Compartir

Al parecer el acontecer internacional ha ingresado a un periodo de complejidades. De hecho los cambios han ido apurando sus pasos, y más aún, continúan en fuerte agitación, por supuesto, si no hay una clara herramienta teórica de investigación puede conducir a peligrosas divagaciones como negar el carácter de la nueva realidad mundial: China primer país capitalista del mundo, nueva estructura económica capitalista después del 2008, paridad estratégica, etc.

Cierto, la humanidad enfrenta en estos momentos una alta tensión mundial. Una situación de grave crisis político-militar. El responsable es el letal imperialismo estadounidense. Su ensañamiento contra la RPDC, Irán, Siria y Venezuela es muy grave. Y más aún tras la grosera y prepotente intervención de Donald Trump en la 72 Asamblea General de la ONU el 18 de septiembre del 2017.

El tensionamiento estadounidense, sobre todo contra la RPDC, finalmente ha llegado a su límite máximo. Ahora está en un grave impasse militar. Prácticamente esta auto-acorralada. Algunos hablan de un callejón sin salida.

Y, lo más importante, tras estos graves hechos emerge en la palestra internacional un nuevo concepto que enriquece el carácter de la nueva realidad mundial después del 2008. Esto es la vuelta o reinstauración del concepto de país socialista en las relaciones internacionales.

Aquí no podemos dejar de señalar que la estrategia militar estadounidense desde cuando se orientó hacia el Este del planeta ha sido de avasallamiento y de afianzamiento de su hegemonía mundial. En efecto cuando en 2001 Estados Unidos se dio cuenta del inicio de la ascensión económica de los países asiáticos, inmediatamente reoriento su geoestrategia hacia esta región (Este del planeta). Entonces sus sueños desde 1991 habían sido interrumpidos. Y a partir de aquel momento el asunto era hundir ya de forma definitiva a Rusia, tal vez balcanizándola como había hecho con Yugoslavia en 1991-1999, y luego pasar a fortalecer su posicionamiento en Oriente Medio. Fue cuando tramó el auto-atentado a las Torres Gemelas. Aquello por supuesto, como lo estamos viendo, trajo hondas repercusiones sobre todo en lo referido a su status de potencia hegemónica.

Sin embargo a partir del 2008 los cambios en el mundo empezaron a acentuarse. La crisis económica arrasaba los cimientos de la economía imperialista occidental. Estados Unidos y Europa (el llamado mundo occidental) estaban en bancarrota. Los cambios en estas regiones empezaban a hacerse muy drásticos.

Sin embargo aquella geoestrategia desarrollada por el Pentágono por el control del mundo desde el año 2001 ha sido invariable. Paulatinamente fueron cayendo, prácticamente arrasados, Afganistán, Irak y Libia. No olvidemos lo que han hecho en Siria. Ni Atila ni Hitler habían procedido así. Ciertamente la agresión fue demoledora.

Pero así como paulatinamente eran arrasados aquellos pueblos, también paulatinamente la resistencia lo hacía morder el polvo. Fueron resonantes sus derrotas militares en Siria el 3 de septiembre del 2013 y, en Crimea y Sebastopol, el 4 de agosto del 2014.

Sin embargo, aun así, la vieja burguesía financiera estadounidense continuaba impasible con esta geoestrategia de la derrota. A finales del 2016 pasó a ahondar aún más esta vieja geoestrategia. Entonces apuntaló su ensañamiento, su furibundo ensañamiento, contra la RPDC. Pero para entonces la gran RPDC ya había completado su posicionamiento como potencia nuclear. Por lo tanto la reacción ya era muy tardía.

Como era de esperar el “análisis concreto de la situación concreta” había dado desde un comienzo su juicio de que aquella geoestrategia era una geoestrategia de la derrota. Pero la vieja burguesía financiera estadounidense era impasible con su cometido y, más aún, incapaz de evaluar el curso de su accionar militar de aquellos años 2011 y 2016.

Y ocurrió lo que se esperaba. A finales en 2016 la situación mundial estaba aclarada: China había pasado a ser la primera potencia capitalista, estaba sobre la palestra una nueva estructura económica del sistema capitalista mundial y la RPDC había pasado a ser una potencia nuclear y cuarta potencia militar del mundo.

