Compartir

Según los trabajadores españoles de la base militar norteamericana de Rota, el Gobierno español “es un mamporrero de los americanos”. Al menos eso lo que ha declarado estos días Rafael Chacón, secretario del comité de empresa de la Base Naval de Rota

Según los trabajadores españoles de la base militar norteamericana de Rota, el Gobierno español “es un mamporrero de los americanos”. Al menos eso lo que ha declarado estos días Rafael Chacón, secretario del comité de empresa de la Base Naval de Rota (Cádiz), a un conocido digital español.

Como es sabido, desde esta base partieron los buques USS Ross y USS Porter, que atacaron con misiles Tomahawk a Siria.

Las recientes declaraciones de diversos representantes de los trabajadores expresan la virulencia del enfrentamiento interno que se está dando en una base militar que es estratégica en los ataques que Donald Trump ha emprendido en contra del Gobierno sirio.

Según confesaron los trabajadores de la base de Rota ellos no han tenido en ningún momento conocimiento de la orden de ataque contra Siria. Las operaciones militares en esta base se preparan y ejecutan con el desconocimiento absoluto de la plantilla civil española.

Pero el malestar de los trabajadores se expresa también en otros planos. Los asalariados de la base de Rota están editados por lo que les viene sucediendo en el plano laboral. De acuerdo con lo que expresaron se está incumpliendo el convenio bilateral firmado con EEUU desde hace 60 años, y que en 1997 se tradujo por primera vez en un convenio laboral.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, que aluden al año 2014, en la Base Naval norteamericana trabajan 4.975 trabajadores españoles y 3.880 estadounidenses. La mayoría de ellos son militares . Una parte importante de la plantilla son civiles. En la actualidad sólo quedan 900 trabajadores de los 1.300 de plantilla que existían años atrás. Estos últimos estaban contratados por el Ministerio de Defensa español, pero finalmente cedidos a los americanos. No obstante, según los trabajadores españoles, Esta situación contraviene lo acordado en el convenio bilateral.

Los puestos de trabajo se están amortizando conforme llegan las jubilaciones. Los Estados Unidos opta por las contratas para servicios esenciales, y Eso está multiplicando los conflictos dentro de la base.

La precarización de los puestos de trabajo que caen en manos de las contratas ha provocado que los ánimos se hayan encrespado en la plantilla española en contra del Ejecutivo español.

La base de Rota se ha convertido en base militar clave para los Estados Unidos en el Mediterráneo. En la actualidad existe una movilidad anual de unos 13.500 pasajeros. Y acceden diariamente a la misma 18.000 personas y 8.000 vehículos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here