Compartir

Los incesantes esfuerzos de Washington para cercar y castigar a los países que protegen sus propios intereses nacionales y mantienen su soberanía, provocarán el aislamiento de EEUU, vaticina el analista geopolítico Gilbert Mercier en entrevista con Sputnik.

Mercier, autor del libro ‘The Orwellian Empire’ sobre la gradual ‘decadencia’ de Washington como tipo de imperio y editor jefe del portal News Junkie Post, asegura que la agenda antirrusa no ha desaparecido de las prioridades de los políticos estadounidenses:

“Cualquier país o grupo de países que desafíe la hegemonía estadounidense será en última instancia un objetivo para el imperio, económico y eventualmente militar, a través de guerras subsidiarias o falsas revoluciones”, afirmó el experto.

“Paradójicamente, el incesante impulso estadounidense de aislar e incluso castigar a los países con valor para mantener su soberanía nacional, acabará aislando a Estados Unidos y degradando su influencia global. Rusia, Irán, Corea del Norte, Siria y ahora Venezuela — que está en el punto de mira inmediato del imperio con una política de cambio de régimen disfrazada de revolución—, todos son ejemplos [de la resistencia]”, subrayó el analista geopolítico.

Así, atrapados en su mentalidad de Guerra Fría, los ‘halcones’ y los neoconservadores de Estados Unidos continúan golpeando sus tambores de guerra sobre las amenazas imaginadas, consideró.

“Algunos en el Pentágono y en Washington, los ‘think tanks’, se han vuelto tan delirantes como para creer y propagar públicamente la noción de que los militares estadounidenses pueden asumir y ganar, al mismo tiempo, a Rusia y China. Esto, por supuesto, no tiene base racional alguna”, aseguró Mercier a Sputnik.

La decepción de Europa

Mientras tanto, los gobiernos europeos están frustrados por la política exterior de Washington, que amenaza con perjudicar la estabilidad y la prosperidad de la UE.

“La impugnada e imprudente ley de sanciones ha sido enfrentada con una fuerte oposición de los líderes europeos, y podría ser un punto de inflexión para finalmente influir no sólo en los políticos, sino también en la opinión pública europea”, señaló Mercier.

Según el analista, si la UE obtiene la independencia geopolítica y militar de EEUU, puede desempeñar el papel de equilibrador.

Mercier considera a la OTAN como “una herramienta imperial inteligente para extorsionar un tributo de los estados vasallos y justificar la ocupación militar estadounidense”, por lo que los europeos necesitan reconsiderar su participación en el bloque militar, opinó.

A pesar de los objetivos declarados de la OTAN, en realidad es un modo de EEUU de asegurar su presencia militar en un país miembro y promover las ventas de armas estadounidenses en intereses de la industria armamentista.

“La inconveniente verdad —para el ‘establishment’ de EEUU— consiste en que cada imperio tiene su fecha de caducidad, y Washington está acercándose a la suya”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here