La contraofensiva mediática de los pueblos necesita pensamiento, herramientas propias y comunicadores capaces

Publicado:

Se debatió acerca de nuevas estrategias de agresión informativa contra Cuba mediante campañas de fake news, y de promoción de odio en redes sociales

Noticias populares

Nuria Barbosa León.— Con la aprobación de una Declaración final y el avance hacia un consenso sobre la necesidad de formar comunicadores contrapuestos a la hegemonía imperial, concluyó ayer en La Habana el II Coloquio Internacional Patria, en ocasión del aniversario 131 del periódico que fundara el Héroe Nacional de Cuba, José Martí.

 

En el evento –que por dos días sesionó en Casa de las Américas, y cuya inauguración el 13 de marzo presidieron el miembro del Buró Político y secretario de Organización del Comité Central del Partido, Roberto Morales Ojeda, así como Rogelio Polanco Fuentes, miembro del Secretariado del Comité Central y jefe de su Departamento Ideológico– surgió la propuesta de establecer una Escuela Latinoamericana de Periodismo para formar profesionales con modelos de prácticas contrahegemónicas, capaces de diseñar campañas colaborativas y que resulten de una enseñanza desde la praxis; o sea, formados tanto en el pensar como en el hacer.

Igualmente, se propuso articular una red que pueda reunirse en plataformas virtuales para evaluar, al menos una vez al mes, temas de enfrentamiento a la guerra cultural.

Los más de 50 participantes extranjeros de 14 países y el centenar de delegados cubanos aprobaron la Declaración final del evento, que reconoció el daño causado por el criminal bloqueo económico, comercial y financiero para el pueblo cubano que lo priva de las herramientas para acceder a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, pero que también impide que otros pueblos del mundo conozcan la verdad.

«Romper el bloqueo no es solo una necesidad para Cuba, sino para el Derecho Internacional, el intercambio imprescindible de todos los países con una isla que, ante una crisis global, hizo todo lo posible para salvar a su pueblo y ayudar a otros, enviando médicos y vacunas», se lee en el texto, que también convoca a fortalecer las redes de comunicación e impulsar estrategias de intervención pública frente a la proliferación de campañas de desinformación.

Se acordó, también, desarrollar un programa integral de investigación y formación política que permita comprender mejor la compleja situación del acontecer mundial, como etapa indispensable de lucha contra el imperialismo y la ambición de las grandes corporaciones informacionales.

Los participantes en el Coloquio propusieron crear estructuras que potencien y visibilicen a los creadores jóvenes, genuinamente latinoamericanos; trascender los espacios de diagnóstico y coordinar procesos de producción y de realización de contenidos; enfrentar la ofensiva mediática capitalista mediante la construcción de una base material y reinventar los códigos comunicativos; conectarse a nivel mundial con procesos que son ignorados por los monopolios informativos, y lograr una sistematicidad en los seguimientos a las propuestas que surjan en próximos eventos.

También se debatió acerca de nuevas estrategias de agresión informativa contra Cuba mediante campañas de fake news, y de promoción de odio en redes sociales.

Los delegados acordaron crear un frente internacional integrado por líderes políticos, gobiernos progresistas y expertos, que promuevan un nuevo orden informativo mundial en el cual no haya espacio para bloqueos que impidan el desarrollo tecnológico y digital de los pueblos.

Como colofón, se convino en generar un curso de comunicación política para los meses de abril y mayo, al cual deben tributar organizaciones presentes en este evento, como la Unión de Periodistas de Cuba, el Instituto Patria de Argentina, el Instituto Lula de Brasil y otros.

Como parte de la jornada de clausura del II Coloquio Internacional, los participantes asistieron a otras actividades en ocasión del Día de la Prensa Cubana, como la entrega de los premios nacionales de Periodismo José Martí, por la obra de la vida, realizada en la Biblioteca Nacional.

Fuente: granma.cu

1 COMENTARIO

  1. A bote pronto … , ahí va:
    Formar para cambiar la perspectiva de los periodistas parece apropiado, pero si continuamos con el mismo marco (fabricante/consumidor), poco se avanzará. Hay que cambiar la visión, la relación de empresa que dirige-periodista que produce información-masa pasiva que la consume, en el sentido de integrar al ciudadano en tal proceso informativo, haciéndolo activo, partícipe, creador, y hacer que el sistema informacional haga circular la información en la sociedad de manera análoga a como circula la sangre por el cuerpo. Ésto significa (1) cambiar la estructura, las relaciones de producción de las informaciones y (2) diferenciar la información en bloques: internacional, macro y micro, de manera que la creación de la información y su circulación se realice preponderantemente por los periodistas (las internacionales), mixtas (las macro) y por la ciudadanía (las micro): se precisa un marco, una estructura relacional donde la información (sobre todo la micro, la cercana y la que le afecta) sea creada y transmitida por los ciudadanos (parecido a las redes sociales). Se precisa la infraestructura, las venas, el sistema sanguíneo adecuado que establezca esa nueva creación y circulación.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Pueblos indígenas ocupan Brasilia para reivindicar derechos

Brasilia. Los pueblos indígenas de Brasil ocuparán esta capital desde hoy hasta el viernes para reivindicar la garantía de los derechos originarios, la demarcación de tierras y el fin de la violencia en sus territorios.