Inicio Mundo Estados Unidos Exasesora de Obama admite las escuchas al equipo de Trump

Exasesora de Obama admite las escuchas al equipo de Trump

Imagen: Susan Rice, la que fuera asesora de Seguridad Nacional de la Administración del entonces presidente de EE.UU., Barack Obama.

157
0
Compartir

Exasesora de la Casa Blanca admite que la investigación sobre posible intervención ‎rusa en las elecciones pudo originar escuchas telefónicas a asesores de Trump.‎

Susan Rice, exasesora de seguridad de la Casa Blanca, aseguró el martes que el expresidente, Barack Obama, ordenó una amplia investigación sobre cómo Rusia pudo interferir en las elecciones de 2016, y admitió que eso pudo originar que las comunicaciones de los asesores del entrante presidente Donald Trump fueran recogidas y leídas por la inteligencia estadounidense.

“Desde el principio de agosto hasta el final de la administración (el 20 de enero) oímos cada vez más información sobre la injerencia de Rusia en nuestro proceso electoral, lo cual fue motivo de gran preocupación”, dijo Rice a la cadena de televisión estadounidense MSNBC.

“Desde el principio de agosto hasta el final de la administración (el 20 de enero) oímos cada vez más información sobre la injerencia de Rusia en nuestro proceso electoral, lo cual fue motivo de gran preocupación”, dijo la exasesora de la Casa Blanca Susan Rice.

Sin embargo, negó categóricamente haber recurrido a archivos oficiales de inteligencia para obtener información política contra Trump. “La acusación es que de alguna manera los funcionarios del gobierno de (expresidente estadounidense Barack) Obama utilizaron la inteligencia para propósitos políticos. Eso es absolutamente falso”, aseguró la exfuncionaria.

Recordemos que la Administración de Trump acusa a la de Obama de haber pinchado las conversaciones telefónicas del entonces entrante presidente del país norteamericano.

De este modo los republicanos tratan de echar la pelota en el campo demócrata, pues el que fuera asesor de Trump Michael Flynn fue obligado a renunciar a su cargo en febrero, después de que se supo que había engañado al vicepresidente Mike Pence sobre sus comunicaciones con el embajador de Rusia en EE.UU., Sergey Kislyak.

Además, sobre el propio Trump pesan acusaciones de una supuesta conexión con Rusia. Este las ha rechazado y tachado de “sinsentido”. Tales reportes parecen haber intensificado las pugnas entre el presidente de EE.UU. y los servicios secretos de su país, los cuales afirman que hubo una intervención rusa en las elecciones estadounidenses.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here