Compartir

The Sunday Times reveló que el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, planea, durante su próxima visita a Moscú, exigirle a Rusia que deje de apoyar al presidente sirio, Bashar Asad.

De acuerdo con el medio, EEUU y el Reino Unido han elaborado un plan conjunto sobre Siria. Londres y Washington quieren exigirle al presidente ruso, Vladímir Putin, que “retire su apoyo militar al dictador de Damasco” para iniciar “un período de transición” en el país árabe.

Asimismo y durante su visita, el secretario de Estado planea presentar pruebas de que el Kremlin estaba al tanto de la implicación de las autoridades sirias en el ataque químico realizado en la provincia de Idlib el 4 de abril.

Anteriormente, el jefe de la Cancillería rusa, Serguéi Lavrov, declaró durante una conversación telefónica con Tillerson que el Ejército sirio no empleó armas químicas y apuntó a la necesidad de que se llevara a cabo una minuciosa e imparcial investigación sobre lo ocurrido en Siria.

Según los datos de The Sunday Times, Tillerson también podría acusar al Kremlin de incumplir sus compromisos contraídos con la firma en 2013 de un acuerdo sobre la eliminación del arsenal de armas químicas en Siria.

El secretario de Estado de EEUU visitará Moscú entre el 11 y 12 abril y presentará la posición conjunta de los países de G7 sobre Siria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here