Combatientes de la legión extrajera ucraniana acusan a su mando de numerosas infracciones, desde saqueos hasta misiones suicidas

Publicado:

Según una investigación de un medio ucraniano, obligaron a los soldados de una unidad a llevarse los muebles y aparatos electrónicos de un centro comercial de la ciudad de Lisichansk delante de residentes locales.

Noticias populares

Una de las unidades de la Legión Internacional de Defensa Territorial de Ucrania acusa a su mando de robos, acoso sexual, agresiones y envío de soldados no preparados a misiones suicidas, según ha revelado una reciente investigación de The Kyiv Independent.

De acuerdo a entrevistas mantenidas con legionarios, sus testimonios escritos y un informe de 78 páginas de los problemas existentes, la unidad, supervisada por la Dirección General de Inteligencia de Ucrania (GUR), lleva unos cuatro meses pidiendo a altos funcionarios ucranianos que investiguen sus quejas, pero de momento no han tenido éxito.

Comandantes que envían a sus soldados a la muerte

Los soldados de la unidad, que cuenta con 500 combatientes, aproximadamente un tercio de la legión extranjera, revelan que oficialmente están bajo las órdenes del mayor Vadim Popik, pero que ‘de facto’ el mando lo ejercen otros tres oficiales a los que los militares acusan de numerosas infracciones.

Sin embargo, las acusaciones contra uno de ellos, Sasha Kuchinski, que no solo coordina el trabajo de la unidad, sino que también es responsable de logística y suministros, son especialmente graves. Además de enviar a los soldados a la muerte, les obligó a ayudarle a saquear las tiendas. Según los testimonios, Kuchinski también acosó a médicas, abusó de sus subordinados y amenazó a los combatientes que rechazaban cumplir sus órdenes ilegales.

Según las fuentes de The Kiev Independent, Kuchinski no es el verdadero nombre del militar. Supuestamente se trata de Piotr Kapuscinski, exmiembro de un grupo criminal de Polonia que huyó a Ucrania en 2014 porque era buscado por fraude en su país. En Ucrania también tuvo problemas con la ley e incluso pasó dos años en la cárcel. El año pasado se enfrentó de nuevo a una condena de prisión por posesión de armas, pero como se alistó en el Ejército al principio de la operación militar rusa, su caso fue abandonado.

Cabe destacar que, según la legislación ucraniana, un extranjero no puede desempeñar funciones ejecutivas en el Ejército, pero a pesar de esto y de su pasado delictivo, el polonés consiguió asumir responsabilidades.

Saqueo de un centro comercial frente a los residentes de Lisichansk

Una de las infracciones fue grabada por un soldado cuando a principios de junio su unidad recibió órdenes de Kuchinski de irrumpir en un centro comercial de la ciudad de Lisichansk, que era el último punto bajo el control de Kiev en la República Popular de Lugansk, para recoger los muebles y aparatos electrónicos, así como todos los objetos de valor. En el video se puede escuchar a algunos combatientes cuestionando la legalidad de sus órdenes.

“Los residentes vieron cómo cargábamos los muebles, lo que me hizo sentir muy incómodo. Me pareció que les estábamos robando. No he llegado a Ucrania para esto”, afirmó un soldado colombiano al describir el incidente.

“Había residentes cerca del centro comercial, uno de los cuales nos gritó y nos insultó al ver esto, mientras los demás nos observaban con miradas de reproche y condena. No sé si fue legal o no, pero me dio vergüenza cumplir las órdenes de Sasha Kuchinski y coger los muebles y objetos de valor de las tiendas durante las hostilidades y delante de los habitantes locales que sufrían la guerra”, escribió un legionario francés.

Misiones suicidas

Además, un legionario estadounidense informó a The Kyiv Independent sobre dos misiones no muy lejos de la ciudad de Nikoláev. Según él, las fuerzas rusas detectaron sus posiciones, pero el mando se negó a evacuar a los extranjeros. Al mismo tiempo, los militares ucranianos recibieron órdenes de retirarse y los dejaron sin ayuda. Como resultado, una persona murió y tres resultaron heridas.

Sin embargo, poco después otro grupo recibió órdenes de permanecer en la misma posición. En este caso hubo cuatro muertos, varios heridos y un cautivo, Andrew Hill, británico que ha sido condenado a la pena de muerte por el Tribunal Supremo de la República Popular de Donetsk por participar en los combates de Donbass del lado ucraniano.

Al final, algunos combatientes abandonaron la Legión Internacional, pero todavía hay muchos que quieren seguir luchando por Kiev y su régimen.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias