Moscú, 24 abr (Sputnik). – La renuencia por parte de Ucrania a cumplir los acuerdos de Minsk es un sabotaje, declaró el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

“El sabotaje evidente por parte de los dirigentes de Kiev de todo lo que figura en los documentos de Minsk, debe recibir respuesta alguna de parte de quienes patrocinan este Gobierno”, dijo Lavrov en una rueda de prensa tras reunirse con la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

El canciller ruso destacó que Kiev “evita el diálogo directo con Donetsk y Lugansk pese a que (esta condición) figura en blanco y negro en los documentos de Minsk”.

Lavrov añadió que, desde el punto de vista de la Unión Europea (UE), todas las partes implicadas en el proceso de paz en Ucrania deben cumplir sus compromisos.

Apuntó que Moscú sigue haciéndolo y cuestionó por qué en este caso “todas las sanciones se impusieron solo contra Rusia”.

Las relaciones entre Moscú y Occidente empeoraron por la crisis en Ucrania y la adhesión de Crimea a Rusia en marzo de 2014 mediante un referendo en el que más del 96 por ciento de los votantes avaló esta opción.

EEUU y la UE aprobaron varios paquetes de sanciones contra Rusia, tanto a individuos y entidades como sectoriales.

Moscú, que respondió con un embargo alimentario a EEUU, la UE, Australia, Canadá y Noruega, ha subrayado en reiteradas ocasiones que no es parte del conflicto en Ucrania y que quiere que el país vecino supere cuanto antes la crisis.

Ucrania lleva a cabo desde abril de 2014 una operación militar en las provincias orientales de Donetsk y Lugansk, donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al cambio violento de Gobierno ocurrido en el país en febrero de ese mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here