Compartir

“Una reducción estructural del empleo público e implementar un sistema de atrición”, fue la sugerencia del FMI a Macri.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le propuso al presidente de Argentina, Mauricio Macri, una “reducción estructural” y la puesta en marcha de un modelo de “atrición”.

La destrucción de puestos de trabajo sin reemplazar los lugares vacantes es la sugerencia que el poderoso organismo le hace a Macri, en el último informe publicado por el FMI y titulado “Logrando más con menos”.

El “modelo de atrición” se refiere a la reducción de puestos de trabajo en el sector público sin reemplazar luego los lugares vacantes.

El FMI propone para Argentina “una reducción estructural del empleo público fortaleciendo la gestión de nóminas de empleados para rastrear y controlar a los empleados públicos y emprendiendo un censo para identificar trabajadores fantasma e implementando un sistema basado en la atrición”.

El organismo también advierte en su informe que “en algunos países avanzados y en economías emergentes las reformas en los sistemas de pensiones y de salud podrían mejorar tremendamente el perfil fiscal”.

El déficit fiscal en Argentina cuenta con un desequilibrio en las cuentas públicas equivalente al 6, 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PBI), con un déficit primario del 4, 8 por ciento, así lo reconoció el organismo internacional. Para el último Gobierno de Mauricio Macri, el déficit fiscal total estimado ronda el 3,9 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here