Inicio Artículos ¿Gran propaganda belicista para ocultar acuerdos imperialistas? Escándalo mundial

¿Gran propaganda belicista para ocultar acuerdos imperialistas? Escándalo mundial

590
0
Compartir

Pero las discusiones estarían centrándose por el momento en como destruir a la dirección revolucionaria de la gran RPDC y en el que se habría filtrado el demencial ataque nuclear preventivo sin tomar en consideración el fortísimo potencial nuclear de este país (RPDC), en tanto esperan imponer el atentado contra la integridad territorial de la heroica Siria.

Los consensos estarían discurriendo en primer lugar anotándose para el grupo de poder de Washington, además de las dos anteriores, el reconocimiento de América Latina como su traspatio y consecuentemente la caída del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, la no intromisión de China en Europa, que le dejen concluir sus pactos secretos y lesivos que pretende imponer a la Unión Europea con la “Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión” (TTIP)  (conocido en lengua inglesa como Transatlantic Trade and Investment Partnership) y a Asia Pacifico con el “Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica” (TPP) (en inglés: Trans-Pacific Partnership), etc. De igual modo debe estar exigiendo a China que no se entrometa en Filipinas. Y a Rusia, que deje de inmiscuirse en Venezuela y Cuba, etc.

En tanto para el grupo de poder de Pekín significaría el reconocimiento del Mar Meridional de China como parte inalienable de su sagrado territorio, por lo que Estados Unidos debería retirar de inmediato sus provocaciones, la apertura completa de los mercados financieros en Estados Unidos y Europa para los capitales chinos.

Y para el grupo de poder de Moscú, el reconocimiento de Crimea y el Donbass. En la región del báltico (Este de Europa) su exigencia por el retiro inmediato de la armamentística de la OTAN, sobre todo, el Escudo Antimisiles.

En efecto la gran colusión se impone bajo presión de la gran crisis económica, el agotamiento y entrampamiento del sistema de producción capitalista, la persistente línea militar defensiva aplicada por China y el gran impasse en los tres frentes de conflicto existentes actualmente (Oriente Medio, Europa y Asia).

Entonces esta nueva realidad mundial, galopante y violenta, es preocupación enorme para los principales centros de análisis internacional bajo egida de las potencias imperialistas. Por lo que sellar la gran colusión, en un momento así, es un imperativo largamente esperado por las burguesías financieras como respuesta histórica al entrampamiento en que se encontraban.

Consiguientemente esta gran colusión no es cualquiera. Se puede decir de todo en su contra desde el punto de vista antiimperialista y comunista, sobre todo, comunista, pero para las burguesías financieras es un acuerdo histórico. Se forja impuesta por las nuevas condiciones que presenta la nueva realidad mundial, sobre todo, presionada fuertemente por los grandes hechos que últimamente se baten en el mundo.

Sus discusiones probablemente aún no están concluidas, pero sus consecuencias pronto se harán sentir. Un gran acuerdo imperialista que ninguna burguesía financiera lo subestimaría. Debe reorientar la confrontación inter-burguesa en el curso de la época multipolar. Pero jamás podrá frenar la gran carrera armamentística. La China capitalista y la Rusia putinista asumirán un gran papel. Sin olvidar que el Pentágono estará acelerado en el moldeamiento fascista del mundo con gran ímpetu en sus fuerzas paramilitares y en una demencial carrera armamentística por superar los disuasivos de las otras burguesías. En tanto la lucha de clases encenderá vivamente la revolución comunista pulverizando a los paramilitarismos fascistas y orientándose hacia la toma del poder y militarizando su organización remecerá el mundo desde sus raíces. Pero, en lo inmediato obligará al grupo de poder de Washington, en el curso del nuevo gobierno (elecciones en Estados Unidos con candidatos de la misma calaña), marchar hacia una nueva geoestratégia.

Consecuentemente esto no significará el fin de las contradicciones inter-imperialistas. Las refriegas inter-burguesas continuaran su curso. Las tesis marxistas a este respecto tienen plena vigencia. El belicismo estadounidense a pesar de la propaganda que huele a manipulación fenomenal en realidad es muy fuerte. Esto no puede negarse. Por lo demás es un indicativo de lo extremadamente agudo que son aquellas contradicciones. Por eso cuando hablamos de las características de la coyuntura actual lo hacemos refiriéndonos como es debido de la gran carrera armamentística, que no es sino, una gran confrontación por mejores armas ¿Mejores armas? Por supuesto parta destruir al enemigo. En esto esta resumido lo extremadamente agudos que son las contradicciones inter-imperialistas. Consiguientemente hay que saber calibrar bien esta situación si queremos un análisis serio de la nueva realidad mundial.

Veamos esto:

1.- Todos han caído en la trampa: No hay Tercera Guerra Mundial.

Ciertamente tenía conocimiento que había una gran guerra informativa que sobrepasaba largamente a lo que había hecho la Gestapo en los años 40 del siglo pasado, pero ni por asomo imaginaba que esta fuera tan monumental con involucramiento de todas las prensas incluidas las rusas y las chinas, en una completa colusión. En realidad un escándalo mundial. Un fenomenal acontecimiento que ha movido a toda la llamada elite universal. Involucra incluso a las llamadas “izquierdas de café” particularmente de Europa que actúan sin saberlo como cajas de resonancia (quisiera pensar así). Realmente asombroso. Hitler debe estar muy alegre en su tumba con toda esta situación.

Todo empezó con las manipulaciones de las bandas paramilitares estadounidense mostradas como independientes del ejército estadounidense y, luego continuo con el Operativo militar del 16 de julio de 2016 milimétricamente planificado y ejecutado por el Pentágono, la OTAN y Erdogan, para desarmar el posicionamiento geopolítico de Rusia sobre Siria y Oriente Medio que muchos, por no decir todos, batieron bombo junto al Pentágono y la CIA.

Pero esta manipulación es extrema que sobrepasa largamente a las dos anteriores. El asunto era mostrar la pugna inter-imperialista ruso-estadounidense en muy intensa. Incluso se publicitó importantes movimientos del armamento nuclear. A razón de esto algunos llegaron al clímax de la desesperación, no sé si por encargo o por desconocimiento, enviando apurados SOS de una Tercera Guerra Mundial.

En efecto “Tercera Guerra Mundial, Tercera Guerra Mundial, Tercera Guerra Mundial”, vociferaban las prensas occidentales. También las prensas rusas y chinas. De igual modo las prensas medio izquierdosos. Y algunos “disidentes” de Estados Unidos. Todos estaban aparentemente alarmados.

Pero, estos desconocían o no querían saber que la guerra debe ser observada desde dos puntos de vista, coyuntural y estratégicamente. Es decir a corto y largo plazo respectivamente. Y son guerras convencionales o guerras nucleares. Esto era muy importante.

Sin embargo en las actuales condiciones internacionales de coyuntura histórica (sistema multipolar, equiparación de fuerzas y carrera armamentística) las guerras de baja intensidad son las que tiene mayor incidencia como parte de las guerras convencionales. Por lo que en estas condiciones la guerra convencional propiamente dicha ni siquiera estaba en los planes de las tres superpotencias más armadas del planeta. A lo máximo que estimaban eran que esta guerra convencional solo quedara en su fase de planeamiento y, con la acentuación de los hechos internacional más bien servirían para preparar el estallido de la guerra nuclear a mediano o largo plazo. Consecuentemente no podemos soslayar el cruento proceso de la guerra de baja intensidad impuesto por el pentágono cuando instala sus células durmientes (paramilitarismo fascista) en casi todas las regiones del planeta, sobre todo, en el Norte de África (Libia), en Oriente Medio (Siria) y en el Este de Ucrania, hábilmente camuflada por las prensas occidentales y rusas por encargo de sus burguesías financieras no convenirles en la concreción de sus planes y en el que como sabemos los estadounidenses han utilizado el espantajo de sus bandas paramilitares y Rusia ha respondido que combate a esas fuerzas a los que además ha convenido en llamarlas como “terroristas”, todo esto, vuelvo a repetir, para camuflar el conflicto existente entre ambas superpotencias por temor a la guerra nuclear.

Entonces la guerra de baja intensidad se hizo muy aguda. En enero de 2016 cuando el uso del armamento convencional llego a su límite máximo, el conflicto ya era insoportable. Desde aquel momento la situación internacional estaba entrampada esperando la gran colusión o la Tercera Guerra Mundial.

Ante todo debemos saber que una Tercera Guerra Mundial en las actuales condiciones de la situación mundial es necesariamente una guerra nuclear. No hay término medio a este respecto. Y en este contexto bien se sabe que las tres superpotencias más armadas del planeta le tienen miedo a este tipo de guerra y no están dispuestas a enfrentarla. Cierto, en los hechos, ninguna burguesía está en condiciones de sostenerla. Nadie quiere correrse riesgos.

Consiguientemente a corto plazo no hay Tercera Guerra Mundial. Aquello está descartado por la fuerza de los hechos. Esto es definitivo. Y es una situación que la manejan las tres superpotencias maquiavélicamente.

Sin embargo estratégicamente esto no funciona así. La Tercera Guerra Mundial estratégicamente tiene pleno valor. Hay que tomar nota de esto. Aquí incluso intervienen las lecciones históricas.

En efecto para explicar esto hay que ir a las fuentes históricas. De sobra se sabe que los cambios mundiales se han sucedido sobre la base de la violencia. En los anales de la historia universal encontramos a menudo el apunte que indica: “la violencia es la partera de la historia”.

El sistema capitalista sobre todo en su segunda y última fase (imperialista) es absolutamente propenso a la guerra y, el carácter guerrerista de las burguesías financieras son muy claros. Sobre todo el asunto de la belicosidad y la falta de escrúpulos de la burguesía financiera es muy peligroso.

Consecuentemente en el futuro, a mediano o largo plazo, la Tercera Guerra Mundial es serpenteante. No se sabe en qué momento pueda suceder, pero, que si, va suceder, afirmo categóricamente, va suceder. En eso estoy muy claro. Y por eso recalco: “la violencia es la partera de la historia”.

Y en estas condiciones cuando las potencias imperialistas están siendo aplastadas por la gran crisis económica y aún más presionadas por los fenomenales hechos internacionales que se vienen batiendo, es que estas superpotencias mundiales han optado por la gran colusión, una situación que se impone  sobre la base de la colusión sino-estadounidense, la que en última instancia debe sellar el carácter de la nueva situación mundial. Ojo, el carácter defensivo en lo militar de China en esto, es determinante. No podemos pasar esto por alto bajo ningún concepto.

La gran colusión se sostiene, entre otras, en que si bien es cierto que es trascendental la alianza ruso-chino, en última instancia la que determina las perspectivas de la nueva coyuntura, es la objetividad de cada polo o bloque. En esto no debemos olvidar que el sistema multipolar ya está en pleno proceso desde finales de 2010. Lo que quiere decir, aun con sus contratiempos, la multipolaridad ya está resuelta. En esto la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense es determinante. Las potencias imperialistas de hecho manejan esta situación y por eso avanzan a la gran colusión.

2.- Los acuerdos entre las burguesías financieras siempre han sido secretos y sórdidos.

Esta es una norma bien conocida. En el transcurso de la historia de la lucha de clases, los acuerdos lesivos contra las naciones firmadas por las burguesías financieras en procura de la preservación de sus intereses ha sido escondida de mil formas, solo llegaban a la manos de los pueblos cuando las fuerzas comunistas se apoderaban de aquellos documentos en el fragor de la lucha armada. Sobre esto existen miles de archivos en los anales de la historia universal.

En el caso del último acuerdo de armisticio o “cese de hostilidades” respecto a Siria firmado el 10 de septiembre de 2016 entre Estados Unidos y Rusia, con entrada en vigor a partir del 12 de septiembre de 2016, el escándalo ha sido mayúsculo. Estados Unidos, según Rusia, simplemente incumplía aquellos acuerdos. Por lo que Rusia amenazó con hacer público las actas de aquel documento. Nunca lo hizo, pero se conoció que había un acuerdo secreto.

En esta última, la gran colusión, la que está en proceso en este momento entre estados Unidos, Rusia y China, también es un secreto y sórdido.

Aquí pude encontrar el siguiente apunte donde el premier ruso, Dmitry Medvedev, filtra en sus declaraciones a la cadena china CCTV, la existencia de negociaciones muy al margen de cualquier cumbre de carácter público e internacional. Ha dicho refiriéndose a este tema: “El primer ministro de Rusia al final de la entrevista con el medio chino se ha referido al futuro del presidente sirio, Bashar al-Asad. “Su suerte no es tema de discusión en las negociaciones, pero el mandatario debe participar en los debates como líder oficial del país” (la fuente esta abajo).

