“Un escenario devastador”: Reportan récord de violencia sexual en Brasil contra niños y mujeres

Publicado:

Un estudio advierte que la cantidad de violaciones cometidas en ese país presenta un subregistro y la cifra podría escalar a los 822.000 casos anuales.

Noticias populares

El Foro Brasileño de Seguridad Pública informó en su más reciente estudio que los crímenes de violencia sexual durante el año 2022 se incrementaron de forma preocupante, al marcar el mayor registro en la historia del país, con un total de 74.930 víctimas de estupro, un alza de 8,2 % en relación con 2021, cuando se reportaron 68.885 violaciones.

 

Los datos fueron divulgados el jueves en un extenso informe de 360 páginas que presenta anualmente esta institución, que calificó lo que sucede en el país suramericano como “un escenario devastador”, donde los menores de edad, entre los 0 y 13 años, representan la mayor cantidad de víctimas con 61,4 % de los casos denunciados ante los organismos de seguridad pública.

“Niños, niñas y adolescentes siguen siendo las principales víctimas de violencia sexual”, resalta el estudio donde se revela que 10,4 % de las víctimas de violación eran bebés y niños de 0 a 4 años; otro 17,7 % eran infantes entre 5 y 9 años; y 33,2 % fueron menores entre 10 y 13 años. La mayoría de los delitos de violación infantil en Brasil se ejecutan especialmente en los estados del norte, centro oeste y sur. Roraima, Mato Grosso do Sul y Amapá lideran, con tasas superiores a las 200 violaciones de víctimas de 0 a 17 años por cada 100.000 habitantes.

El organismo detalla que la elevada cifra representa un promedio de 36,9 casos de estupro por cada 100.000 habitantes. Sin embargo, en el estudio advierten que la cantidad de violaciones sexuales cometidas en Brasil presentan un subregistro y la cifra podría escalar a los 822.000 casos anuales, debido a que solo 8,5 % de estos delitos son denunciados ante la policía y 4,2 % a los sistemas de salud.

“Estos números corresponden a casos que han sido reportados a las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley y, por lo tanto, representan solo una fracción de la violencia sexual experimentada por mujeres y hombres, niñas y niños de todas las edades“, explica el estudio que se basa en información proporcionada por los departamentos de seguridad pública de los estados, la policía civil, militar y federal, entre otras fuentes oficiales.

“Las cifras que aquí se presentan tienen en cuenta los casos de violación, que sumaron 18.110 víctimas en 2022, un 7 % más con relación al año anterior, así como los casos de violación de personas vulnerables, con un total de 56.820 víctimas, un aumento del 8,6 %”, añade el estudio, que también indica que el 88,7 % del total de víctimas son mujeres.

Explotación sexual infantil y feminicidios

El informe también ofrece datos sobre los delitos de pornografía juvenil y explotación sexual infantil con víctimas que van desde los 0 a los 17 años de edad, casos que mostraron un incremento en las cifras totales de 7,0 % y 16,4 %, respectivamente.

“Los casos de explotación sexual infantil alcanzan su punto máximo entre los 10 y 17 años. Sin embargo, llama la atención que en 2021, entre las víctimas de 0 a 17 años, el 48,7 % de los casos fueron menores de hasta 14 años y, en 2022, este porcentaje creció a 58,0 %. Es decir, del año pasado a este, las víctimas de este tipo de delitos son, en promedio, más jóvenes. Además, el pico de la curva, que antes era a los 15 años, ahora es a los 14 años”, explica el estudio.

En total, añade el informe, en 2022 hubo casi 41.000 víctimas de 0 a 13 años por estos delitos. De ese monto, “casi 7.000 tenían entre 0 y 4 años; más de 11.000, entre 5 y 9 años; más de 22.000, entre 10 y 13 años; y más de 11.000, entre 14 y 17 años”.

Entre las mujeres víctimas, hay un pico de casos entre los 3 y 4 años y, a partir de los 9 años, el número aumenta y llega a su valor más alto con víctimas de 13 años. Entre los hombres, que representan un número menor de casos, el pico se presenta a los 4 años de edad”, cita el estudio.

Con respecto a los feminicidios se reportaron 1.437 casos, 6,1% más que en 2021; además, 7 de cada 10 mujeres fueron asesinadas en su casa. En cuanto a los victimarios: en el 53,6 % fueron parejas; 19,4 % exparejas; y 10,7 % familiares. Además se cometieron otros 4.034 homicidios contra mujeres, 1,2 % más que el año anterior.

La mayor cantidad de feminicidios fueron contra chicas negras, 61,1%; y 71,9% de los casos contra mujeres entre 18 y 44 años de edad. Las tentativas de feminicidio crecieron en 16,9 %, al igual que la violencia doméstica, 2,9 %; psicológica, 13,7 %; y las amenazas, 7,2 %.

Otros datos que importan

En el informe se explica que la gran mayoría de los abusos sexuales contra infantes son cometidos por personas de su familia o cercanas. En muchos de los casos los menores no reportan las agresiones porque no pueden reconocer los maltratos, o porque tienen algún vínculo sentimental con el victimario.

“Es comprensible que el niño tenga algún sentimiento de amor o incluso de lealtad hacia el agresor, ya que en general el abuso es practicado por padres, padrastros, abuelos y otros miembros de la familia. Además, el abusador tiende a manipular al niño con amenazas o sobornos, lo que garantiza el silencio de la víctima. Finalmente, el sentimiento de culpa o incluso de vergüenza suele estar presente en el niño, que termina por no revelar nada a los miembros de la familia”, explica el estudio.

En 2022, se ratificó este escenario, al observar que 82,7 % de los agresores son personas conocidas por las víctimas; mientras que 17,3% de los registros de las autoridades presentan victimarios desconocidos.

Sobre el lugar en el que con más frecuencia se presenta el delito, el hogar de la víctima presenta un promedio de 68,3 %.

“En definitiva, cuando hablamos de las violaciones y violaciones a personas vulnerables ocurridas en 2022, estamos hablando de un tipo de violencia que es esencialmente intrafamiliar, que tiene lugar en el hogar, durante el día, y cuyas principales víctimas son personas vulnerables”, explica el estudio.

Además, añade que este contexto “hace muy difícil que las víctimas reconozcan la violencia que sufren y, cuando lo hagan, les resulta muy difícil denunciar o buscar ayuda. Como factor agravante, el sistema de justicia y protección social también tiene enormes dificultades para hacer frente a estos casos, por lo que es común que, después de la denuncia, el niño vuelva a vivir con el agresor, que rara vez es castigado”.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Zelensky en España: la reunión de un pseudopresidente con un gobierno de pseudoizquierda

La «ayuda a Ucrania» no es otra cosa que la complicidad con la masacre incentivada por la OTAN. Aparte de eso, es un gran negocio para las élites europeas y ucranianas…

Le puede interesar: