Venezuela denuncia ante ONU el impacto de las medidas coercitivas impuestas

Publicado:

En la misiva enviada a ONU, el presidente Maduro recordó que sobre Venezuela pesan 913 sanciones ilegales que afectan el bienestar de la población.

Noticias populares

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, envió este sábado a la 77° sesión de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una carta abierta a la humanidad, leída por el canciller Carlos Faría, en la que denunció el impacto en la población de las medidas coercitivas impuestas e instó a brindar soluciones reales a diversas crisis actuales en el mundo.

 

“En lo económico pocos saben que sobre este pequeño pero digno país, pesan 913 sanciones ilegales, que en resumidas cuentas le impiden a mi pueblo vender y comprar lo que produce y necesita para el desarrollo y goce de nuestra existencia individual y colectiva”, precisó el mandatario en la misiva.

Además, aseveró que esto se traduce, concretamente, “en sufrimiento, en privaciones y agresiones sistemáticas que coartan la vida y los derechos colectivos de mi país, por lo que no dudamos en denunciar estas medidas crueles como crímenes de lesa humanidad”.

Precisó que esa guerra económica contra Venezuela le ha provocado pérdidas que superan los 150.000 millones de dólares en los últimos años y se incrementaron durante el periodo más grave de la Covid-19, cuando se impidió al país comprar insumos médicos, medicinas y vacunas.

Aseveró que Europa y Estados Unidos (EE.UU.) aprovecharon la estigmatización contra Venezuela para robarle 31 toneladas de reservas de oro depositado en el Banco de Inglaterra, calculadas en 1.300 millones de dólares.

Expresó que otro de los efectos de la agresión económica ha sido la migración inducida, aupada con falsas promesas de algunas naciones.

Explicó que esos países y los medios hegemónicos no mencionan que Venezuela tiene una política de repatriación y que el 60 por ciento de esa migración venezolana engañada regresó voluntariamente al país “huyendo de las condiciones de esclavitud y explotación, así como de los malos tratos y la persecución de la que son objeto”.

En este sentido, alertó a los pueblos del mundo ante “el rebrote de la xenofobia y la aporofobia, los discursos y crímenes de odio y la intolerancia en general”.

Denuncia a la guerra híbrida contra Caracas

El presidente Maduro dijo que Venezuela es víctima de una guerra híbrida y contra ella se han aplicado todos los manuales para desestabilizar su democracia y asfixiarla política y económicamente.

Indicó que, a pesar de ello, el pueblo venezolano no se ha rendido y “ha construido su camino para la consolidación de la paz social, la recuperación económica y el fortalecimiento de la democracia”.

El jefe de Estado refirió que en Venezuela se produce el 80 por ciento de lo que se consume y el país puede aportarle al mundo para enfrentar la inseguridad alimentaria, además de aportar al equilibrio energético en todo el mundo en su condición de potencia mundial en materia petrolera y gasífera.

El camino es el diálogo y la paz

Al abordar el conflicto entre Rusia y Ucrania, instó a restablecer el camino diplomático y del diálogo político por sobre el enfrentamiento militar.

El mandatario aseguró que “la humanidad no sobrevivirá a una guerra mundial”, por lo cual hace falta defender la paz, la justicia, la confianza y el respeto al derecho internacional.

Al respecto, suscribió la propuesta del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador de crear una comisión internacional para facilitar el diálogo soberano entre Rusia y Ucrania, y manifestó que Venezuela se pone a al orden para facilitar sus condiciones.

Además, rechazó las provocaciones y sanciones contra Rusia y la campaña de odio desatada contra ese pueblo.

Abolir el orden mundial unipolar y colonialista

El jefe de Estado aseveró que el orden mundial enfrenta varias crisis que se profundizan, como la climática, la sanitaria, la social, la energética y la económica, además de la crisis de la verdad, todo lo cual pone en peligro la paz mundial.

Expresó que ese orden mundial se tambalea por “la crisis del modelo civilizatorio occidental supremacista, imperialista”, el cual no reconoce otros modelos diferentes al suyo.

El presidente venezolano afirmó que ese orden mundial, al que calificó de unipolar y colonialista, es incapaz de dar respuestas satisfactorias a los problemas y necesidades de la humanidad.

Advirtió que el norte del mundo ha de reconocer y aceptar la emergencia de nuevas potencias y liderazgos como Rusia, China, India, Irán o Türkiye, y ha de abrirse a un mundo multipolar, pluricéntrico y libre de hegemonismos.

Rechazo a las sanciones contra otras naciones

El mandatario exigió que se ponga fin a las ilegales sanciones económicas y políticas contra Nicaragua, Cuba, Irán y Rusia.

Además, instó a enmendar la injusticia que se comete contra el pueblo palestino y el saharaui, a los cuales se les niega el derecho a tener una patria.

Por otra parte, exigió que se restituya el derecho de Argentina sobre las islas Malvinas.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias