Primero que no nos lo creemos porque ese animal fue  fabricado en los laboratorios del Pentágono, y segundo que, en el supuesto de que fuera cierto, la gente ya se está haciendo cierta reflexión. No somos tontos, Obama. Ya tenemos la experiencia del cuento de Ben Laden cuyo cadáver nadie ha visto porque fue “arrojado al mar”.

12196119_1056538097711843_138109789463336574_n

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.