Veamos esto:

“Rusia rechaza tajantemente fragmentación de Siria. Sin embargo, ha continuado, para resolver la crisis siria nos encontramos con un importante obstáculo, ¿cómo separar de los grupos terroristas a los que quieren la paz y “están dispuesto a inclinarse a posiciones constructivas? Eso es un gran problema”, ha inquirido. Moscú está en contra de cualquier plan que resulte en el fraccionamiento de Siria en territorios terroristas, asegura el premier ruso, Dmitry Medvedev. Lo más importante es asegurarse de que Siria tiene un futuro predecible, que puede seguir existiendo como un país independiente y autosuficiente, y que no se desintegre en pequeños enclaves terroristas”, ha dicho Medvedev durante una entrevista a la cadena china CCTV.  El primer ministro ruso ha reiterado que su país, junto con el Gobierno de Siria, está trabajando para eliminar el semillero del terrorismo y no dejar que este se extienda a más países. Hasta Rusia no es inmune a la amenaza del extremismo, ha subrayado”.

Continua: “Medvedev ha insistido en que el futuro del país árabe debe debatirse en la mesa de negociaciones. “No hay una solución militar para el conflicto (…) Los que buscan la paz en Siria deben llegar a un acuerdo”, ha afirmado el premier en la entrevista publicada el viernes y que recoge TASS. El primer ministro de Rusia al final de la entrevista con el medio chino se ha referido al futuro del presidente sirio, Bashar al-Asad. “Su suerte no es tema de discusión en las negociaciones, pero el mandatario debe participar en los debates como líder oficial del país” (1).

3.- En este contexto de hechos fue determinante el posicionamiento defensivo militar de China:

En efecto es determinante. ¿Por qué? Porque China es la primera potencia capitalista del mundo. Sus decisiones económicas empiezan a tener valor estratégico mundial. Así Estados Unidos y Rusia sienten que son arrastrados por China.

Consecuentemente la gran colusión viene desde este posicionamiento defensivo militar asumida por China, cuyo fondo, como sabemos, son sus nuevas orientaciones económicas hacia el sector servicios y dirigidas a su mercado interno por la ralentización de su economía y el estancamiento de la economía mundial.

Pero en esencia la gran colusión deviene de la evaluación al que han llegado las potencias imperialistas en la caracterización de la nueva situación mundial, sobre todo, de la constatación del agotamiento y entrampamiento del sistema de producción capitalista, además, observando que a corto plazo no es posible enfrentar la Tercera Guerra Mundial, entre otras, por sus incapacidades por superar los disuasivos en cada una de las tres potencias más armadas del planeta, cuyo fondo, como sabemos es la equiparación de fuerzas. Esto evidentemente cuadra perfectamente con la nueva realidad mundial.

4.- De igual modo no podemos olvidar que Estados Unidos, aún con la perdida de la hegemonía mundial, mantiene muchas ventajas en el posicionamiento geoestratégico mundial:

Las ventajas estadounidenses en el posicionamiento geoestratégico mundial son innegables. No hay que olvidar su formidable aparato de guerra. Su armamentística convencional. El tejido militar esparcido en casi todas las regiones del planeta (sus secciones paramilitares).

Pero que, a la vez, esto mismo la está aplastando y del que probablemente nunca podrá salir. Es un enorme presupuesto que carga a cuestas. Un déficit monstruoso que tiene que cubrirlo permanentemente. No olvidemos en esto lo sucedido en la guerra de agresión de Vietnam que entre otras le significó su caída al fondo de la gran crisis que justamente en ese año, 1973, el sistema capitalista mundial se sumergía a un ciclo económico largo de contracción y crisis.

A razón de esto el drenaje de capitales frescos desde los bancos centrales de los países que controla debe ser muy intenso. Estas necesidades cada vez más van en aumento por las nuevas guerras en que se involucra. Y aún más complicadas a medida que va siendo desplazado en varias regiones del planeta. Bien sabemos que ahora China es primer socio comercial en varias regiones donde antes Estados Unidos mantenía hegemonía

He ahí por qué las desesperaciones de las burguesías financieras estadounidenses.

5.- Y bajo estas condiciones existe apuntalamiento contra tres regiones absolutamente estratégicas:

A.- Contra la gran RPDC con amenaza de ataque nuclear preventivo estadounidense:

Más de lo que se está hablando sobre riesgos de guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia el riesgo más grave es la que está orientada contra la gran RPDC que viene de la amenaza estadounidense de un ataque nuclear preventivo

Se sabe que todas las burguesías financieras, estadounidenses, rusas y chinas, están sumamente preocupadas por el ascenso militar nuclear de la gran RPDC, por lo que la gran colusión está orientada fundamentalmente contra este país. Los gritos desesperados del grupo de poder de Washington se oyen todos los días. Así las maquinaciones y los complots son constantes.

Si bien es cierto que existe un Tratado de amistad y cooperación sino-norcoreana firmado en Pekín el 11 de julio de 1961 y con entrada en vigor el 10 de septiembre del mismo año, entre el Primer Ministro de la República Popular China Zhou Enlai y el Presidente de la gran RPDC, Kim Il-sung, nada garantiza el cumplimiento de este acuerdo por parte de China en caso de agresión estadounidense (2).

Pero en la gran RPDC está consolidada su status de potencia nuclear. De hecho, en caso de agresión, su respuesta ahora va hacerse sentir de forma contundente en territorio estadounidense como nunca antes. De eso hay que estar bien seguros. Su dirigencia ya advirtió que el ataque nuclear preventivo no es de propiedad ni monopolio del pentágono.

Y de acuerdo a esto podemos concluir que si en los nuevos análisis que se efectúen de la situación internacional no se tomaran en cuenta este status de gran potencia nuclear de la RPDC, estas, definitivamente adolecerán de serias deficiencias. La ascensión como potencia nuclear de la RPDC ha cambiado de plano toda la geoestrategia mundial. Definitivamente la RPDC es un actor de primer nivel.

Como se sabe este proceso avanzó en el siguiente marco de exitosas pruebas nucleares: 2006, 2009, 2013 y 2016. Y ha seguido la siguiente secuencia: Primero se desarrollaron los artefactos de plutonio, luego de uranio, y el 06 de enero de 2016 de hidrogeno. Su escalamiento nuclear ha sido fenomenal.

Además no debemos olvidar que la RPDC dispone de vectores (misiles) de largo alcance que fácilmente sobrepasan los 10,000 kilómetros como lo acepto incluso el actual ministro de defensa de Corea del Sur. Y, con esto este país ha dejado bien en claro a Washington que su posicionamiento en el Pacífico y en su mismo territorio había perdido toda garantía de seguridad.

Unas notas a este respecto:

“De esta manera el país asiático ha engrosado las filas de las potencias espaciales. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de este acontecimiento para el mundo? ¿Qué significaría desde el punto de vista militar? Que Corea del Norte una vez más ha demostrado al mundo su capacidad de crear vectores de transporte de largo alcance. Potencialmente un país que ha creado un cohete capaz de colocar dispositivos en órbita, domina la tecnología de los misiles intercontinentales o está a pocos pasos de ello. De esta forma Pyongyang ha vuelto a elevar sus apuestas en el juego con la comunidad internacional. Además, le dejó más que claro a Washington que su posición a través del Pacífico ya no es ninguna garantía de seguridad. Japón y Corea del Sur llevan tiempo viviendo bajo el punto de mira de los misiles norcoreanos” (3).

B.- También contra la integridad territorial de la heroica siria.

En realidad la heroica Siria ha estado sometida a toda clase de presiones. En un apunte anterior denuncie esta situación.

Veamos:

“Hay muchas cosas oscuras en el caso de la agresión estadounidense contra la heroica Siria”.

“Indigna tanta manipulación e hipocresía en el manejo de este asunto. Pareciera que Siria estuviera autoliquidándose teniendo a plena disposición las armas contundentes y necesarias para pulverizar a los paramilitares fascistas que asolan su sagrado territorio”.

“Cierto, aquí las fuerzas agresoras estadounidenses han tenido muchas ventajas. O tal vez muchas concesiones”.

“¿Es que hay debilidad de parte de Rusia, Siria, Irán y el Hezbollah? ¿O es errónea nuestra apreciación sobre una Rusia firme? ¿No funciona la equiparación de fuerzas? ¿O tal vez Rusia no autoriza a Siria el uso de los sistemas S-300? Se supone que Siria como país soberano mantiene sus propias iniciativas, tiene a plena disposición toda su armamentística incluido los misiles S-300, busca nuevas alianzas o profundiza las existentes, por ejemplo, con China, etc. En todo caso es bueno tomar en consideración el ejemplo de la gran RPDC”.

“Y la preocupación no es sola una quimera, toda vez que aviones de combate estadounidenses, israelíes, ingleses, franceses, turcos y en general de la llamada “Coalición Internacional” invaden impunemente el espacio aéreo sirio, sin ningún respeto al derecho internacional. Cuando incluso los paramilitares fascistas derriban helicópteros de la fuerza aérea siria utilizando misiles avanzados proveídos por el pentágono, y no están dirigidos solo contra aparatos sirios sino también contra los aviones y helicópteros rusos. También cuando existe en varias regiones del planeta un fuerte proceso de instalación de sistemas avanzados de radares y de misiles de mediano y largo alcance con capacidad de transporte de ojivas nucleares. Y finalmente cuando se ha anunciado el estacionamiento de bombarderos estratégicos B52 en las bases europeas de la OTAN, el despliegue del THAAD de Estados Unidos en Corea del Sur y el ejercicio militar Anaconda-16, que dio lugar al más importante despliegue de fuerzas extrajeras en Polonia desde la Segunda Guerra mundial, es decir, un fuerte proceso de posicionamiento de escudo antimisiles y, de facto, de zonas de exclusión aérea en varias regiones del planeta bajo dirección y ejecución del ejército estadounidense y la OTAN. Sorprendente, porque incluso hasta Yemen está utilizando misiles de largo alcance contra Arabia Saudita”

Tras aquella denuncie observe en las prensas rusas que daban cuenta de la llegada (¿Recien?) de aquel armamento a las bases que tiene Rusia en este país (Siria), es decir, la base naval de Tartus y la base aérea de Hmeimim, en el noroeste sirio. Cuando sabíamos que aquellas armas ya estaban en territorio sirio desde finales de 2011, justo cuando se iniciaba la pretendida ocupación por parte del ejército estadounidense. De lo contrario ¿Cómo se explica la resistencia de Siria por más de tres o cuatro años sin estos armamentos?

Al parecer para ocultar las negociaciones secretas contra Siria antiimperialista han desarrollado incursiones muy fuertes y muy serias pero probablemente sin traspasar lo exigido por el pentágono, como el bombardeo con cohetes kalibr disparados desde buques de guerra anclados en el Mediterráneo que arrasaron una guarnición secreta del paramilitarismo estadounidense en el norte de Siria (Alepo) donde se encontraban unidades de espionaje de elite de Estados Unidos, Israel, Francia y Turquía.

C.- Y atentar contra Venezuela: traerse abajo el gobierno del presidente Maduro.

De hecho el asunto del petróleo es lo que agita a Estados Unidos en su involucramiento contra Venezuela. Para Estados Unidos, Venezuela es un país estratégico por este asunto. Y como viene perdiendo influencia en varias regiones del planeta, la corriente bolivariana deviene en un gran riesgo para el control de América Latina y que en las actuales discusiones en el marco de la gran colusión su exigencia hacia Rusia y China probablemente gire en torno a que no se entrometan en Venezuela por considerarla a este país parte de su patio trasero.

Las bandas paramilitares fascistas estadounidenses están en plena ebullición. Asolan fuertemente a Venezuela. También hay un parlamento anti-histórico que debe ser frenado con firmeza. La firmeza y la unión con su pueblo es la única decisión correcta que puede salvar al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Desde aquí envío a Venezuela mi plena solidaridad internacionalista y combatiente. Igual como lo asumí con Libia y Siria. Mi posicionamiento antiimperialista grabada en más de 150 artículos es muy clara a este respecto. Y esta vez no va ser ninguna excepción.

NOTAS:

1.- “Rusia rechaza tajantemente fragmentación de Siria.”. Nota publicada el 4 de noviembre de 2016 en: Rusia Today.

2.- “Tratado de amistad entre cooperación sino-norcoreana y cooperación mutua; De Wikipedia, la enciclopedia libre. Nota en Ideioma Ingles.

3.- “Opiniones Pyongyang vuelve a desafiar al mundo con el lanzamiento de su satélite”. Autor: Konstantin Bogdánov. Artículo publicado el 18 de diciembre de 2012, en: Ria Novosti.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here