El presidente estadounidense, Barack Obama, afirmó este viernes en la Casa Blanca que no será posible conseguir paz en Siria “sin un gobierno legítimo” y reforzó su convicción de que el dictador Bashar al Assad debe dejar el poder.

“Pienso que Al Assad tendrá que marcharse para que el país detenga el baño de sangre y todas las partes envueltas puedan avanzar en una forma que no sea sectaria. Él ha perdido legitimidad a los ojos de su país”, afirmó Obama en la última conferencia de prensa que brindará este año.

Y agregó: “No decir nada ante un líder autoritario que mata a sus propios ciudadanos es contrario a lo que somos y a nuestros intereses, en este punto. Eso nos haría más un objetivo”.

Agencias

Vuelven las dos enormes mentiras: la “pérdida de legitimidad ante su pueblo”, o sea el Ejército “Libre” de Siria que se pasó en bloque (es un decir: son cuatro gatos oportunistas) a Al Qaeda y al Estado Islámico y se ignoran las dos elecciones que ya se han celebrado en Siria. Por otra parte continúa el cuento de que “mata a sus propios ciudadanos”. ¿No podrían inventarse algo nuevo para ser más imaginativos?

Como venimos manteniendo, EE.UU. nunca ha apostado por la paz, sino por la guerra. Siempre ha sido así. Y así será.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.