Compartir

PEKÍN(Sputnik) — Un alto cargo militar de Pekín reafirmó que el emplazamiento de la batería antimisiles THAAD en Corea del Sur mina la seguridad estratégica de China y Rusia.

“El despliegue del sistema estadounidense THAAD en la República de Corea socava gravemente los intereses de seguridad estratégicos de China, Rusia y otros países”, declaró el general mayor Zhou Shangping, subdirector de la oficina de Operaciones del Estado Mayor Conjunto de la Comisión Militar Central de China.

El general Zhou, citado el viernes por el Ministerio chino de Defensa, hizo este comentario durante una rueda informativa sobre defensa antimisiles que militares chinos y rusos ofrecieron el 12 de octubre en los márgenes de la Primera Comisión de la Asamblea General de la ONU.

Representantes chinos insistieron en que Seúl y Washington se tomen en serio la preocupación de Pekín y otras partes, se retracten de su su decisión errónea y retiren los equipos correspondientes del territorio surcoreano.

En julio de 2016, Seúl y Washington lograron un acuerdo para desplegar en territorio surcoreano una batería THAAD (por las siglas en inglés de Defensa Terminal de Área a Gran Altura).

El sistema está diseñado para detectar misiles balísticos con radar terrestre e interceptarlos a una altitud de entre 40 y 150 kilómetros.

Cada batería incluye un radar TPY-2 TM, seis lanzadores, 48 misiles interceptores y un punto de mando.

Dos lanzadores ya están operativos en un antiguo campo de golf de Seongju, a unos 300 km al sureste de Seúl.

Tanto Seúl como Washington afirmaron reiteradamente que el THAAD solo pretende contrarrestar la amenaza norcoreana, pero Pekín y Moscú sospechan que en el fondo EEUU busca aumentar su presencia en la zona y monitorear sus defensas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here