Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — Las unidades de defensa antiaérea del Distrito Militar Oeste de Rusia dotadas de sistemas de misiles S-300, S-400 y los sistemas de cañón-misil Pántsir-S se desplegaron en nuevas posiciones en el oeste de Rusia en el marco de las maniobras ruso-bielorrusas Zapad 2017.

“Las unidades de defensa antiaérea del Distrito Militar Oeste de Rusia, equipadas con sistemas antiaéreos S-300 y S-400 así como con sistemas de cañón-misil Pántsir-S se desplegaron en nuevas posiciones en el marco del simulacro estratégico conjunto Zapad 2017”, dice un comunicado del Ministerio de Defensa ruso.

Se señala que las unidades “se trasladaron de los lugares de emplazamiento permanente” para “fortalecer los medios antiaéreos” en la zona de las maniobras.

El ejercicio conjunto Zapad se desarrolla del 14 al 20 de septiembre en el territorio de Bielorrusia y Rusia con la participación de unos 12.700 militares –7.200 bielorrusos y 5.500 rusos– más unos 70 medios aéreos, 250 carros de combate, unos 200 sistemas de artillería, lanzacohetes múltiples y morteros, así como 10 buques.

Según el escenario, grupos extremistas que reciben apoyo militar por vía marítima y aérea desde el exterior se infiltran en Bielorrusia y en la región rusa de Kaliningrado –enclave situado a orillas del mar Báltico entre Polonia y Lituania– para perpetrar atentados y desestabilizar la situación. Las tropas deberán aislar las áreas de su infiltración y repeler la agresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here