Este año los Reyes Magos han traído a Europa… carbón

Publicado:

Noticias populares

A pesar de una oposición testimonial, de cara a la galería y a las cámaras de la televisión, sigue adelante la ampliación de la mina de carbón a cielo abierto de Garzweiler, explotada por RWE. Alemania, que dependía en gran medida de las importaciones de petróleo ruso, quiere asegurar su suministro eléctrico en los próximos años. La “descarbonización” tendrá que esperar, aunque el gobierno, del que forman parte Los Verdes, no cuestiona el objetivo de abandonar el carbón en 2030.

 

La ampliación de la mina es considerada vital por el gobierno. “Era necesario. Pero, por supuesto, es un pecado en términos de política climática, y debemos trabajar para que sea lo más breve posible”, declaró Robert Habeck, ministro de Economía.

El calendario para la eliminación progresiva del carbón como fuente de energía, que se había adelantado de 2038 a 2030 a petición de los Verdes, como parte del acuerdo de gobierno de coalición, ha tenido que posponerse hasta tiempos mejores.

Esta vuelta al carbón no es nueva en Alemania. Incluso antes del estallido de la guerra en Ucrania y de la subida de los precios del gas, el país ya utilizaba el lignito en su combinación energética para compensar la retirada de la energía nuclear.

En 2021 el consumo de carbón aumentó un 14 por cien en la Unión Europea, sobre todo en Alemania (+19 por cien, con 26 millones de toneladas adicionales) y Polonia (+12 por cien, con 13 millones de toneladas adicionales). El consumo de carbón de los países de la Unión Europea aumentó un 9 por cien (+31 millones de toneladas), hasta alcanzar un total de 377 millones de toneladas, un nivel cercano al anterior a la pandemia.

Sin embargo, la demanda de carbón en Europa, especialmente en Alemania, llevaba una década cayendo, alcanzando su punto más bajo en 2020, durante la pandemia. La tendencia se vio favorecida por el bajo precio del gas natural, sobre todo el ruso, que fomenta la sustitución del carbón. Por el contrario, la multiplicación por diez de los precios del gas desde finales de 2021 hasta otoño del año pasado ha hecho que el carbón vuelva a ser competitivo para producir electricidad.

Alemania y Polonia son los principales importadores de carbón ruso

La invasión de Ucrania y las sanciones impuestas a Moscú (prohibición de comprar carbón y petróleo rusos) cambiaron la situación de Europa, que no sólo dependía estrechamente de Rusia para el gas y el petróleo, sino también para el carbón. Por ejemplo, los países de la Unión Europea, principalmente Alemania, Polonia y los Países Bajos, solían importar de Rusia el 45 por cien de su carbón, es decir, 52 millones de toneladas.

Alemania no es el único país que ha recurrido al carbón. Finlandia, Francia, Países Bajos, España, Italia, Dinamarca, Grecia, República Checa, Hungría y Austria han ampliado o incluso reabierto centrales existentes. Sin embargo, la cifra sigue siendo marginal en comparación con Alemania, donde el carbón ha sustituido una capacidad total equivalente a 11,6 GW de producción de gas.

La necesidad también ha dado lugar a una reactivación de la producción local. En 2021, aumentó un 10 por cien, apoyado ya por los altos precios del gas natural. Pero se concentra sobre todo en Alemania (38 por cien) y Polonia (32 por cien), muy por delante de la República Checa y Bulgaria (9 por cien cada una). La extracción de lignito creció un 7 por cien el año pasado, hasta los 357 millones de toneladas.

En Alemania la producción de lignito (menos concentrado en carbono que la hulla) ya había aumentado un 18 por cien en 2021, debido a la demanda de los productores de electricidad, pero también de los hogares, que vuelven al carbón para la calefacción porque es más barato que el gas, pero también que la leña. A pesar de este aumento de la producción local, la mayor economía europea sigue siendo el mayor importador (38 millones de toneladas) fuera de la región Asia-Pacífico, donde se concentra el 79 por cien de las importaciones mundiales de carbón.

Fuente: mpr21.info
spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias