Eurosuicidio colectivo

Publicado:

Noticias populares

Ferrán Bielsa (InSurGente).— La pasada semana se daba a conocer que la Unión Europea imponía una serie de aranceles al coche eléctrico chino en base al seguidismo a Estados Unidos que aplicó hace ya un tiempo una medida similar pero más dura.

Europa ha entrado en una fase de descontrol y autolesión que terminará en el suicidio colectivo de todos sus países miembros con el único fin de mantener el nivel de competencia y de dominio (o más bien sometimiento) de EE.UU. sobre las potencias occidentales.

La racha de los episodios más recientes se remonta en el corto plazo al inicio del conflicto ucraniano con la constante dotación de material de guerra de todo tipo para el gobierno de Kiev. Lo cual supuso un aumento en las partidas para los ministerios de defensa y la concesión de cantidades ingentes de dinero a fondo perdido para que Ucrania pudiera seguir en el frente. Ya de partida esto suponía la imposición del país norteamericano a los países europeos de participar en una cruzada propia contra Rusia, la cual era socia comercial prioritaria para muchos de estos países.

Póngase de manifiesto el ataque al gaseoducto Nord Stream 2 por parte de los estadounidenses y la más que burda manera de taparlo y esconderlo por toda la turba parlamentaria europea y sus acólitos medios de comunicación.

Casualmente el gran beneficiado fue EE.UU. que consiguió aumentar la exportación de gas licuado con destino la Unión Europea, mientras esta se desangraba por todos los costados con los sobrecostes que tiene importar desde el otro lado del Atlántico y su transformación en gas útil una vez en tierra.

Mientras tanto se habían aprobado una serie de medidas de castigo a Rusia, las cuales lejos de minar su economía, tuvieron efecto rebote y perjudicaron gravemente la salud de las economías centroeuropeas, en especial, la de aquellos países con mayor proximidad en lo que se refiere a fronteras.

Por si fuera poco tener como enemigo o al menos como enemigo de tu mejor amigo a una de las principales potencias mundiales, resulta que Europa ha decidido terminar por hacerse el harakiri. La idea de emitir leyes que sancionen y graven el precio de los coches eléctrico chinos por medio de aranceles les ha parecido maravillosa para copiar a su mejor amigo. Así pues las relaciones con China empiezan a no ser las mejores.

Lo que parece que no sabe la Unión Europea, es que su mejor amigo en verdad no lo es y se aprovecha de él para sus propios intereses. Bien harían los países europeos en renunciar al Frankenstein que es la actual UE en el que el cerebro del monstruo es Estados Unidos.

Y es que ante tal toma de decisiones que van en contra del interés propio de los países europeos, viendo lo atado de pies y manos que se muestran los distintos países dentro de la UE y el papel de sometimiento, más si cabe, de países secundarios como es España, la consigna a seguir debe ser la salida de la UE y la ruptura con todo este tipo de organizaciones y países que te imponen su agenda.

O salvamos al pueblo o salvamos al capital, con Estados Unidos como mejor representante de este.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

A por el ‘santo grial de la energía’: China invierte en tecnología de fusión el doble que EE.UU.

El ritmo actual de desarrollo de estos proyectos permitirá a Pekín superar las capacidades de fusión magnética de EE.UU. y Europa en tres o cuatro años, informa The Wall Street Journal.

Le puede interesar: