Compartir

Varias unidades de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Serbia participarán por primera vez en las maniobras militares internacionales Hermandad Inquebrantable 2017, de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC).

Esta será la primera vez que el país balcánico toma parte en estos ejercicios como participante y no como observador. Sin embargo, la cooperación de Belgrado con la OTSC parece lógica, puesto que los militares serbios ya participaron en las maniobras antiterroristas Hermandad Marcial junto con Rusia y Bielorrusia, según declaró a Sputnik el politólogo Dusan Prorokovic.

De acuerdo con el experto, las autoridades de Serbia quieren que su participación en las maniobras de la OTSC se convierta en un elemento para fortalecer su “neutralidad militar”.

“Pero, a juzgar por los acuerdos firmados por Belgrado, yo diría que nuestro país [Serbia] se inclina más por la OTAN que por la OTSC. Durante los últimos 4 años, Serbia ha firmado 3 acuerdos con la Alianza, en particular, el controvertido IPAP (Individual Partnership Action Plan). A menudo, participamos en maniobras conjuntas con los países miembro de la OTSC, pero vamos rezagados en lo que respecta a las formalidades”, indicó.

Prorokovic subrayó que la mejor manera de consolidar la neutralidad de Serbia sería aprobar una ley específica que abordara el tema, puesto que la resolución actual del Parlamento no es suficiente.

“Las leyes de este tipo suelen ser muy concisas y solo constan de 3 o 4 párrafos. De este modo, Serbia podría demostrar que es un Estado neutral capaz de colaborar con la OTSC, a lo que nadie podría poner objeciones”, concluyó.

A fines del mes pasado, el politólogo Alexandr Pivovárenko declaró a Sputnik que el curso político de Belgrado —que continúa con la idea de integrarse en la UE, además de mantener buenas relaciones con Rusia y China— demuestra que, en el caso de Serbia, puede hablarse de una política “multivectorial, que también se caracteriza por las inversiones por parte de Turquía y los países árabes”.

“En otras palabras, Serbia se encuentra en una encrucijada en la que confluyen muchos vectores”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here