Resulta que desde hace muchiiiiiisimos años cuando vemos en películas series A, B o la que sea, a un tipo interpretando el papel de espía de la KGB soviética y ahora de la actual Rusia, siempre es presentado hablando un castellano con marcado acento ruso, pero estilo “tornia, chichornia, filomatikov” para hacerlo, ¿cómo diría yo?, ajeno a nosotros, a nuestra cultura.

En buena lógica deberían hacer lo propio con un personaje que representara el papel de agente de la CIA o del FBI, es decir, hablando castellano con acento yanqui, ya saben: como mascando chicle “oh yeah Billy, my God”, pero qué va: en ese caso hablan sin acento, en perfecto castellano. ¿Cosas del doblaje?

Pues va a ser que no, al menos para mi que vinculo esa diferencia a presentarnos a unos más lejanos, más sospechosos o “malos” y a otros más cercanos, más demócratas y “buenos”, en definitiva una copia nuestra que somos, o éramos, como más o menos decía Franco, “los guardianes de la reserva espiritual de Occidente”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.