El ataque, que tuvo lugar el viernes por la noche, también causó un número indeterminado de heridos, ha informado hoy sábado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los bombardeos, considerados ilegales por Damasco, se producen en un momento en que llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por Washington, han penetrado en Al-Raqa, la capital de facto de los terroristas.

Estas operaciones en territorio sirio, sin embargo, no están autorizadas por el Gobierno de Damasco ni han sido avaladas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

La organización de periodistas independientes Airwars estima que la ‘coalición’ anti-EIIL, desde que en 2014 comenzara su agresión en Siria, ha lanzado más de 9900 ataques aéreos y acabado con la vida de miles de civiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here