Xenófobo, homófobo y misógino. Es el típico señorito de cortijo y peones. El señorito de misa y comunión diaria al que le molestan los mendigos de la puerta de la iglesia porque dañan el entorno.

Y como buen señorito que es, y valiente, cuando supo que estaba amenzada por EtA, huyó de España y estuvo escondido un año en Suiza. Así es este personaje.

orovilla.blogspot.com.es

Antonio Burgos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.