El vuelco más claro de todo esto se vio el 3 de septiembre del 2017: ese día la RPDC demostró al mundo que era capaz de transportar una bomba H (la mayor ojiva nuclear de la tecnología moderna) en un misil balístico intercontinental. Desde ese día las decadentes burguesías financieras están conmocionadas. En la 72 Asamblea General de la ONU el presidente estadounidense, Donald Trump, ya no se aguantó, y fuera de sí, amenazó a todo el mundo. Una situación desesperante.

Pero expliquémonos esto con más calma:

I.- EL FRACASO DE LA GEOESTRATEGIA DEL DOMINIO IMPERIALISTA Y LAS CANALLADAS DE LA VIEJA BURGUESIA FINANCIERA ESTADOUNIDENSE.

En la segunda fase (empiezo con esta fase) de la coyuntura histórica, iniciada en 2008 que como sabemos corre del 3 de septiembre del 2013 hasta finales del 2016, se hace visible el hundimiento económico y el descalabro militar de los Estados Unidos. Los estrategas militares estadounidenses, entre ellos Henry Kissinger y Zbigniew Brzezinski (ahora ya fallecido), fueron incapaces de admitir sus desaciertos. Lo sucedido en Ucrania es una muestra de esto. Allí Rusia sin mucho esfuerzo reunificó Crimea. Lo hizo solo mostrando algunos equipos estratégicos en los lugares más visibles para los satélites espías de Estados Unidos. La “formidable maquinaria de guerra”, para algunos aun la primera potencia militar del mundo, no fue capaz de enfrentarlo. Esto ocurrió el 5 de marzo del 2014 en Crimea y Sebastopol. Fue un desastre completo para los Estados Unidos.

Consecuentemente el actual descalabro militar de los Estados Unidos tuvo antecedentes muy importantes que no fueron si no grandes derrotas militares: primero, el 3 de septiembre del 2013 en Siria. Y segundo, como hemos dicho más arriba, el 5 de marzo del 2014 en Crimea y Sebastopol. (Este de Ucrania).

La agudización de este conflicto inter-imperialista condujo a finales del 2015 en el conflicto sirio al límite máximo en el uso del armamento convencional. Entonces se había llegado a un terrible empantanamiento. Era la guerra nuclear o la colusión.

Luego a finales del 2016 (septiembre y octubre de 2016) se inició la tercera fase de esta coyuntura histórica que como sabemos se extiende hasta la actualidad. La agitación sobre el planeta seguía en proceso. Se dice que es la fase decisiva. El descalabro militar estadounidense estaba cada vez muy claro. No olvidemos que la gran crisis económica ya estaba bordeando su décimo año. El sistema capitalista estaba agotado y entrampado. La consolidación de la ascensión capitalista de China era cada vez más notoria. También el hundimiento económico de los Estados Unidos

El inicio de esta tercera fase lo rastreo entre septiembre y octubre de 2016. Aquello ocurre cuando el uso del armamento convencional en el conflicto sirio llega a su límite máximo, aunque, como hemos dicho más arriba, luego con el uso de misiles balísticos, por ejemplo en Yemen, han aclarado aún más este asunto. Aquello, como se sabe, puso entre la espada y la pared a las principales potencias militares de la actualidad. El asunto era: “La guerra nuclear o la colusión”. Esto fue resuelto entre septiembre y octubre de 2016 cuando se concretó la gran colusión. Es muy probable que los términos de aquel acuerdo hubieran girado en torno a Siria, el Donbass, el Mar Meridional de China, pero sobre todo, en torno a la RPDC. El acuerdo principalmente fue en el nivel geopolítico. El asunto era  arrasar la RPDC. Ahora esto, tras las sanciones por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU contra la RPDC el 5 de agosto del 2017 y el 11 de septiembre del 2017, ya es muy claro.

Previamente la asimilación de la ofensiva militar contra la RPDC en los círculos de poder de los Estados Unidos ya estaba muy clara. Pero esperaron hasta el recambio de su régimen, es decir, la llegada de Donald Trump. Lo que vino después fue un enconamiento militar nunca visto contra la RPDC. Hasta allí (península coreana) los estadounidenses llevaron un buen número de armamento convencional y estratégicos.

Pero el resultado no fue como deseaban los que querían arrasar la RPDC. El 3 de septiembre del 2017 este país (RPDC) mostro al mundo que era capaz de transportar en sus misiles intercontinentales (ICBM) armamento nuclear de hidrogeno. Y es más, la prueba misilistica había pasado por encima de cientos de kilómetros del espacio aéreo japonés que se conoce como la “Línea de Karman”. El golpe fue muy duro. La llamada “comunidad internacional” (países imperialistas y sus títeres) estaba estupefacta. El pánico era evidente.

Pero la vieja burguesía financiera estadounidense, que estaba enloquecida, arremetió ferozmente. Desató graves provocaciones. Envío nuevos aviones de combate cerca de las fronteras de la RPDC cargados con ojivas nucleares.  Esto llegó a su climax máximo el 19 de septiembre del 2017 cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, en su discurso ante la 72.ª sesión de la Asamblea General de la ONU que justamente se iniciaba aquel día (19 de septiembre del 2017), se comportó como si fuera un Dios, atacando a la RPDC, Irán, Rusia, Venezuela, Siria, etc.

Veamos:

“Si EEUU se ve forzado a defenderse y defender a sus aliados, no tendremos otra opción más que destruir totalmente a Corea del Norte”, dijo el mandatario en su discurso ante la 72 Asamblea General de la ONU (Organización de las Naciones Unidas). Subrayó que Corea del Norte representa una amenaza global si continúa desarrollando sus programas nucleares y de misiles balísticos, dijo este martes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su discurso ante la 72 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). “Actualmente, el imprudente desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos de parte de Corea del Norte amenaza todo el mundo con una inimaginable pérdida de vidas humanas”, dijo Trump. Corea del Norte debe darse cuenta de que la desnuclearización es el único camino posible de cara al futuro, dijo Donald Trump (1).

Ahora tras la intervención del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, que en una conferencia de prensa en Nueva York, el 21 de septiembre de 2017, anunció sanciones arbitrarias por parte del gobierno estadounidense, entre ellas, la prohibición de visitar este país (Estados Unidos) por 180 días a barcos y aviones que hayan estado previamente en la RPDC, el asunto se hizo muy claro.

Veamos:

“El secretario del Tesoro de EE.UU., Steven Mnuchin, ha anunciado este jueves que las nuevas sanciones económicas contra Corea del Norte por parte del Gobierno del presidente Donald Trump incluyen la prohibición de visitar EE.UU. por 180 días a barcos y aviones que hayan estado previamente en dicho país asiático. Además, este veto se aplicará a barcos que hayan comerciado con otros buques que visitaron Corea del Norte en los 180 días previos” (2).

Y para terminar este sub-capitulo no podía faltar las palabras del Delegado Especial de la RPDC para las relaciones culturales con los países extranjeros, Alejandro Cao de Benós, que en una entrevista con Rusia Today (RT) aclara el tema del misil balístico intercontinental que pasó por encima del espacio aéreo japonés.

Veamos sus declaraciones:

“CAO DE BENOS: RT: En Occidente, el misil norcoreano que atravesó el espacio aéreo japonés se percibió como una verdadera provocación de Corea del Norte. ¿Es posible otra lectura? A.C.: Para empezar, ese misil nunca cruzó el espacio aéreo soberano de Japón. El último misil que se lanzó alcanzó los 550 kilómetros de altitud. Considerando que la Estación Espacial Internacional se encuentra a 408 kilómetros de la Tierra, el misil pasó por encima de la estación espacial. Es decir, en el espacio exterior. Según la normativa internacional, como máximo, un país puede reclamar 100 kilómetros de altitud de espacio aéreo, que es lo que se conoce como la ‘línea de Kármán’. Por encima de esa altura, entramos en el espacio exterior, que es de uso común, para todos los países. En ningún caso se violó la soberanía de Japón y, ciertamente, hay más posibilidades de que le caiga en la cabeza un satélite al Primer Ministro japonés Shinzō Abe que de que le caiga este misil, que pasó a cientos de kilómetros por encima de cualquiera de los miles de satélites que hay en órbita”. Así el asunto está muy claro”.

II.- EL CORRELATO DE TODO ESTO ES UN PERIODO DE ASCENCION DE NUEVOS PODERES.

Cierto, tras estos acontecimientos es posible observar un periodo de ascensión de nuevos poderes. Por ejemplo, aun con los apoyos de la Unión Europea ahora ya de mala gana hacia el poder estadounidense, se observa en ella un claro movimiento de rechazo a la política exterior de Estados Unidos de intromisión permanente sobre esta región. El asunto es que los huracanes sobre la gran estructura económica mundial no han cesado, continúan aplastando antiguas estructuras del sistema unipolar. El vacío de poder dejado por la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental empuja a los bloques económicos hacia nuevas objetividades.

En esto fue muy importante las palabras de la canciller alemana,  Ángela Merkel,  a finales de mayo del 2017, en un mitin electoral de su partido celebrado en Múnich tras la cumbre del Grupo de los Siete (G7) en Taormina, Italia.

Veamos:

“Los tiempos en los que podíamos confiar en los demás se han terminado. Eso lo he vivido los últimos días. Por eso digo: nosotros los europeos tenemos que tomar nuestro futuro en nuestras propias manos. Naturalmente que esto se hace manteniendo una relación de amistad con Estados Unidos de América y el Reino Unido y como buenos vecinos, siempre que sea posible, con otros países, incluida Rusia. Pero debemos saber que debemos luchar solos por nuestro futuro, por nuestro destino como europeos”.

También, aun sabiendo el seguidismo y la complicidad abyecta de Japón al poder estadounidense en lo referido al asunto de la RPDC, las palabras del primer ministro de este país, Shinzo Abe, pronunciadas en un discurso el 11 de septiembre del 2017, fueron sorprendentes y algo similares a lo dicho por la canciller alemana, Ángela Merkel, en Munich.

Veamos:

“Nadie nos protegerá (ante amenaza norcoreana) si no tenemos la mentalidad de protegernos a nosotros mismos”, asegura Shinzo Abe, durante un discurso ofrecido este lunes (11 de septiembre del 2017) a los altos cargos de las Fuerzas de Autodefensa (Ejército) de Japón, según recoge la cadena estatal NHK, citada por la agencia india de noticias India Express. En este sentido, el premier japonés insta a incrementar las capacidades nacionales de Defensa para poder contrarrestar a Corea del Norte con sus misiles nucleares y balísticos. “Debemos tomar todas las medidas apropiadas para evitar incidentes como el lanzamiento de un misil norcoreano sobre territorio nipón”, asevera.” (3).

Las contradicciones inter-imperialistas, particularmente ruso-estadounidenses, aún de sus posibles colusiones (octubre-noviembre del 2916) seguían caldeándose. En esto se ubica los fuertes comentarios que hizo el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, contra Estados Unidos, respecto a la presencia de sus fuerzas militares en Siria, indicándole a su homólogo estadounidense, Rex Tillerson, que Estados Unidos era un huésped no invitado en Siria. Aquello ocurrió en una conversación en los entornos de la 72 Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de septiembre del 2017.

Veamos:

“Confirmamos nuestro enfoque de que a pesar de que reconocemos lo real que es la presencia de la coalición estadounidense en Siria, es de verdad un intruso”, dijo al margen del 72º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en Nueva York” (4).

Finalmente fue preocupante la reunión que sostuvieron el canciller chino, Wang Yi, y el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger, el 18 de septiembre del 2017 en los entornos de la 72 Asamblea General de la ONU en Nueva York (Estados Unidos). Al parecer ambos buscaban la continuidad de la colusión. No olvidemos que desde octubre-noviembre del 2016 está vigente la colusión de China, Estados Unidos y Rusia contra la RPDC.

Veamos:

“El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, se reunió aquí el lunes con el exsecretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger para discutir los lazos entre China y EEUU” (5).

III.- LA NUEVA SITUACION MUNDIAL: LA TRASCENDENCIA HISTORICA DE LA RPDC Y LA REINTRODUCCIÓN DEL CONCEPTO DE PAÍSES SOCIALISTAS EN LA POLITICA INTERNACIONAL AL INFLUJO DE LA GRAN ESTRATEGIA DE LOS COMUNISTAS NORCOREANOS.

El análisis de este punto es muy importante. De acuerdo a nuestra acostumbrada didáctica veámoslo en dos partes:

1.- Ante todo es bueno apuntar la tensa situación mundial observada en este mes de septiembre del 2017:

Veamos:

Primero, Suecia, una nación que no es miembro de la OTAN, ha lanzado por espacio de tres semanas en todo el país su mayor ejercicio militar en más de 20 años que va del 11 al 29 de septiembre del 2017 y denominada “La aurora 17”. Los ejercicios se están llevando a cabo en las puertas de Rusia concretamente en la región del Mar Báltico y en la estratégica isla de Gotland, no lejos del enclave ruso Kaliningrado, alrededor de Estocolmo y Gotemburgo. Los ejercicios se efectúan en aire, mar y tierra.

Además hay que puntualizar sobre este ejercicio militar lo siguiente: Participan en ella cerca de 20.000 militares y más de 40 autoridades civiles suecas en todo el país, incluyendo alrededor de 1435 soldados de Estados Unidos, Dinamarca, Noruega, Francia, Estonia, Lituania y Finlandia. Se ve que Finlandia, un Estado no perteneciente a la OTAN, tiene una participación significativamente mayor (270 militares) que otros miembros europeos de la OTAN. Por ejemplo, Francia envió a 120 soldados, Dinamarca, Noruega, Lituania y Estonia entre 40-60 cada uno.

Segundo, Rusia y Bielorrusia también estuvieron en ejercicios militares denominado “Zapad 2017” y realizadas del 14 al 20 de septiembre del 2017. Aquí participaron 12.700 militares de Rusia y Bielorrusia (7200 de Bielorrusia, y 5500 de Rusia), 70 aviones y helicópteros, 680 unidades de vehículos militares, incluyendo 250 tanques, 200 cañones, varios lanzadores de cohetes y morteros, y 10 buques de guerra. En realidad los ejercicios fueron de gran envergadura. Sorprendentes. Ante esto varios Estados miembros de la OTAN situados en Europa oriental, entre ellos Polonia y Lituania, así como Ucrania, expresaron su preocupación.

Tercero, asimismo mientras escribo estas notas Rusia y China están en ejercicios militares navales conjuntos denominado ‘Cooperación naval 2017” del 18 al 26 de septiembre del 2017 y cerca de las aguas de la RPDC. En realidad corresponde a la segunda etapa de estos ejercicios (“Cooperación naval 2017”). La primera etapa se celebró en julio del 2017 en el otro extremo de Rusia, en el mar Báltico. De acuerdo con la agencia oficial china de noticias Xinhua, los ejercicios conjuntos se llevan a cabo entre el golfo de Pedro el Grande, a las afueras del puerto ruso Vladivostok (en el extremo oriental ruso y cerca de la frontera con Corea del Norte) y la parte sur del mar Ojotsk, al norte de Japón. (6).

Cuarto, finalmente del 21 al 29 de septiembre del 2017 está en despliegue ejercicios militares Polonia-OTAN denominado “Dragon-17”, en Zegrze, en el norte de Polonia, cerca de Varsovia (capital polaca) y en las puertas de Rusia. Se informó que participan 17.000 soldados y 3500 unidades de equipos.

Veamos:

“Se trata de la primera vez que a estas maniobras bianuales asiste una unidad polaca, las Fuerzas de Defensa Territorial, que entrena a voluntarios civiles para respaldar la labor del Ejército. El viceministro polaco de Defensa, Michal Dworczyk, dijo a Radio Polonia que los ejercicios estaban destinados a probar la cooperación entre el Ejército polaco y las fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), desplegadas en el país europeo para enfrentarse a una eventual ‘amenaza rusa’. Las maniobras ‘Dragon-17’ comenzaron la misma jornada que Rusia y Bielorrusia concluyeron ‘Zapad 2017’, unos ejercicios militares conjuntos que se realizaron con el objetivo de poner en práctica el poder defensivo de las Fuerzas Armadas de ambos países ante posibles amenazas terroristas” (7).

2.- Y en medio de esta situación es necesario ubicar en su verdadera dimensión lo ocurrido el 3 de septiembre del 2017: Prueba exitosa de un explosivo nuclear de hidrogeno con capacidad de ser instalado en un misil balístico intercontinental (ICBM):

Fue un acontecimiento fenomenal difícilmente comparable a cualquier otro hecho de trascendencia ocurrido después del año 2008. Recalco, es uno de los hechos más importantes que se baten desde aquel año.

Ahora tras los años transcurridos después del año 2010 en que se produce la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense sobre la base de la bancarrota de la economía de este país y la ascensión económica capitalista de China, que luego llevaron a la paridad estratégica y a la instalación del sistema multipolar en el sistema internacional, estos hechos prácticamente devienen en los antecedentes de este fenomenal acontecimiento.

En efecto, de acuerdo al análisis internacional que hasta aquí hemos venido realizando, la perdida de la hegemonía mundial estadounidense estaba apuntado como un hecho que se había producido en 2010. Como se recordará esto estuvo sustentado en la ofensiva al que estaban pasando Rusia y China en aquel año. Una situación que luego fue confirmada en su verdadera dimensión en 2011.

Sin embargo estos hechos hasta ahora no estaban muy claros. Las confabulaciones y las colusiones de Rusia y China con Estados Unidos impedían su total claridad. Lo demuestra el retraso de la expulsión de las fuerzas agresoras de Siria y las colusiones que hay en las pretensiones de Estados Unidos por un Kurdistan en esta región bajo su egida. No podemos negar esto.

Por supuesto toda esta situación, los cambios que hasta aquí han venido produciéndose, han tenido sus consecuencias en la nueva realidad mundial. La trama del movimiento ascensional que estaba sobre acumulándose, forzándose y batiéndose incluso desde 1991 tras la implosión de la ex URSS y más aún desde el año 2008 en que se inicia la actual gran crisis económica que ahoga a la economía mundial, cuando las decadentes burguesías especialmente la vieja burguesía financiera estadounidense vanagloriándose de una supuesta muerte de la contradicción capitalismo-socialismo, por el que estuvo bajo cubierta casi como enterrada desde aquellos años sobre todo al influjo de la llamada “Globalización” y el “Fin de la Historia” declarándose incluso “vencedores absolutos del comunismo”, finalmente ha conducido a la trascendencia de este glorioso hecho en la nueva realidad mundial.

Cierto, aquello ha emergido aun con mayor fuerza empujado por los últimos resonantes hechos que se agitan sobre el planeta como la bancarrota económica de los Estados Unidos, la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, la ascensión de la coyuntura histórica a su fase decisiva y la ascensión de la gran RPDC socialista como potencia nuclear y cuarta potencia militar del mundo.

En efecto, la reintroducción del concepto “países socialistas” en las relaciones internacionales al influjo del nuevo posicionamiento geoestratégico de la RPDC en la actual palestra internacional, significa una gran derrota para los países imperialistas. Cambia de raíz toda la situación mundial. Reintroduce el concepto de país socialista en las relaciones internacionales y su trascendencia brilla como en los años cincuenta del siglo pasado.

Esto tal vez nos puede llevar en lo sucesivo a una revisión del concepto “sistema multipolar” a la luz de la teoría marxista que nos anima desde antes y como siempre y los hechos que a partir de aquí se agiten en la palestra internacional.

Pero hay más. Los resultados de este fenomenal hecho también se proyectaran en el ámbito del movimiento antiimperialista mundial. Cuba, Irán, Siria, y Venezuela están presentes, listos para un gran frente mundial antifascista.

Por supuesto todo este vuelco internacional no lo hace un ejército del nivel 23 en el ranking mundial de potencias militares como dicen algunas prensas, sino una potencia militar de primer nivel, en este caso la cuarta potencia militar del mundo como es en la actualidad la RPDC.

Consecuentemente lo sucedido el 3 de septiembre del 2017 ha definido la nueva situación mundial. Primero, ha sellado en forma definitiva la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense. Segundo, ha reintroducido el concepto de país socialista en las relaciones internacionales y elevado a un nivel que corresponde la contradicción capitalismo-socialismo.

Y con esto, las mentes más lúcidas del planeta empiezan a hacer suya este gran acontecimiento (reintroducción del concepto países socialistas en las relaciones internacionales), por supuesto, en contraposición de los fascistas, los anarquistas y los seudo-izquierdistas. No debemos olvidar que el marxismo es ciencia porque precisamente está sustentado en lo mejor de los conocimientos habidos hasta la actualidad.

NOTAS:

1.- “Trump: EEUU está listo y dispuesto a “destruir por completo” a Corea del Norte”. Nota publicada el 19 de septiembre del 2017, en Sputnik: https://mundo.sputniknews.com/politica/201709191072470317-washington-defensa-asia-pyongyang-amenazas/

2.- “EEUU pide al mundo unirse a sus nuevas sanciones contra Norcorea”. Nota publicada el 21 de septiembre del 2017, en: HispanTV.

3.- “Abe advierte: Nadie podrá proteger a Japón ante amenaza norcoreana”. Nota publicada el 11 de septiembre del 2017, en: HispanTV.

4.- “Lavrov: EEUU es un huésped no invitado en Siria”. Nota publicada el 20 de septiembre del 2017, en: Sputnik:

5.- “Canciller chino se reúne con Kissinger sobre relaciones China-EEUU. NUEVA YORK,”. Nota publicada el 19 de septiembre del 2017, en: http://spanish.xinhuanet.com/2017-09/19/c_136621392.htm

6.- “Rusia y China comienzan maniobras navales cerca de Corea del Norte”. Nota publicada el 18 de septiembre del 2017, en: HispanTV.

7.- “Arrancan ejercicios miliares Polonia-OTAN cerca de puertas rusas”. Nota publicada el 21 de septiembre del 2017, en: HispanTV.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here