Los tanques occidentales no están preparados para la Guerra de Ucrania

Publicado:

Noticias populares

Los tanques Abrams (Estados Unidos), Challengers (Reino Unido) y Leopards (Alemania) corren el riesgo de esfumarse junto con sus tripulaciones en los campos de batalla ucranianos.

 

Tienen puntos débiles bien conocidos y los rusos lo saben. Ninguno está equipado con sistemas de defensa activa, un medio esencial para proteger a los tanques y a sus tripulaciones de las modernas armas antitanque.

Se ha anunciado el envío a Ucrania de dos series diferentes de tanques alemanes Leopard: el antiguo Leopard-1 A-5 y los Leopard 2 A-4 y A-6. La serie Leopard 2 se considera una de las más modernas del mundo. Es uno de los que mejor están diseñados, en comparación con el M1 Abrams estadounidense, el T-90 ruso y el Merkava israelí.

Estados Unidos está reacondicionando tanques M-1 Abrams para Ucrania. Se espera que lleguen en los próximos dos meses o antes. Los británicos han enviado los primeros Challenger 2. Este monstruo resulta demasiado pesado para muchos puentes y no es adecuado para su uso en carreteras secundarias muy embarradas.

Ninguno de los tanques suministrados está equipado con blindaje reactivo. En su lugar, confían en el blindaje de tanque integrado conocido como Nera (blindaje reactivo no energético). La primera forma de Nera se conocía como blindaje Chobham, ya que se desarrolló en el Centro Británico de Investigación de Tanques de Chobham.

El uranio empobrecido

Este blindaje combina dos placas de acero con un material no metálico entre ellas, a veces con varios materiales distintos. Está diseñado para contrarrestar las municiones con carga hueca (como las que se encuentran en las municiones HEAT para tanques) y las municiones que utilizan una barra de penetración para atravesar el blindaje.

Las barras de penetración pueden ser de acero endurecido, tungsteno (wolframio) o uranio empobrecido. Conocida como munición APFSDS (Armor Piercing Fin Stabilized Discarding Sabot), la munición británica y estadounidense (M829A4) utiliza uranio empobrecido para las barras de penetración. Los penetradores, a veces denominados dardos, están fabricados con un 99 por cien de uranio empobrecido combinado con otros metales, conocidos como Stabilloy.

En cambio, la munición alemana APFSDS utiliza penetradores de tungsteno, ya que la munición de uranio empobrecido está prohibida en la Unión Europea. Todos los cañones principales de los tanques europeos y estadounidenses son cañones de ánima lisa de 120 milímetros, diseñados originalmente por Rheinmetall en Alemania. Los tanques rusos suelen estar equipados con un cañón principal liso de 125 milímetros, de diseño totalmente ruso.

El ejército ruso dispone de munición de uranio empobrecido y dardos de tungsteno para sus carros de combate principales. Estas municiones se producen desde hace décadas en diferentes versiones, incluida la longitud de los penetradores APFSDS, pero no la están utilizando en la guerra actual.

El blindaje reactivo ruso

En 1977 los soviéticos adaptaron el diseño del blindaje Chobham a los tanques rusos. Sin embargo, ningún tanque ruso depende de este tipo de blindaje Nera para su protección. En su lugar, los rusos colocan blindaje reactivo (explosivo, energético) en el exterior del cuerpo del tanque, normalmente en la parte delantera, la torreta y los laterales del tanque.

El blindaje reactivo ruso ha evolucionado de un tipo conocido como Kontakt 1 a Kontakt 5. Los rusos están introduciendo ahora un tipo completamente nuevo de blindaje reactivo denominado Reklit, diseñado para hacer frente casi exclusivamente a las amenazas APFSDS.

La idea básica del blindaje reactivo explosivo es explotar cuando un proyectil impacta en el tanque. La explosión redirige la bala o la daña, haciéndola ineficaz.

Las mejores formas de blindaje reactivo explosivo pueden romper o doblar un penetrador, protegiendo así el tanque. El blindaje reactivo debe diseñarse de modo que, al explotar, no hiera o mate a la infantería u otros vehículos cercanos (una consideración similar se aplica a los sistemas de defensa activa “hard kill”.

Los británicos, los alemanes y, sobre todo, los estadounidenses han creído durante mucho tiempo que sus principales carros de combate, diseñados en los setenta y ochenta, eran eficaces contra la mayoría de las amenazas y no necesitaban blindaje reactivo (explosivo).

Sin embargo, Irak y Siria cambiaron ese principio, ya que muchos tanques Abrams y Leopard (especialmente los pertenecientes al ejército turco) fueron destruidos por armas antitanque rusas disparadas por el Califato Islámico.

Si el blindaje estadounidense y alemán podía ser destruido por municiones más antiguas que utilizaban penetradores formados explosivamente (más conocidas en Estados Unidos como armas de carga conformada) y no por municiones DART, era fácil ver que los tanques occidentales estaban en peligro. Los rusos reconocieron de inmediato la vulnerabilidad de los tanques Leopard a las armas antitanque rusas.

A partir de 2017 el ejército estadounidense diseñó lo que denominó baldosas angulares, un tipo de blindaje reactivo diseñado para desviar una amenaza entrante, ya sea hacia arriba o hacia abajo (dependiendo de cómo se configuren las baldosas durante la instalación). En 2019 comenzó a instalar losetas angulares en los tanques Abrams desplegados en Europa, admitiendo que el mejor tanque estadounidense, a pesar de su blindaje de alto secreto, tenía lagunas de protección.

Los tanques mejor blindados no llegarán a Ucrania

Los nuevos carros de combate principales Abrams de Estados Unidos tienen un sistema de blindaje de una sola capa, que incluye uranio empobrecido. Estados Unidos ha decidido no suministrar a Ucrania esta versión del tanque con blindaje de uranio empobrecido, temiendo que los rusos la copien, pero es la versión más avanzada con losetas estratificadas. Ucrania tampoco recibe blindaje estratificado.

Mientras tanto, en Ucrania, los tanques Leopard recién llegados se modifican con blindaje reactivo externo. A falta de fuentes propias de blindaje reactivo, los ucranianos están recuperando módulos de tanques rusos dañados o destruidos. Hasta ahora, los Leopard 2 modificados están equipados con el blindaje reactivo Kontakt 1, que está al menos unas cuantas generaciones por detrás de los últimos sistemas de blindaje reactivo de protección.

La prisa con la que Ucrania está equipando sus “nuevos” tanques occidentales con blindaje reactivo dice algo más: estos nuevos tanques no son mucho mejores que los que tenían antes. Además, denota que ni siquiera los mejores tanques que conserva el Pentágono son suficientes.

Los sistemas de defensa activa

Un sistema de defensa activa es un sistema que destruye morteros, cohetes y proyectiles antes de que lleguen a un tanque. El sistema detecta la amenaza entrante y la neutraliza disparando un proyectil explosivo.

Un sistema de defensa activa es más eficaz contra las armas antitanque y los morteros. Es menos eficaz contra la munición disparada por los tanques, ya que estos proyectiles viajan a velocidades supersónicas (cercanas a 3 mach).

Las defensas de los tanques deben contar con un blindaje de alta calidad, un blindaje reactivo y un sistema de defensa activa. Los tanques con estas tres capacidades pueden sobrevivir potencialmente contra un adversario bien equipado y fuertemente armado.

Existen varios sistemas de defensa activa y, al parecer, algunos sistemas nuevos en desarrollo utilizan láseres en lugar de proyectiles explosivos.

Los rusos afirman disponer de uno o varios sistemas de defensa activa (uno de ellos se llama Arena), pero ninguno de los tanques rusos implicados en la guerra de Ucrania está equipado con un sistema de defensa activa. Los de Alemania, Reino Unido y Estados Unidos tampoco.

Los tanques israelíes Merkava

El mejor de los sistemas desplegados actualmente es el Trophy israelí (Rafael) y un tipo más reciente fabricado en Israel llamado Iron First. El Trophy está probado en combate y equipa a los tanques Merkava.

Se han vendido unas 100 unidades al Pentágono para el carro de combate principal Abrams, pero esto es sólo una gota en el océano. Algunos vehículos de combate de infantería Bradley están equipados con el sistema Iron Fist, pero no los suministrados a Ucrania.

Al igual que las fuerzas estadounidenses cuentan con defensas antiaéreas miserables porque se negaron a comprar el sistema israelí de defensa antiaérea Cúpula de Hierro, lo mismo ocurre con los carros de combate estadounidenses, de los que sólo se ha comprado un pequeño número de sistemas para pruebas. Hace tiempo que se acusa con razón al Pentágono de padecer el síndrome “Aquí no se inventa”.

El tanque israelí Merkava se probó durante la guerra de 2006 contra los combatientes de Hezbolah. Fueron alcanzados 52 tanques Merkava 4, de los cuales 50 por misiles antitanque y dos por artefactos explosivos improvisados, ambos destruidos. De los 50 tanques alcanzados por misiles, 22 fueron penetrados y sólo tres fueron realmente destruidos. Por lo tanto, cinco Merkava fueron destruidos, es decir, un tanque destruido por cada diez alcanzados. El número total de tanques alcanzados fue de unos 220 y el número de muertos de 23, es decir, alrededor del 10 por cien de los hombres expuestos.

Otros tanques Abrams estaban equipados con un sistema de defensa activa llamado “soft kill”, que se supone que bloquea la electrónica de una amenaza. Dado que las armas cinéticas disparadas por tanques o cañones de artillería no utilizan mucha electrónica, el “soft kill” no sirve de nada.

La defensa “soft kill” puede ser eficaz contra las armas antitanque operadas por las tropas. Es poco probable que los tanques Abrams entregados a Ucrania estén equipados con un sistema “soft kill”.

Si llegan a Ucrania, los carros de combate europeos y estadounidenses acabarán convertidos en humo.

—https://asiatimes.com/2023/04/us-uk-and-german-tanks-not-built-for-ukraine-war/

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Mujeres antifascistas se citan en la antigua cárcel de Yeserías

Más de 350 mujeres se han concentrado este domingo cerca de la antigua cárcel de Yeserías, en Madrid, para...

Le puede interesar: