Entrada colaboradores

Asesinan a otra líder social colombiana: ya suman 120 activistas en lo que va de año

Noticias populares

De casa al trabajo y del trabajo a casa: el coronavirus hace realidad el sueño capitalista de una población controlada y militarizada

Diego Herchhoren.— El gobierno español va a implantar en los próximos días un toque de queda que, sumado a...

Las vacunas contra el Covid-19: los gobiernos, una vez más, a los pies de las multinacionales farmacéuticas

Desde hace tiempo se está evidenciando la distorsión que el capitalismo introduce en el conocimiento científico y en especial...

La UE amenaza a Rusia con sanciones por el supuesto envenenamiento de Navalny

La Unión Europea "se reserva el derecho de tomar las acciones apropiadas, incluso a través de medidas restrictivas" contra...

Este 13 de noviembre, varios sicarios asesinaron a Luz Jenny Montaño Arboleda en Tumaco (Nariño, Colombia). El crimen tuvo lugar en el mismo distrito donde se produjo la masacre de 15 campesinos a principios de octubre y, días después, mataron al líder social que denunció ese hecho.

Montaño Arboleda, a la que quitaron la vida en su casa, era una dirigente comunal y religiosa que formaba parte de la junta de acción de su sector, así como de las asociaciones Divino Niño y Jesús Nazareno.

El padre Arnulfo Mina, vicario de la diócesis de Tumaco, siente «una impotencia absoluta» porque «las cosas no avanzan y los asesinatos continúan», mientras que varias organizaciones comunitarias y campesinas se movilizaron para pedir el fin de estos crímenes.

Un problema estructural

El Movimiento Comunal de Colombia y la organización Marcha Patriótica consideran que no se trata de un hecho aislado o propio de la zona de Tumaco: solo este año fueron asesinados más de 120 dirigentes sociales y, si se tiene en cuenta 2016, suman 200.

En sus 49 años de historia, las juntas han sido responsables del 40 % de la infraestructura construida en los barrios de de Colombia, según recordó el vocero de la Federación de Acción Comunal de Bogotá, Alejandro Rivera, para quien la acción comunal «ha jugado un papel estratégico en el desarrollo de las comunidades».

Héctor Torres, abogado defensor de los derechos humanos en la región central de ese país sudamericano, considera que «somos objetivo militar, de este Gobierno y de los anteriores», ya que los asesinatos son cometidos por «grupos de ‘justicia privada’ (paramilitares)» o «miembros de la fuerza pública», una situación que plantea dudas «sobre la voluntad política» oficial a la hora de frenar este tipo de delitos.

Fuente: rt

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La complicidad del silencio

El circo surrealista del arresto de Julian Assange es un juicio espectáculo para el periodismo de investigación en todo el mundo. La abierta y posterior...

Socialismo o barbarie, otra vez

Hace unos cuantos años, en Francia surgió un colectivo (inicialmente trotskista) que tras varias escisiones (típicas entre los trotskistas) culminó en una revista llamada...

Le puede interesar: