Inicio Asia Afganistán Falta de espacio en refugios agrava la tragedia en Sierra Leona

Falta de espacio en refugios agrava la tragedia en Sierra Leona

276
0
Compartir
Un soldado estadounidense posa con un grupo de afganos en un campo de cultivo de opio.

Rusia considera sospechoso el aumento significativo de la producción de drogas en Afganistán, que se realiza ante el mutismo de EE.UU. y la OTAN.

“Uno no puede menos que sentirse sorprendido por la renuencia o la incapacidad de EE.UU. y la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), a pesar de su presencia durante años en Afganistán, de prestar asistencia efectiva al Gobierno afgano en su lucha contra la producción de drogas, que es conocida como la fuente clave de la financiación del terrorismo”, ha afirmado este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

En este sentido, ha lamentado que el problema de las drogas en Afganistán continúe y se ha referido a las estimaciones que dicen que la producción de drogas aumentará en 2017.

“Las superficies sembradas en el cultivo de drogas en Afganistán ya superaron las del año pasado, y alrededor de un tercio de la población está involucrada en el cultivo del opio”, ha señalado.

De acuerdo con la Cartera rusa, el contrabando de drogas en Afganistán no muestra signos de reducción y la lista de sus destinos se ha expandido en el mundo.

En este sentido, ha expresado su sorpresa sobre las declaraciones del Inspector General Especial para Afganistán, John F. Sopko, de que Washington ha gastado 8500 millones de dólares en la campaña contra las drogas en Afganistán mientras el país sigue siendo el mayor productor y exportador mundial de opio.

Mientras el terrorismo y “la droga fueron las principales excusas de EE.UU.” y sus aliados para invadir Afganistán, un repaso breve de las últimas dos décadas del país centroasiático indica claramente que la invasión de Washington y de sus aliados hizo revivir el mercado de opio, que fue prácticamente erradicado en vísperas de la guerra. Según las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la producción de opio aumentó un 43 % en 2016 respecto a 2015.

En realidad, la Agencia Central de Inteligencia (CIA, en inglés) de EE.UU. y otros servicios de inteligencia, incluyendo a la misma Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), siempre han estado involucradas en el tráfico de estupefacientes en Afganistán, según el periodista norteamericano Dave Gibson de la cadena de televisión Newsmax.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here