Es el Inti Raymi para los pueblos andinos o Wiñol Tripantu para el pueblo mapuche. El año nuevo de los pueblos indígenas es una ofrenda a la tierra, un nuevo ciclo, comenzar de nuevo. Es la fecha que eligió la presidenta Bachelet para pedirles perdón por los errores y horrores cometidos contra el pueblo mapuche. Los errores que reconoce, son vistos como una política constante de maltrato y exclusión.

Más que palabras de buena crianza los pueblos originarios piden al Estado coherencia con sus actos. Los hechos hablan por sí mismos: Allanamientos a colegios, niños heridos, muertes y constante asedio policial. Aunque reconocen el gesto, aspiran a derechos políticos y territoriales.

En enero del próximo año el papa Francisco visitará el país y a comunidades mapuche y ellos le harán notar las contradicciones del Estado chileno.

Leonel Retamal, desde Santiago para HispanTV.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here