Cumbre de la OTAN: ¿qué nos espera?

Publicado:

Noticias populares

Los pasados 29 y 30 de junio se celebró en Madrid la Cumbre de la OTAN, donde los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembro se reunieron para decidir cómo siguen repartiéndose el mundo y qué estrategias utilizan para ello.

 

De la Cumbre de Madrid han salido varios acuerdos que ponen de relieve las pugnas interimperialistas que se dan dentro del marco del capitalismo monopolista, con Estados Unidos, la OTAN y la Unión Europea a la cabeza.

Uno de los principales acuerdos que se han tomado en esta cumbre, y que afecta directamente a España, es el de aumentar la presencia militar estadounidense en Rota, ampliando de cuatro a seis los destructores de esa base bajo el pretexto de luchar contra la inmigración ilegal que proviene del norte de África. Esto no solo conlleva que también crezca el número de militares yankis en la base de Rota (de 1.200 a 1.800), sino que pueden llevarse a cabo operaciones unilaterales por parte de los Estados Unidos. El acuerdo es una vuelta de tuerca más a los pactos que se firmaron con Franco en los años 50, y una nueva cesión de nuestra soberanía, en nombre del Gobierno “más de izquierdas que ha tenido España”, a los Estados Unidos.

Pero aquí no queda la cosa, Joe Biden ha anunciado que reforzará la presencia de su país a lo largo de toda Europa, para, según él mismo, frenar a Rusia. Así, su intención es crear en Polonia un cuartel general, de manera permanente, para el Quinto Cuerpo del Ejército de los Estados Unidos; desplegar en torno a 3000 soldados estadounidenses en Rumanía; e intensificar su presencia en las defensas antiaéreas en Italia y Alemania. Por lo tanto, Europa se convierte en la gran base de operaciones de Estados Unidos y la OTAN, para seguir pertrechando sus atrocidades en nombre de una falsa democracia y libertad.
No es casualidad tampoco que Turquía haya levantado el veto a que Suecia y Finlandia puedan formar parte de la OTAN, dos países estratégicos del norte de Europa, y claves para la batalla política y militar con Rusia. El levantamiento del veto, eso sí, depende de si las condiciones firmadas por los tres países se cumplen: la lucha contra el terrorismo, permitiendo las deportaciones masivas para todos aquellos y aquellas que sean sospechosos de terrorismo, y la cuestión de la exportación de armas.

Pero, sin duda alguna, lo más significativo es el cambio de postura de la OTAN respecto a Rusia, pasando de ser un aliado al enemigo número uno, además de señalar también a China.

A pesar de estos acuerdos, alos que muchos tildan de “históricos”, no se encuentra nada nuevo. Estamos ante una época de recrudecimiento de confrontaciones interimperialistas y los acuerdos adoptados en Madrid, en todas las direcciones, no hacen más que corroborar que entre potencias imperialistas de uno y otro lado, la clase obrera no tiene nada que ganar.

Mientras tanto, Unidas Podemos mantiene silencio en nombre de una supuesta “lealtad” al pacto que tienen para no perder sus sillones. Aquellos que decían que no iban a dejar a nadie atrás y que lo más importante son “las personas”, no alzan la voz contra la Cumbre, ni contra la guerra imperialista o, para hablar de algo más reciente, la masacre de Melilla.

La lucha por la salida de España de la Unión Europea y de la OTAN se vuelven, hoy más que nunca, imprescindibles. Nuestra lucha por el derrocamiento del capitalismo y contra la guerra imperialista es la herramienta que necesitamos para salir de todas las estructuras imperialistas de las que formamos parte.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Vietnam aboga en ONU por multilateralismo y cooperación

La necesidad existente hoy de promover el multilateralismo y la cooperación internacional de manera abierta, inclusiva, justa y mutuamente beneficiosa, fue resaltada aquí por el viceprimer ministro de Vietnam, Pham Binh Minh.