Un poco de luz antes del amanecer

Publicado:

Noticias populares

Sí, ya lo sé: que si las elecciones en Brasil, que si el sabotaje al oleoducto, que si… A mí no me interesan esas cosas, por ahora. Lo que sí me interesa es la rebelión ciudadana en Gran Bretaña. ¿Alguien se acuerda de que el movimiento de desobediencia civil “No pagues” tenía como fecha el 1 de octubre para dejar de pagar las facturas de electricidad y gas? El objetivo que se habían marcado era llegar a un millón de personas dispuestas a hacerlo, pero no ha sido posible llegar a esa cifra. Son algo menos de 200.000 quienes decidieron seguir adelante, y lo han hecho.

 

Desde el sábado, fecha de entrada en vigor de un aumento de las tarifas del 60%, en cientos de pueblos y ciudades de Gran Bretaña (Birmingham, Manchester, Bristol, Brigthon, Londres…) la vanguardia, esos 200.000, están quemando públicamente sus facturas en una campaña que, de forma sorprendente, está siendo asumida -a su manera- por los laboristas intentando apropiarse de ella.

El anuncio del recorte de impuestos para los ricos al mismo tiempo que millones de británicos se han visto arrojados a la pobreza energética (eufemismo que encubre que son pobres, sin más) y las tasas de inflación alcanzan máximos en varias décadas está siendo aprovechado por los laboristas que, así, han logrado desactivar y cooptar la campaña “No pagues”. En estos momentos, las encuestas les ponen por las nubes. Esto ha hecho que se haya dado marcha atrás en esa decisión de recortar los impuestos a los ricos.

Sin la menor duda que la iniciativa de desobediencia civil “No pagues” ha jugado, está jugando, un papel determinante en todo lo que está pasando en Gran Bretaña.

Y lo mismo está ocurriendo en Italia, donde la misma iniciativa se está desarrollando pero dando un paso más: para hoy se había convocado un Día Internacional de Lucha contra la Crisis y el Alto Costo de la Vida que ha tenido muy buen seguimiento en Turín, Novara, Milán, Trieste, Bolonia, Florencia, Livorno, Pisa, Spoleto, Roma, Nápoles y Cagliari, entre otras ciudades. Es la primera movilización popular tras el triunfo en las elecciones de los neofascistas, y es una movilización que se ha hecho al margen y en contra de los partidos “de izquierda”.

Si a ello se suma una huelga en Francia, lanzada por la CGT, se ve algún atisbo de resistencia frente a lo que está pasando en Europa. Pequeño aún, cierto, pero no por ello desdeñable.

Y, por cierto también, está aún por ver que Lula gane las elecciones en la segunda vuelta y, si lo hace, quedará tan descafeinado por los pactos que nada de lo que diga sobre “justicia social” y eso va a tener valor. Ya está diciendo que su gobierno será “pragmático”. Los capitalistas están aplaudiendo con las orejas.

El Lince

Fuente: El Lince
spot_img

1 COMENTARIO

  1. Muy buen comentario. Europa se encamina hacia una transformación (tomará su tiempo) radical y la emigración se hará sentir. América ibérica será su gran receptáculo. Está preparada?. No es tan obligatorio el trabajo lo resolverá.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias