Compartir

VARSOVIA (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Polonia afirmó a Sputnik que condena la reciente profanación por unos vándalos del cementerio de soldados soviéticos en Varsovia.

“El Ministerio de Exteriores ya ha condenado más de una vez actos de vandalismo en cementerios y otros lugares de memoria, pues no deben tener lugar y sus autores deben ser llevados ante la Justicia”, declaró el servicio de prensa de la entidad.

Subrayó que la memoria de los fallecidos y el respeto por sus restos son de particular importancia para Polonia.

El 21 de marzo la Embajada rusa en Varsovia denunció a las autoridades locales la profanación del cementerio, que, según fue establecido más tarde, se llevó a cabo hacía varias semanas.

La legación rusa urgió a eliminar los daños y castigar a los responsables.

En las baldosas que conducen de la entrada en el recinto memorial al obelisco, unos vándalos desconocidos hicieron unas 20 pinturas con estrellas de David superpuestas con esvásticas y manchas rojas.

En el cementerio militar soviético en Varsovia yacen 21.468 soldados del Primer Frente Bielorruso del Ejército Rojo que perecieron liberando la capital polaca de los nazis en 1944-1945.

El recinto, de unas 19 hectáreas, fue inaugurado en 1950, en el quinto aniversario de la capitulación de Alemania en la II Guerra Mundial.

El cementerio alberga, además, un monumento a los soldados del Ejército soviético y un obelisco de granito de 21 metros de altura con una inscripción rezando “Gloria eterna al heroísmo de los soldados del invencible Ejército soviético caídos en los combates con los ocupantes hitlerianos para liberar Polonia y su capital, Varsovia”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here