Inicio Oriente medio Israel Israel aprueba $ 17 millones para construir nueva colonia ilegal

Israel aprueba $ 17 millones para construir nueva colonia ilegal

145
0
Compartir
Trabajadores construyen viviendas en la colonia ilegal israelí de Kiryat Arba, en el este de Cisjordania ocupada, 24 de agosto de 2017.

El régimen de Israel ha aprobado este domingo la construcción de un nuevo asentamiento ilegal en el norte de la Cisjordania ocupada.

Según los medios israelíes, el gabinete del primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, ha aprobado un fondo adicional de 17 millones de dólares para completar un nuevo asentamiento ilegal israelí en la ciudad de Nablus, ubicada al norte de la Cisjordania ocupada.

De acuerdo con este informe, el nuevo asentamiento, conocido como Amichai, contará con la presencia de unos 300 colonos desalojados en el mes de febrero de otro asentamiento llamado Amona, después de que el tribunal supremo del régimen israelí sentenciara que sus casas habían sido construidas de forma ilegal en tierras palestinas de propiedad privada.

“Quiero darle las gracias (…) por su ayuda en la solución del problema de la distribución presupuestaria, y quiero felicitarlo”, ha dicho Netanyahu, tras recibir la aprobación de los fondos para construir su nueva colonia ilegal.

La aprobación de este nuevo asentamiento coincide con el plan expansionista que lleva adelante Netanyahu para ampliar los asentamientos israelíes en los territorios ocupados palestinos.

En los recientes meses, pese a la resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que condena los asentamientos ilegales, el régimen israelí ha aumentado sus esfuerzos para anexionarse más zonas de la ocupada Cisjordania.

De acuerdo con Netanyahu, ningún colono israelí va abandonar estas tierras “ocupadas”, porque a su juicio, Israel está protegiendo a Samaria (nombre en hebreo de Cisjordania) contra aquellos que quieren echarlos de allí.

Las colonias israelíes en los territorios palestinos ocupados desde 1967 son consideradas “ilegales” por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y un gran número de países, bajo los postulados de la Convención de Ginebra que prohíben construir en tierras ocupadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here