Inicio Artículos En España no hay…

En España no hay…

584
0
Compartir
Lucas León Simón ::

En España no hay…

En España no hay empresarios, hay chupasangres y jugadores de ventaja que siempre apuestan al caballo ganador.

En España no hay emprendedores, hay especuladores de ayudas oficiales, subvenciones sin cuento y exprimidores de euros del BOE.

En España no hay organizaciones empresariales, hay oficinas –asesoradas por ex ministros- para la evasión  masiva de impuestos.

En España no hay patrones, hay asociaciones de gánsteres  que utilizan a los gobiernos como matones.

En España no hay ministros de Trabajo, hay lameculos que cocinan, una tras otra, “reformas laborales”, como armas de destrucción masiva de derechos, garantías y conquistas sociales.

En España no hay sindicatos, hay unas organizaciones con las que juegan al pin pan pum los gobiernos, las patronales y la caverna mediática de mequetrefes juntaletras.

En España no hay pymes, hay puestos de caracoles y fábricas de pandehigo, que explotan miserablemente a mujeres y jóvenes con contratos basura, basura sumergida ellos mismos, hasta en los ríos sin agua.

En España no hay bancos ni banqueros, hay centros de usura y blanqueo de capitales que siempre ganan –Jalisco nunca pierde- y que si la especulación no les va bien recurren al Estado  (todos) para que pague sus deudas y jubilarse con pensiones ultrajantes.

En España no hay Iglesia moderna con fieles a tenor de los tiempos, hay una caterva de obispos y curatos, irredentos del Concilio de Trento y la Inquisición, que para variar no pagan impuestos y les dicen a Dios y su Santa Madre lo que tienen que hacer desde las entrañas de su secta pedófila.

En España no se hacen reformas laborales, se pegan trabucazos gubernamentales, auténticos golpes de estado y estados de sitio de los derechos conquistados durante siglos.

Por no haber, en España no hay ni parados. Hay “damnificados colaterales de los programas de ajuste” de las permanentes y sumisas ofrendas al dios mercado –y Merkel su profeta- que los distintos y fariseos presidentes –que no entienden su letra- hacen para mantener el record de mentir más en menos tiempo.

En España no hay gobierno, hay una peña de meapilas, niñas pijas con moreno ultravioleta  y gilipollas con gomina que se creen en la obligación de “salvarnos”, hasta de ellos mismos, cada cierto tiempo.

En España no hay verdad, reinan los corruptos borrachos coronados, los guerteles y el bicarbonato sin descubrir.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here