un mundo donde los crímenes de guerra y las acciones injerencistas y hegemónicas no queden impunes; o al menos, no en la oscuridad.

De poner un pie en Estados Unidos, no solo estará en peligro su vida, sino que se sentará un precedente alarmante para los periodistas que investigan. Eso sí, sería un golpe directo a esa bandera que intenta vender: la libertad de prensa y de expresión.

El equipo de abogados de Assange ha logrado retrasar ese momento que ya parece más cercano con la aprobación de extradición del Gobierno británico, hace ya más de un mes. Sus esperanzas legales se agotan, sin embargo, diariamente crece a nivel mundial el apoyo de intelectuales y activistas para que sea liberado.

Incluso, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solicitó –directamente– a su homólogo Joe Biden, que fuese liberado el fundador del portal WikiLeaks, a quien «abre las puertas de su país», y calificó como «el mejor periodista de nuestro tiempo». Además, consideró que el trato que ha recibido es peor que el de un criminal, y solo «por denunciar violaciones a los derechos humanos».

El mandatario mexicano insistió a la Organización de las Naciones Unidas a pronunciarse sobre este caso. De hecho, el relator especial de la onu sobre la tortura, Nils Melzer, ha denunciado en numerosas ocasiones que Assange ha sido sometido a torturas sicológicas. Tras la decisión del Gobierno británico, dijo que era otro golpe a la libertad de prensa. « ¿Hasta dónde nos hemos hundido?», se cuestionó.

El periodismo independiente, serio, como lo hizo Assange, resulta una grave amenaza a la hegemonía de Occidente, que históricamente ha tenido el control de la información. Por ese motivo, cuando se revelan crímenes cometidos por los poderosos, no queda más que apelar al doble rasero y a la hipocresía.

Fuente: granma.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias