El nivel de dolor

Publicado:

Noticias populares

Hace algunos días alguien preguntaba por las movilizaciones huelguísticas en Gran Bretaña. Pues la cosa sigue, y con renovada fuerza. Si durante la etapa de Margaret Thatcher el principal objetivo fue derrotar a los sindicatos mineros, lo que logró, sus sucesores no han hecho otra cosa que intentar derrotar y/o debilitar al resto de sindicatos. Y no, no lo han logrado y no lo están logrando.

 

La lucha sigue en todas las ramas, lo que provoca “tristeza y decepción” en el primer ministro porque con ello Gran Bretaña no puede centrarse en lo verdaderamente importante: la derrota de Rusia. Porque no falta un día en el que los sospechosos habituales digan que los huelguistas están haciendo el juego a Putin. Ni más ni menos.

Los medios de propaganda, defendiendo la libertad de expresión y los valores democráticos occidentales, hablan de “calendario del caos” en Gran Bretaña porque no hay dia en que lo haya una huelga en algún sitio.

La oleada de huelgas sigue y sigue, con una firme determinación de la mayoría de sindicatos y de sindicalistas, y de las bases, que muchas veces se niegan a aceptar los acuerdos a los que llegan las direcciones.

Es el caso de la Asociación de Personal Asalariado del Transporte, que se niega a aceptar los acuerdos a los que llegó su dirección hasta que se anulen los despidos, se acepten sus condiciones de mejoras sociales y salariales y, sobre todo, equiparar el aumento salarial a la inflación (10’7%).

“El público merece algo mejor estas navidades después de la pandemia. Hemos hecho ofertas justas y razonables y hay que poner fin a esta disputa dañina”. Lo que el gobierno británico entiende por “ofertas justas y razonables” se traduce en un aumento salarial del 6’6%, o sea, cuatro puntos menos de la inflación con lo que el nivel de vida seguirá siendo muy alto para la gente. Eso en el mejor de los casos, puesto que la media de aumento salarial ofrecido por el gobierno es del 3%. Pero Ucrania es lo primero. Además, “el aumento salarial que piden los sindicatos aumentaría el nivel de dolor para todos porque impedirá el crecimiento económico a largo plazo”.

Lo mismo ocurre con el Sindicato de Servicios Públicos y Comerciales, que prácticamente ha paralizado el tráfico en los aeropuertos de Heathrow, Birmingham, Cardiff, Gatwick, Glasgow y Manchester.

Y en los puertos, que el gobierno ha militarizado para evitar su paralización.

Y las enfermeras han vuelto a anunciar una nueva huelga para los días 18 y 19 de enero.

Es por todo esto por lo que los valores democráticos occidentales vuelven a hacer gala de su superioridad respecto al resto del mundo y el parlamento británico, a instancias del gobierno, está a punto de discutir una ley antihuelgas.

Mientras tanto, en otros países, los sindicatos silbando. Será para evitar leyes como la británica, y nada mejor que evitarla no haciendo huelgas.

El Lince

Fuente: El Lince
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Las tropas israelíes han violado y ejecutado a las mujeres de Gaza

Ayer varios grupos de trabajo de la ONU expresaron su preocupación por “acusaciones creíbles de graves violaciones de derechos...