Canciller venezolano: El régimen fascista de Israel debe ser “desmantelado”

Publicado:

El canciller de Venezuela, Yván Gil, condena el nuevo ataque israelí contra la ciudad de Rafah en sur de Gaza, y enfatiza que Israel debe ser derrocado.

Noticias populares

Es la barbarie indetenible, ocasionada por la canalla sionista”, ha escrito el canciller de Venezuela, Yván Gil, en un mensaje publicado en su red social X, este lunes.

Gil ha instado a que el régimen fascista de Israel sea “desmantelado” inmediatamente y han de restaurarse los derechos históricos del pueblo palestino.

En otro post, el canciller venezolano ha lamentado las imágenes que surgieron de Rafah, en el sur de Gaza, calificándolas de horrorosas. “(…) este es un acto bárbaro imparable cometido por uno sin vergüenza sionista” ha resaltado.

El titular venezolano ha remachado que el genocidio continúa a los ojos de toda la comunidad internacional. “Hemos visto mujeres, niñas y niños [palestinos] asesinados, a petición de Israel y bajo la complacencia del imperialismo estadounidense que gobierna también en la Unión Europea (UE)”, ha dicho.

Ha remarcado en la condena de Venezuela a estos crímenes contra la humanidad, mientras ha urgido a que los responsables sean arrestados, juzgados y condenados.“este es el régimen nazi actuando delante de todos”, ha señalado.

HispanTV / Resumen Latinoamericano

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

El futuro de Arabia saudí es más ‘verde’: Neom

Un gigantesco proyecto de infraestructura iniciado por Arabia Saudita, Neom, se presenta a menudo como un escaparate del futuro. Diseñada para ser una megaciudad futurista, Neom encarna las pretensiones saudíes de modernizarse bajo la batuta del príncipe Mohammed Bin Salman. Con un costo estimado de 1,5 billones de dólares, este proyecto apunta no sólo a diversificar la economía saudí, sino también a reducir su dependencia del petróleo.

Le puede interesar: