Este es un decálogo de cinco politicas que los gobiernos de Europa Occidental deberían pleantearse poner en práctica si realmente quieren poner fin al terrorismo islámico, mas allá de las lagrimas de cocodrilo tras los atentados recientes que han asolado al viejo continente.

1. Congelar la venta de armamento a las monarquías petroleras del Golfo como Arabia Saudí o Qatar y cortar de raíz cualquier financiación existente a grupos opositores y extremistas sirios.

2. Tomar distancia con la inoperante y ambigua coalición internacional contra el terrorismo liderada por EE.UU. y acercar posturas con la indudablemente más eficaz y efectiva coalición a cuatro entre China, Rusia, Siria e Irán, pasando a combatir con plena firmeza a Daesh sin medias tintas y asegurandose resultados positivos a corto, medio y largo plazo.

3. Reconocer oficialmente al gobierno de Al Assad como el legítimo de Siria y situarlo como piedra angular de la lucha contra el terorrismo en Oriente Medio ofreciéndole apoyo diplomático y/o militar, dejando de coquetear con los mal llamados “rebeldes sirios”.

4. Negociar directamente la recepción de refugiados con el gobierno sirio y sondear el beneplácito de las instituciones sirias y la información con la que cuentan respecto a las personas solicitantes de asilo en la medida de lo posible, con el objetivo de no permitir la entrada a extremistas y criminales de guerra y a cualquier persona involucrada en actividades subversivas o golpistas contra el gobierno legítimo de la República Árabe Siria, así como a delincuentes y crimales comunes que bajo el falso paraguas de la supuesta persecución y represión política del gobierno sirio, se autoproclaman “exiliados políticos” que al penetrar en Occidente, como ya se ha demostrado en más de una ocasión, se dedican a crear y expandir redes de captación yihadista para la posterior preparación y ejecución de atentados.

5. Cerrar con inmediatez todos los centros de culto de inspiración extremista islámica y no permitir la apertura de ninguno más. Como ejemplo revelador, medio centenar, más de la mitad de los centros de culto islámico totales en España, son de corte wahabita y salafista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.