Inicio España Más “golpes de calor”

Más “golpes de calor”

414
0
Compartir

“Seguramente” el empresario no tiene nada que ver

Un vecino de Cabezo de Torres, de 51 años, de cuya identidad solo había trascendido anoche el nombre de pila -José Luis-, falleció ayer por la tarde en plena calle de la pedanía murciana, supuestamente a causa de un golpe de calor. Ahora, la Guardia Civil de Murcia investiga si este hombre, que habría estado trabajando sin contrato en una empresa de construcción, fue abandonado por la cuadrilla de compañeros cuando comprobaron que se encontraba en estado crítico; una actuación de apariencia delictiva que habría estado motivada por la voluntad de evitar problemas con la Inspección de Trabajo.

La primera noticia sobre el delicado estado de salud en el que se encontraba este obrero la recibió el Centro de Coordinación de Emergencias 112 a las 17.57 horas. Un viandante informó de que había un hombre tirado en la avenida de Murcia. «Respira, pero le estamos echando agua y no reacciona. Parece que no se recupera», resumió. De fondo se escuchaban gritos, que parecían ir dirigidos al afectado: «¡José, despierta!».

La UME 1 de Murcia se desplazó con la máxima urgencia hasta el lugar, pero todos los esfuerzos del equipo sanitario fueron en vano, ya que a las 18.13 horas certificaban el fallecimiento de José Luis.

«Tu marido no vuelve esta noche a casa», le hizo saber un desconocido a la mujer del fallecido.

Las sospechas comenzaron a tomar forma en ese mismo momento debido a las extrañas circunstancias en que había sido encontrado -parecía haber estado trabajando hasta poco tiempo antes, pero el tajo no se veía por ningún sitio-. Además, un sobrino suyo explicó a la Guardia Civil que su tío estaba trabajando como albañil, pero sin contrato.

El hecho de que ningún compañero de la víctima estuviera por el lugar y que nadie de la cuadrilla ni de la empresa lo hubiera ayudado o trasladado a un centro sanitario llevó a los agentes de la Benemérita a poner en marcha una investigación preliminar. Poco después constataron que en casa de la víctima se había presentado un varón, supuestamente un compañero de José Luis, y le había hecho entrega a la esposa de una mochila con efectos personales. «Toma esto, que tu marido no vuelve esta noche a casa», le habría hecho saber antes de marcharse.

La preocupación se instaló inmediatamente en el seno de la familia de José Luis, que comenzó a hacer llamadas para tratar de averiguar si se encontraba bien. Fue de esa forma, telefoneando a hospitales y servicios de emergencia, como la mujer se enteró de que su esposo había fallecido y de que su cadáver había sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de Murcia para que se le practicara la autopsia.

Hoy se conocerán, previsiblemente, los resultados del examen realizado por el forense, pero ayer distintas fuentes consultadas por ‘La Verdad’ daban por hecho que la causa del fallecimiento había sido un golpe de calor.

Si los indicios de un presunto abandono de este trabajador por parte de sus propios compañeros acaba por confirmarse, que es la hipótesis principal que ayer manejaba la Guardia Civil, se trataría del segundo suceso de estas características ocurrido en los últimos años en la Región.

En agosto de 2005, un albañil de 43 años, Manuel Punzano, vecino de San Pedro del Pinatar, también fue abandonado en una plaza de Pilar de la Horadada, en la vecina provincia de Alicante, después de sufrir un golpe de calor. Tampoco tenía contrato. Falleció unas horas más tarde en el hospital Los Arcos.

laverdad.es

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here