Así se ha expresado este domingo el viceprimer ministro de Rusia, Dmitry Rogozin, al comentar las alarmas surgidas en países occidentales sobre la creación de un centro humanitario ruso en Nis, la tercera ciudad más grande del país balcánico.

“Por eso digo que los serbios no necesitan S-300. Es suficiente construir los S-300 de madera para que todos se mueran de miedo por ahí”, ha bromeado Rogozin, citado por la agencia rusa RIA Novosti.

Además, ha detallado que el centro humanitario ruso-serbio sirve para acelerar el tiempo de respuesta ante situaciones de emergencia ya que su establecimiento supone que Moscú no tendría que gastar tiempo en la entrega de la ayuda humanitaria.

Con esta iniciativa, agrega el funcionario, Rusia busca prestar apoyo a Serbia en la remoción de minas y restauración de zonas contaminadas por aparatos explosivos y municiones abandonados.

El viernes, las autoridades de EE.UU. se mostraron preocupadas por la construcción del centro humanitario ruso cerca de las posiciones de soldados estadounidenses en Nis, una zona entre la frontera de Kosovo con Serbia.

Además, la situación de países occidentales con Rusia está particularmente crispada a niveles no vistos desde la Guerra Fría. De hecho, tras la crisis de Ucrania en 2014, los estadounidenses han multiplicado sus maniobras militares y patrullas marítimas, terrestres y aéreas en los países bálticos.

Es de mencionar que a mediados de abril, el presidente recién elegido de Serbia, Aleksandar Vucic, comunicó que Belgrado contempla adquirir dos unidades de los sistemas S-300 de Rusia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.