Brasil, piedra angular de la unidad latinoamericana

Publicado:

Nuestra América Latina y caribeña debe responder a la voluntad de nuestros pueblos y de quienes la representan y no de golpistas antidemocráticos que juegan, justamente, para los intereses del imperio norteamericano

Noticias populares

El 16 de enero de 2020 bajo el infame argumento de que “daba protagonismo a regímenes no democráticos”, el gobierno del ex mandatario Jair Bolsonaro tomaba la decisión de retirar a Brasil de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

 

Vientos progresistas vuelven a soplar con el ascenso al poder, el pasado 1ero de enero, de Luiz Inácio Lula da Silva, precedido del viraje a la izquierda que vuelve experimentar la región, lo cual da una estocada al decadente modelo neoliberal que durante los últimos años ganó espacio en la Patria Grande.

El líder del Partido de los Trabajadores recién anunció a su homólogo boliviano Luis Arce Catacora la plena e inmediata reincorporación del gigante sudamericano al mayor organismo de integración de la región, decisión que será ratificada durante la VII Cumbre de Jefes y Jefas de Estado que se celebrará en Buenos Aires, Argentina, el próximo 24 de enero.

Este hecho, sin duda, supone el inicio de una etapa de revitalización del bloque que marca importantes retos para la región, como remarcaba recientemente el Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla en su cuenta oficial en Twitter: “América Latina y el Caribe puede y debe continuar consolidando su unidad en la diversidad, como condición esencial para nuestra imprescindible integración”.

La propia CELAC fue la primera en reclamar, mediante un comunicado, el repudio de todos los gobernantes de la región a los hechos vandálicos que tuvieron lugar el pasado domingo irrespetando la voluntad popular expresada en las urnas.

“Nuestra América Latina debe responder a la voluntad de nuestros pueblos y de quienes la representan y no de golpistas antidemocráticos que juegan, justamente, para los intereses del imperio norteamericano, donde se encuentran actualmente”, denunciaba el comunicado, firmado también  por fuerzas políticas, organizaciones y movimientos sociales de la región.

Este atentado contra la democracia brasileña y latinoamericana – que siguiendo al pie de la letra el manual fundamentalista de la  derecha fascista – intentó derrocar por la vía violenta al líder petista, reafirma la necesidad de globalizar la  unidad, cooperación e integración latinoamericana como alternativa al poder hegemónico neoliberal.

Brasil no es solo un país hermano que merece y necesita paz para el progreso, es también una piedra angular para la unidad de “Nuestra América”. Y en tiempos convulsos, habrá que defenderlo teniendo como máxima el pensamiento visionario y siempre alerta de José Martí cuando expresó: “Es la hora del recuento, y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes”.

 

Fuente: pcc.cu

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias