Compartir

Un político sueco advierte de que las medidas ‘unilaterales’ que adopta Washington en Siria, desautorizan a las Naciones Unidas y su Consejo de Seguridad.

Al referirse en concreto, al ataque lanzado por Estados Unidos contra la base aérea de Al-Shairat, en Homs (centro de Siria), Hans Blix, exjefe de los inspectores de la Comisión de Control, Verificación e Inspección de las Naciones Unidas (UNMOVIC, en inglés) entre 2000 y 2003, ha comentado este martes que en los momentos en que los grandes poderes que ignoran al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y la carta estatutaria, también “desautorizan” a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En tal contexto, Blix ha enfatizado que previo al ataque, Washington debería haber esperado los resultados de una “investigación imparcial” sobre el supuesto ataque químico lanzado contra la provincia siria de Idlib (noroeste), además de haber conseguido la autorización del CNSU antes de atacar un país, con el cual “no está en guerra”.

“Estados Unidos habría necesitado la autorización del Consejo de Seguridad (…) Eso es unilateralismo (…) Hubiera sido preferible abrir primero, una investigación imparcial sobre el ataque, mientras que el tema se estaba discutido en el Consejo de Seguridad”, ha indicado Hans Blix, exjefe de los inspectores de la Comisión de Control, Verificación e Inspección de las Naciones Unidas (UNMOVIC, en inglés).

Estados Unidos decidió atacar el aeródromo sirio luego de haber acusado a Siria y Rusia de estar detrás del citado ataque. Ambos países niegan complicidad en ello.

“Estados Unidos habría necesitado la autorización del Consejo de Seguridad (…) Eso es unilateralismo (…) Hubiera sido preferible abrir primero, una investigación imparcial sobre el ataque, mientras que el tema se estaba discutido en el Consejo de Seguridad”, ha indicado Blix a la cadena rusa RT.

Blix, también ex director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) entre 1981 y 1997, ha explicado que la ONU impide lanzar amenazas o emplear fuerza contra la integridad de otros países, mientras que las incursiones aéreas de Estados Unidos, adelanta, violan las leyes internacionales al respecto.

En un intento por impedir más derramamiento de sangre en Siria el político sueco ha pedido a Estados Unidos y Rusia que se concentren en la diplomacia y los diálogos.

Cabe recordar que el Gobierno sirio entregó todo su arsenal químico a los organismos internacionales en 2014, con lo que puso fin a los esfuerzos de los terroristas y sus patrocinadores para acusarlo del uso de armas químicas. En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) confirmó la destrucción total del arsenal químico de Siria.

Desde el estallido del conflicto sirio, Damasco ha presentado una y otra vez ante las Naciones Unidas y la OPAQ pruebas de que la llamada “oposición siria” armada, que cuenta con el apoyo del Occidente, emplea en sus ofensivas este tipo de armas prohibidas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here