Inicio Latinoamérica y Caribe Venezuela NUEVA ETAPA DEL PROCESO BOLIVARIANO

NUEVA ETAPA DEL PROCESO BOLIVARIANO

109
0
Compartir

OSWALDO RAMOS. Especial para TP

Secretario Nacional de Educación Ideológica del PCV

La situación política venezolana ha llegado a un nuevo nivel de confrontación; no porque lo hayan querido las fuerzas hegemónicas dentro del proceso bolivariano, sino porque los planes golpistas –latentes desde los mismos inicios del proceso– se han recrudecido en los últimos meses.

Estos planes, que incluyen acciones de violencia terrorista a través de grupos mercenarios y fascistas, no han logrado los objetivos trazados por el imperialismo e implementados con la complicidad lacayuna de la derecha apátrida agrupada mayoritariamente en la MUD.

A través del Departamento de Estado norteamericano y del Comando Sur, se planifican y dirigen estos planes, pretendiendo reproducir recetas de desestabilización ya utilizadas con éxito en otros países.

El pueblo venezolano ha visto y sufrido la utilización de los más variados tipos de acciones golpistas, a nivel comunicacional, psicológico, económico, institucional, internacional; logrando avances con la implementación de cada una de ellas.

Han posicionado la matriz de opinión de que en Venezuela no hay espacio geográfico sin protestas y que todo el pueblo les acompaña; cuando en realidad cada día se reducen los sectores que les apoyan, ya que sus propios seguidores son asediados, les cobran peaje y sufren las arremetidas de sus acciones hamponiles y terroristas.

Claridad política y conceptual

Los sectores terroristas de la MUD y los que están fuera de ella pero que actúan conjuntamente, han dirigido sus ataques de manera directa al frente institucional, buscando el quiebre de la gobernabilidad y la capacidad de respuesta del Gobierno, para debilitar y desmoralizar al pueblo bolivariano.

Como no cuentan con suficiente apoyo popular, se han propuesto presionar sobre la economía, atacando puntos de abastecimiento y transporte de alimentos para agudizar el desabastecimiento y el alza de precios, con la finalidad de instigar la participación en los saqueos que ellos inducen muchas veces contra ferreterías, licorerías u otros establecimientos que no tienen nada que ver con el suministro de alimentos.

Se dedican a asediar a la población durante varias horas desplegando grupos mercenarios, dejando un rastro de muertos, heridos, destrozos, saqueos, incendios y terror, con imágenes que golpean y atemorizan el imaginario colectivo e individual del pueblo venezolano y de la opinión pública mundial.

Esa conducta criminal de la derecha fascista se explica por la contraofensiva que ha desatado el imperialismo –especialmente el norteamericano–, para recuperar el control político en nuestro continente latinoamericano y hacer retroceder los avances en el proyecto de liberación nacional de los pueblos; por lo que este conflicto tiene un claro carácter internacional y patriótico.

El incremento de los planes golpistas –fomentados y apoyados desde el exterior– prevén, de ser necesario, una acción militar directa por parte del imperialismo a favor de la gran burguesía y contra los intereses del pueblo trabajador, por lo que esta confrontación también adquiere un definido carácter de clase.

Por todo ello, se hace imprescindible la más amplia unidad patriótica y antiimperialista, especialmente de los revolucionarios, tanto nacional como internacionalmente.

Asimismo, defender las conquistas populares que hemos logrado históricamente y en el proceso bolivariano, y las expresiones concretas de los avances integracionistas de los pueblos en la lucha por la independencia y el desarrollo soberano.

Además, en el marco de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), profundizar la lucha contra el enemigo de clase, teniendo claro que la correlación de fuerzas a lo interno de la ANC –por sí sola– no es favorable hacia la profundización revolucionaria del proceso bolivariano, sino que para lograr avances y políticas realmente a favor de los intereses del pueblo, que den respuestas a las demandas y necesidades de la gente, se requerirá de la movilización consciente, organizada y combativa, con unidad obrero-campesina y popular, levantando propuestas programáticas revolucionarias.

https://issuu.com/tribuna_popular/docs/tp_2982/11

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here