Compartir

A pesar de la máxima tensión en la península coreana, EE.UU. y Corea del Sur realizarán maniobras aéreas conjuntas a principios del próximo mes.

El simulacro, llamado Vigilant Ace, se realizará del 4 al 8 de diciembre, según ha dicho en la madrugada de este viernes a la agencia de noticias británica Reuters un funcionario del Ministerio de Defensa surcoreano.

Los ejercicios contarán con seis cazas F-22 Raptor Stealth Fighters, la mayor cantidad de este modelo de avión de combate vista alguna vez en un solo ejercicio, ha explicado por su parte la agencia de noticias surcoreana Yonhap.

El Vigilant Ace es un ejercicio bianual destinado a entrenar a las tropas de ambos países con simulacros de guerra. En las ediciones anteriores de este simulacro participaron aproximadamente 16.000 soldados estadounidenses.

Corea del Norte ha denunciado en duros términos esos “juegos de guerra” de Washington, y ha alertado de las catastróficas consecuencias que podrán causar. Hasta ha advertido de la posibilidad del estallido de una guerra nuclear.

Por otra parte, EE.UU. afirma que sus maniobras intentan disuadir los actos de provocación de Pyongyang, incluidas sus pruebas nucleares y de misiles. El Gobierno norcoreano defiende, sin embargo, que los ejercicios militares conjuntos con Seúl son la principal razón de que el país asiático se vea obligado a avanzar en su programa nuclear.

Además, cabe añadir, el Vigilant Ace tendrá lugar en medio de una escalada de tensión entre Pyongyang y sus vecinos regionales, en parte por las continuas pruebas con misiles balísticos realizadas por el Gobierno de Kim Jong-Un y la dura retórica entre sus respectivos líderes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here