Compartir

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu

GINEBRA, marzo 28.— Los sistemas antimisiles de Estados Unidos en Europa hacen posible un ataque nuclear fulminante contra Rusia, alertó el jefe adjunto de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso, Víctor Poznijir.

«Las defensas antimisiles de Estados Unidos en Europa y en los buques que navegan cerca de nuestras fronteras elevan la amenaza de un ataque nuclear por sorpresa contra Rusia», dijo Poznijir en la Conferencia de Desarme en Ginebra, según reportó el sitio ruso Sputnik.

El alto mando señaló que los buques estadounidenses con misiles en los mares Báltico y Negro amenazan el territorio europeo de Rusia y refirió que esas naves pueden llevar más de mil misiles de crucero Tomahawk, con un alcance de hasta 2 500 kilómetros.

Poznijir expresó sus suspicacias respecto a las defensas antimisiles que la Casa Blanca despliega en Rumanía y Polonia: «La posibilidad de usar las lanzaderas para colocar los misiles Tomahawk constituye una violación de los acuerdos para eliminar los misiles de corto y mediano alcances», remarcó.

Estados Unidos elevó la tensión en Europa al acordar este año la entrega a Polonia de misiles de crucero con un alcance de 1 000 kilómetros, luego de que en mayo de 2016 entrara en servicio el sistema antimisiles estadounidense Aegis Ashore —parte del escudo de la OTAN— en la base de Deveselu, en Rumanía, a unos 600 kilómetros al oeste de la península rusa de Crimea.

Washington construye otra instalación similar con radares y misiles interceptores en la localidad polaca Redzikowo, a unos 180 kilómetros del enclave ruso de Kaliningrado.

Hace unos días, otro despacho de Sputnik recogía declaraciones al sitio The Hill del político demócrata estadounidense Seth Moulton sobre la alta probabilidad de que empiece una guerra nuclear entre Moscú y Washington, por lo cual la Casa Blanca tendría, según dijo, que elaborar un plan de contrataque.

De acuerdo con el congresista, la necesidad de recurrir al uso de las armas nucleares puede surgir en cualquier momento. «Si Moscú utiliza una bomba nuclear contra nuestros aliados en Europa, tendremos que recurrir a represalias», subrayó antes de recomendar que la administración Trump tome más en serio esa «grave amenaza».

Antes, el republicano Dana Rohrabacher había dicho en el Congreso que la hostilidad constante de Washington hacia Moscú podría llevar a una «inminente guerra» con Rusia.

Este martes, el jefe adjunto de la Dirección de Operaciones del Estado Mayor ruso afirmó en la Conferencia de desarme de Ginebra que la defensa antimisiles (de Estados Unidos) es un símbolo para el aumento de tales medios en el mundo y por tanto «provoca una nueva carrera armamentista».

Poznijir consideró que «los radares de los sistemas de alerta de ataque nuclear de EE. UU. cubren todas las posibles trayectorias de vuelo de los misiles balísticos rusos hacia Estados Unidos» y añadió que el despliegue estadounidense afecta el diálogo nuclear y obliga a otros países a tomar contramedidas de carácter militar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here