De antiimperialista a antiimperialista

Publicado:

Noticias populares

Ni España ni EE.UU. pueden decir lo mismo: todos su presidentes son elegidos por la oligarquía. Los primeros viven en sistemas democráticos, los segundos en plutocracias. Por esas, y otras razones, Venezuela y Siria son agredidos por las dictaduras occidentales.

El presidente Bashar Al-Assad recibió una llamada telefónica del presidente de Venezuela Nicolás Maduro, durante la cual ambos mandatarios abordaron los últimos acontecimientos en los dos países.

El presidente Maduro felicitó al presidente Al-Assad y el pueblo sirio por los logros significativos alcanzados en la guerra contra las organizaciones terroristas que cuentan con el apoyo de países hostiles a Siria, opinando que dichos logros son fruto de la firmeza extraordinaria de los sirios y su respaldo a su dirigencia.

El mandatario venezolano reiteró el apoyo de su país a Siria y manifestó su esperanza de que la paz y estabilidad reinen pronto.

Por su parte el presidente Al-Assad manifestó su aprecio por la postura de Venezuela y del presidente Maduro de apoyo a Siria, haciendo hincapié en que los intentos externos de los que sufren Siria y Venezuela tienen como objetivo debilitar a ambos países a través de socavar la estabilidad y provocar el caos en ellos.

Es el precio que deben pagar nuestros países por su aferro a la soberanía y decisión independiente así como su rechazo a los dictámenes de occidente y sus aliados que van en contra de los intereses de los pueblos de Siria y Venezuela.

SANA

jmalvarezblog.blogspot.nl

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

15:32:13

Avdéyevka: las llamas de la guerra

Avdéyevka padeció diez largos años bajo la cruenta ocupación del régimen de Kiev. Las tropas ucranianas convirtieron la ciudad en un fuerte bastión desde donde bombardeaban la cercana Donetsk. La mayoría de las personas abandonaron la ciudad, algunas voluntariamente y otras forzadas. Sin embargo, algunos vecinos se negaron a dejar sus casas y, escondidos en sótanos, resistieron con fe y coraje la persecución ucraniana hasta que finalmente fueron liberados por el Ejército ruso.

Le puede interesar: