Después de la liberación de la ciudad de los yihadistas del Estado Islámico, cosas tan simples como el agua potable todavía siguen siendo un lujo.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.