Compartir

NUEVA YORK (Sputnik) — La empresa TransCanada reanudará este martes 28 el funcionamiento del oleoducto Keystone, a casi dos semanas de que una ruptura en la cañería provocara el derrame de aproximadamente 5.000 barriles de petróleo en Dakota del Sur, al norte de Estados Unidos, informó la compañía en un comunicado.

“TransCanada operará la tubería a una presión reducida a partir del martes 28 de noviembre de 2017 para garantizar un aumento seguro y gradual en el volumen de petróleo crudo que es transportado a través del sistema”, indicó la firma.

Los planes de “reparación y reinicio” del oleoducto fueron revisados por la agencia de control norteamericana correspondiente “sin objeciones”, dijo la compañía, que ha enfrentado agudas críticas en los últimos años en Estados Unidos por las posibles repercusiones negativas de Keystone en el medio ambiente.

“TransCanada cumplirá con todas las órdenes y requisitos futuros de PHMSA (Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration) como resultado de este incidente para garantizar la integridad de la tubería”, agrega el texto.

PHMSA es una agencia que controla la seguridad en el funcionamiento de oleoductos.

La pérdida ocurrió el pasado 16 de noviembre en la sección ubicada a 56 kilómetros al sur de la estación de bombeo Ludden, en el condado de Marshall, al noroeste de Dakota del Sur.

El 20 de noviembre, TransCanada logró que la Comisión de Servicios Públicos de Nebraska aprobara el paso por el estado del oleoducto Keystone XL, un proyecto avalado por el presidente estadounidense Donald Trump y resistido por organizaciones ambientalistas.

Sin embargo, el paso de la tubería fue autorizado por una ruta alternativa, que desplaza la línea hacia el este del estado para evitar las zonas de impacto ecológico sensible, y no por la ruta principal propuesta.

La compañía presentó una moción ante la comisión el 24 de noviembre para que la ruta alternativa decidida sea revisada, según dio a conocer CBC News Canada.

Keystone XL fue frenado en 2015 por el expresidente estadounidense Barack Obama (2009-2017), citando preocupaciones en torno al impacto ecológico, e impulsado luego por Trump este año como un impulso a la economía y a la generación de empleo.

La tubería tiene una extensión prevista de 4.200 kilómetros desde Alberta, centro de Canadá, hasta Texas, sur de Estados Unidos, e implica una inversión total de 8.000 millones de dólares.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here