Xenófobo, homófobo y misógino. Es el típico señorito de cortijo y peones. El señorito de misa y comunión diaria al que le molestan los mendigos de la puerta de la iglesia porque dañan el entorno.

Y como buen señorito que es, y valiente, cuando supo que estaba amenzada por EtA, huyó de España y estuvo escondido un año en Suiza. Así es este personaje.

orovilla.blogspot.com.es

Antonio Burgos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.